últimos artículos existen 131 nuevos artículos

¿POR QUÉ IMPLANTAN LOS EMBRIONES? 0

May28

Junio es el mes de la fertilidad y entonces óvulos, espermatozoides y embriones son protagonistas. El test marca dos rayitas y sí, hay embarazo. Pero ¿cómo es que un embrión, luego de todo el proceso previo que debe darse para lograr la fecundación, se implanta en el útero materno y se dispone a crecer? Durante la fecundación, parte del ADN paterno pasa a formar parte del embrión y, esa porción debería generar en el cuerpo materno un rechazo y un ataque del sistema inmunológico para lograr su expulsión. Sin embargo, la sabiduría del organismo lleva a que en la mayoría de los casos, el sistema inmune funcione adecuadamente y esto no suceda, permitiendo el nacimiento del bebé.

Para lograr el embarazo y que llegue a término es necesario tener un embrión viable, un endometrio receptivo y una mujer capaz de llevar adelante el embarazo. Muchas veces, quizás en más de la mitad de los casos, cuanta más edad tenga la mujer, la responsabilidad de la no implantación, o de no llegar a término, es debida al embrión. Esto es comprobable en el laboratorio: cuando se realiza una Fertilización in Vitro puede verse que a los 35 años el 50% de los embriones obtenidos son malformados, a los 38 años, el 65% y a los 40 años el 80% lo son, y sin embargo nacen muy pocos bebés malformados, porque la naturaleza los detiene, en general, antes del 5º día de desarrollo, otros continúan un poco más y se detienen durante el embarazo, mayormente antes del tercer mes.
Pero la implantación del embrión en el endometrio (revestimiento interior del útero) es un momento clave y es la culminación de pasos previos que tienen que darse a la perfección para que esto ocurra y en ella, intervienen la mente, el cerebro, el sistema nervioso, el sistema inmunológico, el hematológico y el endocrinológico. Algo conocido como psico-neuro-inmuno-endocrinología, a la que con justo motivo habría que agregar el sistema hematológico y podríamos llamar: psiconeuroinmunohematoendocrinología. Todos estos sistemas forman una red que interactúa por mecanismos de retroalimentación positivos y negativos, haciendo que la falla en cualquier nivel pueda llegar a afectar a la implantación, o quizás deteniendo un embarazo más adelante o predisponiendo a la aparición de distintas patologías durante el embarazo (hipertensión, preclampsia, retardo de crecimiento o hasta la muerte intrauterina del feto).

El proceso de implantación

La implantación no es un fenómeno pasivo, en el que el embrión se incrusta en el endometrio sino que es producto de un diálogo que se produce por medio de sustancias y receptores.
El endometrio cambia día a día en el ciclo, al ritmo del cambio en el nivel de las hormonas. La primera fase llamada folicular (hasta el momento de la ovulación) se caracteriza por el desarrollo y crecimiento del folículo -en cuyo interior va a ir progresando el óvulo- que producirá dosis crecientes de estrógenos, que entre otras cosas ejercerá su efecto sobre el endometrio. El desarrollo folicular se produce gracias al resultado que ejerce sobre le folículo otra hormona, la FSH (foliculoestimulante) segregada por la hipófisis. Cuando el folículo llega a su tamaño preovulatorio (17mm), la LH (hormona luteinizante) también segregada por la hipófisis, produce la maduración final del óvulo y se desencadena la ovulación (salida del óvulo del folículo). Luego, el folículo se transforma en el cuerpo amarillo y empieza a segregar la otra gran hormona femenina llamada progesterona. Del nivel adecuado de los estrógenos y progesterona y de la relación adecuada entre ambas hormonas es que el embrión depende para implantar en el periodo denominado “ventana de implantación”, del día 5 al 8 post ovulación. Podrá hacerlo porque el endometrio está preparado para recibirlo, siempre y cuando todo este funcionando como corresponde.

Si el nivel de estas hormonas es el adecuado, van a actuar haciendo que en el endometrio actúe una población de células blancas, las principales se denominan “natural killers”- asesinas naturales- que deben estar en una determinada cantidad y proporción adecuada para que el organismo no identifique a ese embrión como un cuerpo extraño y lo rechace. Estas células segregarán unas sustancias denominadas citoquinas, que deben estar en cantidad y proporciones adecuadas para favorecer la implantación. Es importante tener en cuenta que el embrión esta constituido también por lo que aportó el espermatozoide y por lo tanto el cuerpo de la mujer, como lo hace con todo lo ajeno, lo rechazaría, pero estas células salen al rescate y generan un equilibrio que lo impide. El embrión no es rechazado justamente por este mecanismo inmunológico de tolerancia a nivel del endometrio que fue preparado por el nivel adecuado de hormonas haciendo que este se instale un ambiente inmunológico adecuado. Es decir el normal funcionamiento inmunológico depende del normal funcionamiento endocrinológico. Hasta allí, hormonas y células complotan para darle lugar a ese embrión en el endometrio a que crezca. Si la fecundación no tiene lugar y el endometrio preparado no recibe ningún embrión sobrevendrá la menstruación y comenzará un nuevo ciclo, y así todos los meses.

La armonía entre todos los sistemas del organismo tiene que ser el adecuado porque cuando alguno esta alterado, por sí solo, o actúan inadecuadamente sobre los demás, puede afectar a la normal implantación. El stress, los pensamientos negativos, las creencias, pueden actuar y afectar el normal funcionamiento del cuerpo, y de allí la importancia de trabajar sobre la mente para revertir situaciones y lograr que el cuerpo –y todos sus sistemas interrelacionados- funcione como debería.

Ahora, ¿por qué debería incluirse lo hematológico? La sangre circula líquida debido al equilibrio entre los factores procoagulantes (que la espesan) y los factores anticoagulantes (que la hacen más fluida). Si predominan los factores procoagulantes la sangre –que lleva los nutrientes- sería “más espesa” y vería dificultada su circulación por los vasos sanguíneos sumamente delgados que genera el embrión en su invasión en el endometrio, afectando su nutrición y por lo tanto, la normal implantación. Esto es lo que ocurre cuando la mujer presenta alguna de las trombofilias, que pueden afectar la implantación, ser causal de abortos en el primer trimestre o de patologías en el embarazo más avanzado. De allí que las trombofilias deben ser descartadas cuando existan sospechas de problemas en la implantación o abortos previos o antecedentes de patologías cardiovasculares o patologías del embarazo en la familia.
La mujer puede presentar una alteración inmunológica sistémica (a nivel general), que no se refleje en el endometrio y no afectará la implantación, o que se refleje y por ende, afectarla. Pero puede haber una alteración local en el endometrio y no sistémica, y afectar a la implantación. Es por eso que el estudio inmunológico, según el caso, debe realizarse a nivel general y también local. Puede ocurrir también que la mujer presente alguna trombofilia y no afecte la implantación o embarazo, pero de detectarse, debe medicarse en forma preventiva, fundamentalmente con Heparina de bajo peso molecular. Hoy en día disponemos de herramientas –medicación- para actuar según la alteración detectada.

El diagnóstico correcto es la base de un buen tratamiento, más aún cuando disponemos de diferentes tratamientos, según el caso. El trabajo interdisciplinario con un enfoque holístico (integrador) dará las mayores posibilidades de lograr un embrión que implante y continúe desarrollándose en el marco de un embarazo normal.

¿Qué pasa cuando el diagnóstico por infertilidad es: ENDOMETRIOSIS? 0

May22

Es importante saber cuál es la relación de la endometriosis con la infertilidad: el 40% de las mujeres con dificultades para lograr el embarazo y del 8% al 10% de las mujeres en edad reproductiva padecen de endometriosis.

En muchos casos no es relevante saber si la mujer padece o no de endometriosis cuando se encara un tratamiento de infertilidad. Hay mujeres que tienen endometriosis y pueden lograr el embarazo incluso desconociendo que la poseen, existe otro grupo que no logrará el embarazo por otros motivos y finalmente, un grupo no logrará la gestación a causa de esta dolencia.

Se denomina endometriosis al tejido endometrial ubicado por fuera de la cavidad uterina: en la cavidad peritoneal, en la pelvis o puede ser a distancia también- cosa menos frecuente- y puede presentarse en forma de quistes en los ovarios cuyas imágenes ecográficas son características y posibilita realizar el diagnóstico por ecografía.

La relación con la infertilidad

El grado de la enfermedad determina en gran medida los mecanismos de la infertilidad relacionados a la presencia de endometriosis. Algunos estudios apuntan que la presencia leve -grado I o II- provoca un proceso inflamatorio que dificulta el buen funcionamiento ovárico, tubárico, peritoneal y endometrial generando que la génesis folicular el proceso de maduración de un óvulo-, la fertilización y la implantación sean defectuosas. En casos de búsqueda de embarazo; la permeabilidad de las trompas, la cantidad de espermatozoides aceptable y que la paciente esté calificada para el tratamiento permite realizar una inseminación intrauterina que puede resultar en embarazo.

Otros estudios sostienen que existe una relación entre endometriosis moderada y severa y la infertilidad. Así, establecen que las adherencias provocadas por una endometriosis de mayor grado evitan la liberación del ovocito, bloqueando el ingreso de los espermatozoides en la cavidad peritoneal o inhibiendo la llegada a las trompas de Falopio.

En casos de endometriosis quística de ovarios, no siempre es recomendable realizar una cirugía para extirparlos. La intervención es relevante en estos casos y la conveniencia o no de realizarla es tema de evaluación médica, porque es posible que una mujer logre el embarazo aún con la presencia de los quistes o, en caso de realizar una fertilización in Vitro, no es imprescindible extirparlo previamente. Por otra parte, no hay que perder de vista que cada cirugía de un quiste inevitablemente implica extirpar también tejido sano, afectando así la vascularización del ovario, y, en el caso de recidiva (nueva aparición), cada nuevo procedimiento reduciría la masa ovárica, que en definitiva es la contiene los óvulos (a menor masa ovárica, menor cantidad de óvulos).

Hace unos años, al comenzar un tratamiento de fertilidad solía realizarse una laparoscopía para determinar la presencia o el grado de endometriosis de una paciente. Actualmente, si se lleva adelante una laparoscopía y se halla endometriosis, es considerado un elemento a tener en cuenta pero no puede establecerse que esa fuera la razón que impedía el logro del embarazo. Cada caso deberá ser evaluado individualmente, considerando las características propias, los deseos de embarazo de esa mujer, el grado y el tipo de endometriosis. De allí que los tratamientos posibles son absolutamente particulares y pueden presentar más de una opción para esa paciente.

Embarazo a los 40: El riesgo de las enfermedades genéticas 1

May15

En este momento los embarazos de las mujeres de más de 40, muchos de ellos son con óvulos donados. Hecho que en el corto o mediano plazo muchos de ellos serán con óvulos propios que fueron previamente criopreservados en edades más tempranas. Hoy fomentamos la criopreservación de óvulos en mujeres jóvenes, muchas de ellas buscarán embarazo a edades mas avanzadas.
Con la postergación de la maternidad y los avances en técnicas de reproducción asistida cada vez es más factible ser mamá a los cuarenta y pico. Qué hay que saber sobre estos embarazos, cuidados y riesgos.

La búsqueda del embarazo se ha ido retrasando en el tiempo y en el mundo actual hay mujeres que, por distintos motivos, sobre todo laborales, desean embarazarse después de los 40 años y otras mujeres que, sin buscarlo, quedan embarazadas a esa edad. En general, estas últimas ya tienen otros hijos y, creyendo que ya no iba a sucederles, dejan de tomar los recaudos como lo venían haciendo.
Según el Dr. Sergio Pasqualini, director de Halitus Instituto Médico, “cuando una mujer de 40 años consulta a los médicos para quedar embarazada, se realizan estudios fundamentalmente tendientes a evaluar la reserva ovárica desde el punto de vista reproductivo así como otros parámetros. A partir de estos estudios se detecta si es factible seguir adelante con el tratamiento que corresponda y saber así a corto plazo si es posible que esa mujer logre embarazarse después de los 40 años”. Por otra parte, en aquellos casos en que se recurrirá a técnicas de reproducción asistida de alta complejidad, si la mujer presenta una reserva ovárica adecuada, es posible llevar adelante el Diagnósitco Genético Preimplantatorio. Este estudio permite el análisis genético del embrión incluso antes de que éste sea transferido al útero materno para prevenir la implantación de embriones que tienen alguna anomalía cromosómica.

Ahora bien, la mujer de más de 40 años puede presentar dos situaciones distintas: que consulte a los médicos ya embarazada o que la consulta se realice porque desea quedar embarazada, ya sea con o sin pareja. En el caso de aquella que busca embarazo, los médicos deben, antes de encarar la búsqueda, evaluar el estado clínico y psicológico de la mujer para saber si se encuentra en condiciones de sobrellevar el embarazo y para, dada la edad de los padres, estimar qué será del niño por nacer en caso de lograr el embarazo. En este caso, la evaluación física y psicológica se torna central. Además, los médicos deben estudiar a la potencial embarazada desde lo físico, ya que el embarazo implica una sobrecarga para el cuerpo y, después de los 40, conlleva mayores posibilidades de complicaciones como la hipertensión o la diabetes. Las investigaciones científicas revelan que es dos veces más probable que una mujer de más de 35 años desarrolle alta presión arterial y diabetes que una mujer de entre 20 y 30 años.

Pero además, en cualquier caso, a los 40 años, existe el doble o el triple de probabilidades de que el bebé presente enfermedades genéticas o congénitas que en mujeres de entre 20 a 30 años. Si la mujer logra el embarazo con óvulos criopreservados los riesgos de enfermedades genéticas u otros problemas van a ser los riesgos que se presentan a la edad en que se criopreservaron y no los de los 45 años por ejemplo, es decir, la criopreservación permite disminuir los riesgos de enfermedades genéticas y de otra índole relacionados con el paso del tiempo y la edad, y fundamentalmente brinda la posibilidad de intentar lograr el embarazo a edades en las que el funcionamiento ovárico decae. Llegado el momento de buscar un embarazo, si la mujer tuviese óvulos criopreservados y mantuviese su fertilidad, podría intentarse lograr el embarazo en forma natural, o hasta inclusive con óvulos propios con tratamiento y conservar los óvulos criopreservados para una futura búsqueda y, de tener los hijos deseados y aún tener óvulos criopreservados cabe la posibilidad de descartarlos- no son embriones sino óvulos- o de donarlos.
Existen muchos tipos de anormalidades cromosomáticas, el Síndrome de Down representa casi la mitad de ellas. Aunque cerca del 75% de los bebés con este síndrome nacen de mujeres menores de 35 años, las probabilidades de que el bebé lo padezca aumentan conforme aumenta la edad de la madre. Es así que a los 25 años existe una probabilidad entre 1250, a los 30 hay una probabilidad entre 952, a los 35 años una probabilidad entre 378, a los 40, existe una probabilidad entre 106 y a los 45 años una probabilidad entre 30. Es por esta mayor frecuencia de anomalías genéticas y congénitas que se asesora sobre la conveniencia de realizar estudios para confirmar la normalidad de ese bebé. Este Screening se lleva delante de dos formas, ya sea por medio de estudios ecográficos y marcadores bioquímicos en sangre, o a partir del estudio del ADN fetal en sangre materna.
Hoy en día cada vez se recurre más a pruebas no invasivas. El estudio en sangre materna consiste en una simple extracción de sangre a la madre a partir de la semana 10 de gestación para estudiar el ADN de las células fetales presentes en sangre materna. Como todas las células humanas son diploides, tienen 23 pares de cromosomas, el exceso de alguno de ellos indicaría una anomalía. Este test tiene una sensibilidad del 99%.

En cuanto a estudios ecográficos, a partir del primer trimestre del embarazo es posible detectar algunas malformaciones fetales y evaluarlas en el llamado “screening del primer trimestre”. Para que el estudio posea una óptima sensibilidad, deben evaluarse cuatro marcadores ecográficos: la translucencia nucal –que estudia un pliegue en la nuca del bebé cuyo espesor podría marcar una anomalía cromosómica-, el hueso nasal –aquellos bebés con Síndrome de Down tienen ausencia de este hueso-, el ductus venoso y la válvula tricúspide. Si se combinan estos 4 parámetros con el laboratorio y los antecedentes maternos, se obtiene una sensibilidad del 95%.
Los estudios invasivos suelen llevarse adelante generalmente como reconfirmación de algún otro estudio que no haya dado bien. Alrededor del 95% de las mujeres que se someten a la amniocentesis o a la muestra de villus coriónico reciben la buena noticia de que su bebé no tiene estos trastornos cromosómicos.

“El estudio y tratamiento para intentar lograr el embarazo debe ser lo más rápido posible dado que luego de los 40 años el declinar del funcionamiento ovárico puede ocurrir en cualquier momento y hasta en forma sorpresiva. Si las evaluaciones hormonales están dentro de valores normales se intentará de distintas maneras obtener algún óvulo viable (fundamentalmente modificando las estrategias del manejo del ovario según el caso). El obtener algún óvulo viable es la limitante más frecuente para poder lograr el embarazo y muchas veces es necesario recurrir a la donación de óvulos”, sostiene Pasqualini.

Para reducir los riesgos, entonces, la mujer debe realizarse los controles prenatales, seguir una dieta alta en ácido fólico y muy nutritiva, evitar las bebidas alcohólicas y el tabaco y no consumir ningún medicamento sin receta expresa de su médico. Y es recomendable que se realice el monitoreo cardíaco fetal, ecografía con Doppler y análisis genéticos de distinta índole para asegurarse el buen desarrollo de su embarazo.

Día del celíaco: también tiene efectos sobre la fertilidad 0

May4

El 5 de mayo es el Día del celíaco. La enfermedad celíaca es una intolerancia al gluten que produce, en individuos predispuestos genéticamente, una lesión grave en la mucosa del intestino delgado, provocando una atrofia de las vellosidades intestinales, lo que determina una inadecuada absorción de los nutrientes de los alimentos (proteínas, grasas, hidratos de carbono, minerales y vitaminas). También tiene efectos sobre la fertilidad.

En nuestro país, se calcula que hay 1 celíaco cada 150 personas y que por cada 1 celíaco diagnosticado hay 9 sin diagnosticar aún. Para realizar el diagnóstico de esta enfermedad se requiere una biopsia intestinal. La persona celíaca puede presentar alguno de los siguientes síntomas:
• Diarrea crónica
• Distensión abdominal
• Falta de progresión en el peso
• Desnutrición por mal absorción de grasas, azúcares, proteínas, aminoácidos, minerales, hierro y vitaminas liposolubles.

El único tratamiento existente al día de hoy consiste en el seguimiento de una dieta estricta sin gluten de por vida que conlleva la recuperación y normalización tanto clínica como funcional. La celiaquía puede incidir en la fertilidad de una mujer porque la mala absorción de vitaminas y minerales que genera puede suprimir la acción de las hormonas que estimulan la ovulación. Pero fundamentalmente, una mujer celíaca deberá enfrentar el problema del bajo peso relacionado a esa mala absorción. Siempre es importante trabajar en conjunto con el médico que las controla y el nutricionista, dado que lo principal es garantizar el seguimiento de una dieta acorde y balanceada, libre de gluten, teniendo en cuenta que esta afección puede, en algunas ocasiones, agravarse durante el embarazo o en el postparto. Incluso, a veces, la mujer embarazada puede no darse cuenta que es celíaca y es importante realizar el chequeo ante el mínimo síntoma porque el déficit alimentario que esta afección genera puede traer consecuencias en el desarrollo fetal.

Demos a la Reproducción Asistida el lugar que se merece 0

Abr24

La reproducción humana asistida vuelve a ocupar el centro de la escena. En los últimos tiempos hemos escuchado casos a nivel mundial en los que esperan mellizos de dos mamás y dos papás, una mujer de 65 años que espera cuatrillizos y ahora la supuesta hija de Lady Di que habría nacido de un embrión de Diana y el Príncipe Carlos implantado por uno de los médicos involucrados en el tratamiento de reproducción asistida en el útero de su esposa. Distintas noticias ubican el debate en temas de fertilización asistida.

En este contexto, me parece importante reubicar a las técnicas de reproducción asistida en el lugar que se merecen. Este tipo de casos no son la regla y no deberían serlo. Creo relevante destacar que los que nos dedicamos con pasión a la reproducción asistida –o al menos muchos de ellos- creemos fervientemente en su buen uso como avance de la ciencia que le permite a millones de parejas alrededor del mundo a cumplir el sueño de ser padres. Los médicos somos gente de ciencia, que investiga y que debemos hacer un uso ético de estos avances, que son para ayudar, la ciencia debe estar al servicio de la comunidad y los médicos no deberíamos perder de vista el objetivo primordial de estas técnicas: que las parejas puedan tener hijos. El debate se centra entonces en definir hasta qué punto es posible controlar el desarrollo de las técnicas reproductivas sin afectar las posibilidades y los derechos de todas aquellas parejas que desean tener hijos y padecen de infertilidad. Y es allí donde juristas y legisladores tienen frente a sí un enorme desafío: los médicos –y la gente- necesitamos leyes que regulen las prácticas sin coartar posibilidades, que reglamenten la forma de trabajar dándonos el respaldo necesario y manteniendo intactas las chances de lograr un embarazo. Pero que el árbol no tape el bosque: las técnicas de reproducción asistida han venido para quedarse y tienen un rol fundamental en la sociedad actual, el mismo fin por el que fueron creadas: lograr que el 15% de la población mundial que padece de infertilidad pueda cumplir su sueño de formar una familia.

UN HIJO, UN SUEÑO….UN SUEÑO, UN PAÍS 2

Abr23

Hace un tiempo junto a Marisa Brel escribí un libro titulado UN HIJO, UN SUEÑO… donde se narra la lucha llevada adelante por varias parejas que enfrentaron la infertilidad por el sueño de tener un hijo.

En lo personal, como a casi todos, de chico me imaginaba que llegado el momento del deseo de un hijo, o hasta quizás antes, ese hijo iba a llegar. Sin embargo, la vida me enseñó que en algunos casos ese hijo no llega, como le pasa a un 15% de las parejas en edad reproductiva…Y como ese, hay otros sueños que uno desea que se transformen en realidad…Uno de ellos, con el que sueño repetidamente es el de UN PAÍS, MI PAÍS… que se asemeje a ese mundo que llama a imaginar John Lennon en su canción IMAGINE quizás una de las mejores canciones de todos los tiempos:

“Imagina que no hay paraíso, es fácil si lo intentas. Ningún infierno debajo de nosotros, arriba de nosotros, solamente cielo. Imagina a toda la gente viviendo al día…Imagina que no hay países, no es difícil hacerlo, nada por lo que matar o morir, ni religiones tampoco. Imagina a toda la gente viviendo la vida en paz. Imagina que no hay posesiones, me pregunto si puedes; ninguna necesidad de codicia o hambre, una hermandad del hombre. Imagina a toda la gente compartiendo todo el mundo…Tu puedes decir que soy un soñador pero no soy el único, espero que algún día te nos unas y el mundo vivirá como uno solo”.

¿Y cuál es el país que sueño? Podría decir: “¡Más normal!” Pero, ¿y que es más normal, el que se parece a la mayoría?. No. Quiero un país diferente, no quiero uno igual al de nadie, quiero más. No hay ningún país perfecto, quiero sacar las cosas buenas de los países que sean, eliminar las cosas malas y hacer algo único, algo que se refleje luego en el ranking de los mejores países, en todas las áreas: de salud, de justicia, de educación, de justicia social, etc.
Un país donde la democracia sea real y no una pantalla, donde los tres poderes del Estado funcionen como corresponde, donde la transparencia y las auditorías sean la base para evitar y luchar contra la corrupción, origen de todos los males. En la era de Internet, esto es mas fácil que cuando no la había, porque ahí se podría reflejar todas las licitaciones, transacciones, todo lo que al ser de publico conocimiento se va a poder auditar por quien desee y corresponda. . Es solo la decisión política de querer hacerlo.
La naturaleza humana es una realidad que no podemos cambiar, en ocasiones es ella la misma que hace que cuando alguien llega al poder cambie, de ahí la importancia de la alternancia. Un país mejor, es aquel que cumple las normas que regulan a la comunidad, las normas, ayudarán a crear proyectos y formar gente para que esas iniciativas sobrevivan a sus creadores, que crezcan convirtiéndose en algo más grande. En toda empresa es necesario pensar en quien se apuesta para la sucesión, y será la gente con su voto, en el caso de un país, la que elija o no esa continuidad.
Pero… de qué lado estamos, con qué ideología nos sentimos más a gusto. Creo que tildar una ideología de derecha o de izquierda a estas alturas es una antigüedad. No existe. Algunos pretenden, y hasta ganan elecciones, presentándose con una ideología “de izquierda” y luego, durante su mandato, en ocasiones terminan haciendo cosas tildadas “de derecha”. Como dicen algunos: “Se ganan las elecciones por la izquierda y se gobierna por la derecha”. Ni que hablar del populismo, como escuché decir en una entrevista al ex Presidente de Perú Alan García, quien por experiencia y vivencia propia tenía autoridad para decirlo: “Con el populismo se ganan elecciones, como le ocurrió en su primer mandato y así termino, pero después te tenés que hacer cargo, en mi último mandato hice lo que tenía que hacer, que se reflejó en más de 150.000 obras y cuando llegó el momento de las elecciones, perdí y Perú siguió creciendo. Con el populismo se engaña a los pobres, el populismo necesita de los pobres, para que los voten, necesitan del clientelismo, y nunca salen de la pobreza, y la pérdida de la cultura del trabajo es uno de los flagelos que va a costar mucho revertir”.
Cuando a alguien se lo tilda de derecha, ¿eso qué quiere decir?…¿A quién se le va a ocurrir a estas alturas, con el camino andado, con el sentido común que debe tener cualquier gobernante, sacar la asignación universal por hijo, ir contra los derechos de los trabajadores o eliminar las paritarias? Son todos derechos adquiridos, que seguramente requieran de mayor trasparencia, auditoría, mejoría, y en un país como el que sueño, en algún momento no debería haber subsidios, porque si hay gente que necesita subsidios, quiere decir que las cosas no están bien.

Estamos en un año de recambio, en el que vamos a votar, y es la oportunidad de seguir soñando con el país que queremos y de fantasear con que vamos a despertar y que el país va a estar ahí…habiéndolo logrado entre todos, con ideologías diferentes, con formas de pensar distintas, conviviendo en armonía, donde no haya grietas ni enemigos, sí ideas y formas de pensar diferentes que se intercambien para que todo sea mejor. Las palabras claves son: respeto y convivencia.

Los proyectos tienen que ser claros y tiene que ser a corto y largo plazo, y eso es lo que nos gustaría saber y escuchar en un debate entre los candidatos para que todos tengamos claro, cuál es el proyecto de país que cada uno tiene y cómo intentará llevarlo a cabo. Los ciudadanos tenemos un sueño, que tiene que coincidir con el de nuestro candidato, que será el encargado de lograr que ese sueño se transforme en una realidad para todos quienes le depositamos nuestra fe y confianza.

Participé personalmente -y junto a mi equipo- de lograr el sueño de tener un hijo en más de 4800 casos, por medio de las técnicas de fertilización asistida de alta complejidad (FIV/ICSI), y en muchos más por medio de las técnicas de baja complejidad. Desde el año 1987 más de 100.000 pacientes han pasado por nuestro Instituto y muchos se han ido felices, con el sueño cumplido. Ahora me gustaría participar, de alguna manera, en lograr que el sueño del país que queremos muchos argentinos que se haga realidad. Participando de la forma que fuese, aportando ideas, siendo parte de los debates relevantes y devolviendo a mi país, mucho de lo que mi país me dio. ¿Con quién? ¿Con quiénes? Con los que coincidamos en el sueño y que se interesen y consideren que mi participación pueda ser de utilidad.

Mundo femenino: La decisión de ser mamá 0

Abr23

Con el advenimiento de la píldora anticonceptiva y los avances en dispositivos que permiten evitar los embarazos no deseados, cada vez más la mujer planifica cuándo darle lugar en su vida a la maternidad.

La salud reproductiva y la decisión sobre el propio cuerpo son terrenos donde la mujer trabajó mucho por conquistar y en ocasiones sigue haciéndolo.

En aquellos países donde las mujeres lograron avanzar en sus derechos, la maternidad es una decisión, tanto para aquellas que deciden no tener hijos aún como para quienes realizan hasta lo imposible para tenerlos.

Los métodos anticonceptivos avanzan y se actualizan permitiendo que las mujeres disfruten de su sexualidad libremente alejando la ansiedad y los miedos a un embarazo no deseado.

La vida moderna les permite así a las mujeres una planificación familiar que va desde postergar el momento del embarazo hasta evitar embarazos no deseados. Socialmente puede verse cómo con el ingreso de más mujeres al mundo laboral se produjo una postergación de la maternidad, a veces hasta los límites mismos de la fisiología y, por otra parte, la aparición incluso de los llamados DINK (Double Income, No Kids), personas que prefieren y eligen vivir sin hijos.

La sexualidad

Pero además, este cambio social ha sido acompañado por un cambio cultural que también se orienta al ámbito de los derechos femeninos: el del disfrute. El vínculo que establecen las mujeres con la sexualidad es más libre, con menos tabúes, y hoy lo experimentan más como un derecho que como un deber, buscando la satisfacción propia y no solo la del otro. Se han permitido verbalizar fantasías y a veces hasta cumplirlas y, usar a la tecnología para fomentarlas e informarse derribando tabúes y creencias erróneas (aunque eso no evite que nuevos aparezcan). Incluso hay más apertura de las mujeres a considerar ser madres solas y a consultar a un especialista en sexualidad para lograr la plenitud a todas las edades.

Hoy la mujer, no solamente quiere estar bien con el entorno sino con ella misma, buscan la autonomía y el éxito, conservan su femineidad pero se insertan en el mundo con aplomo, sin dejar de seducir, muchas veces pensándose como madre pero, primero, como mujer.

Cuando se desea tener un hijo, el sentido común es el límite 0

Abr17

Cuando una mujer, de cualquier edad, de cualquier condición, en pareja o en soledad, se acerca a realizar una consulta por reproducción asistida, muchas son las variables que entran en juego. En primera instancia, la edad de esa mujer es muy, muy relevante. ¿Por qué? Porque la reserva ovárica, la vida útil de los ovarios tiene una fecha de caducidad y, aún cuando el útero no la tenga, el cuerpo, el organismo en general debe estar en condiciones para acompañar un embarazo, no solo por la salud de la futura madre sino también por la del hijo por venir. En caso de que lo ovarios hayan cumplido su ciclo, la opción de la donación de óvulos puede sortear el inconveniente. Si el caso es que el cuerpo no podría resistir un embarazo siempre puede pensarse en la posibilidad de un útero portador.

Sin embargo, que el cuerpo pueda sobrellevar la pesada carga que un embarazo significa o que la reserva ovárica aún pueda proveer óvulos en condiciones de lograrlo, no significa que es suficiente para seguir adelante. Siempre es importante pensar en la criatura por nacer y, haciéndolo, es muy difícil equivocarse con la decisión. La evaluación incluye la edad de la mujer, la de su pareja y el entorno. Esto último no es un dato menor. No es lo mismo una mujer de edad avanzada con una pareja joven, hermanos jóvenes, una familia numerosa y unida que puedan ser contención, que apoya el proyecto etc., que una mujer cuyo entorno es también de edad avanzada y pequeño. Y, además, la evaluación psicológica también es muy importante en estos casos, yo dudo que un caso como este hubiera pasado el filtro de esa evaluación.

En mi opinión, una mujer de 65 años que busca embarazo y lo logra, y que va a tener 70 años cuando su hijo o hija tenga solamente 5, no es una buena decisión, no solo es riesgoso sino imprudente. Obviamente, opinar desde afuera siempre es más fácil, y estar frente a un paciente que padece la situación siempre es más difícil pero dudo muchísimo que hubiéramos accedido a realizar el tratamiento que le hicieron. La evaluación de toda la situación siempre es importante, pero si se tiene en cuenta el bienestar por la persona por venir, es difícil tomar una decisión errónea.

10 DE ABRIL: DÍA DEL INVESTIGADOR CIENTÍFICO 2

Abr10

Sin investigación no hay avance alguno posible, y de allí que para mí siempre fue relevante impulsar la investigación, porque considero que es una manera de devolverle a la comunidad lo que he recibido. Hacer ciencia no es cosa de unos pocos, pero sí requiere ciertas cualidades esenciales que llevan al crecimiento económico de un país y al bienestar general. Quienes la ejercen desde lo profesional aseguran no arrepentirse del camino elegido y, en general, permanecen en el anonimato, trabajando, esforzándose por dejarnos a todos un mundo mejor.

Hoy 10 de abril se celebra en la Argentina el día del Investigador Científico en memoria al natalicio del Dr. Bernardo Houssay (10 de abril de 1887), fundador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), primer argentino y latinoamericano en ser galardonado con el Premio Nobel de la Medicina en 1947.

Bernardo Houssay decía: “No deseo estatuas, placas, premios, calles o institutos cuando muera. Mis esperanzas son otras. Deseo que mi país contribuya al adelanto científico y cultural del mundo científico actual. Que tenga artistas, pensadores y científicos que enriquezcan nuestra cultura y cuya obra sea beneficiosa para nuestro país, nuestros compatriotas y toda la especie humana”. Y así es.

A todos aquellos que a pesar de lo difícil que es, pueden llevar adelante la investigación científica en nuestro país, con pasión y vocación, vaya mi reconocimiento porque investigar no es solo una tarea, quienes desarrollan una actividad científica hacen de ella su elección de vida y contribuyen a un bien común mayor.
A todos ellos, ¡Felicidades!

Los alimentos tóxicos para la fertilidad 2

Abr1

El 7 de abril, se celebra nuevamente el Día Mundial de la Salud y la OMS este año lo ha dedicado a la inocuidad de los alimentos. Los alimentos producidos en forma industrial, que poseen agroquímicos como pesticidas y herbicidas, aditivos, colorantes y aromatizantes, y especialmente los alimentos procesados, las conservas y los alimentos de origen animal como carnes, lácteos y pescados pueden incidir sobre la fertilidad. ¿Cómo y por qué?

En un Día Mundial de la Salud dedicado a fomentar medidas destinadas a mejorar la inocuidad de los alimentos a lo largo de toda la cadena, desde la granja hasta el plato es importante recordar que estar en contacto con altas dosis de productos tóxicos del medio ambiente, inhalarlos o ingerirlos puede afectar la fertilidad tanto de hombres como de mujeres. Se acrecienta la cantidad de estudios científicos que estudian los efectos de la contaminación en todas sus formas sobre la fertilidad y en ese mismo sentido, la evidencia científica de la relación directa entre la disminución de la calidad del semen y óvulos y la exposición a químicos crece también día a día. Somos lo que comemos, se dice, y entonces la fertilidad puede verse afectada por la ingesta de sustancias con toxinas, muchas de ellas pueden provocar desarreglos hormonales, atentar sobre la calidad de óvulos y espermatozoides –morfológica y genéticamente- y pueden afectar el útero, o las trompas de Falopio, o incluso el testículo.

Si bien muchas veces es imposible evitar el contacto con algunos tóxicos presentes en el medioambiente –sustancias químicas presentes en tu hogar, en tu auto, o tal vez en el trabajo- respecto de los alimentos, es posible limitar la ingesta de aquellos con altas dosis de agroquímicos, preferentemente ingerir alimentos naturales, no industriales, sin aditivos. Idealmente, deberían evitarse grandes cantidades de conservas, especialmente las de lata; la comida precocida; reducir la ingesta –pero mantener en la dieta- de productos de origen animal –carne, pollo, cerdo- suelen aportar pesticidas o herbicidas en la alimentación de los animales o contienen antibióticos u hormonas o productos utilizados para desinfección. Los pescados y mariscos suelen acumular tóxicos químicos presentes en el mar que deberían ser e incorporados en menor cantidad.

Además, hay que saber que muchas veces, la ingesta de productos que contienen, por ejemplo, pesticidas, incluyen una sustancia que hace que el organismo la confunda con hormonas y puede afectar durante el embarazo al desarrollo del testículo o los ovarios del embrión. Entonces, no solamente es importante cuidar la alimentación durante la búsqueda sino también durante el embarazo mismo ya que los tóxicos que afectan la fertilidad también pueden incidir en el desarrollo de ese bebé por venir no solo provocando anomalías genéticas desde el inicio sino tal vez incluso que aparecerán luego, con el crecimiento- autismo, trastornos del desarrollo, etc- . Así no solamente es necesario llevar adelante una dieta equilibrada sino que los alimentos ingeridos no estén contaminados con productos tóxicos que pueden afectar la fertilidad y la evolución del bebé. Sin embargo, hay que llevar tranquilidad a la gente. Muchísimas personas van por la vida expuestas a niveles normales de tóxicos y se embarazan naturalmente, lo relevante es evitar las situaciones de exposición que pueden obviarse, acercarse a sitios con elevados niveles de toxicidad pero es importante que las personas sepan que si bien la exposición puede ser perjudicial, la convivencia lo torna inevitable, lo fundamental es intentar evitar el exceso de exposición o la exposición a altos niveles de dichos tóxicos.

Al hablar de tóxicos no pueden quedar afuera los ambientes tóxicos, esos que provocan el humo del cigarrillo o incluso el estrés y que pueden afectar tanto la fertilidad como el embarazo y estos son absolutamente evitables. Para ello, todas las actividades que se dirijan a eliminar el estrés o reducirlo –acupuntura, yoga, masaje bioenergético, técnicas de mindfulness, meditación, visualización, sincronizadores cerebrales, etc- y que tiendan a generar drogas endógenas que mejoren el funcionamiento de todos los sistemas del cuerpo –endocrino, psicológico, neurológico, inmunológico- son también recomendables, y dejar de fumar para así crear un ambiente libre de tóxicos dentro y fuera del cuerpo.

Dr. R. Sergio Pasqualini

Dr. R. Sergio Pasqualini is powered by WordPress y Halitus Instituto Médico
Asista a nuestro programa de televisión semanal sentirypensar.com.ar