últimos artículos existen 158 nuevos artículos

Celiaquía: uno de cada 100 argentinos puede ser celíaco 0

May2

Este 5 de mayo celebramos nuevamente el Día del celíaco. En nuestro país se calcula que por cada persona que se sabe celíaca existen 8 que desconocen su condición. Y muchos más ignoran cómo puede impactar en su fertilidad.

Uno de cada 100 argentinos puede ser celíaco y sólo un 20% de los pacientes manifiesta síntomas clínicos, por eso, el desafío médico es detectar a esas personas que lo padecen pero no lo manifiestan clínicamente. Si la persona presenta distensión abdominal, diarrea crónica o si su peso no progresa, o incluso si presenta anemia crónica, cuadros neurológicos, osteopenia/osteoporosis o infertilidad, podría estar sufriendo de una intolerancia al gluten que afecta la mucosa que reviste el intestino delgado y genera problemas de absorción. Cuando el diagnóstico está firme, lo primero que debe hacerse es evitar la presencia de gluten en la dieta, así, la consulta con el nutricionista es fundamental.
El gluten es una proteína presente en algunos cereales como trigo, cebada, centeno y avena y puede generar en algunas personas con predisposición genética esta afección.
Ahora bien, se calcula que hay un 1% de celíacos, ¿cuántos de ellos saben que puede incidir en su fertilidad? ¿Y cuántos con problemas de fertilidad desconocen su condición de celíacos? La celiaquía puede incidir en la fertilidad de una mujer porque la mala absorción de vitaminas y minerales que genera puede suprimir la acción de las hormonas que estimulan la ovulación. Pero fundamentalmente, una mujer celíaca deberá enfrentar el problema del bajo peso relacionado a esa mala absorción. Los trastornos alimentarios menores, sin llevar a los extremos de la anorexia, bulimia u obesidad mórbida pueden alterar la fertilidad por afectar la armonía interna requerida para permitir la producción del óvulo, la ovulación y hasta la calidad del óvulo en la mujer, e implicar una merma en la producción o en la calidad de los espermatozoides y dificultar el logro de un embarazo.
Y la celiaquía como manifestación de una alteración inmunológica obliga a explorar si es única o si se suma a otras alteraciones inmunológicas que pueden estar afectando la infertilidad, como el hipotiroidismo autoinmune (enfermedad de Hashimoto), artritis, etc.
Una vez confirmado el diagnóstico –que requiere una biopsia intestinal- deberá suprimirse inmediatamente el gluten de los cereales involucrados en esta enfermedad (trigo, avena, cebada y centeno. TACC). Es importante adaptar la dieta a la etapa clínica en la que se encuentra el paciente, eliminando en primera instancia los cereales TACC e incorporando cautelosamente otros nutrientes para lograr la recuperación de la mucosa intestinal. Una vez lograda la mejoría clínica y ganancia de peso, se indica una dieta adecuada en cantidad de calorías y calidad de macro y micronutrientes según la edad, sexo, y actividad física del paciente, con la eliminación de las harinas de trigo, avena, cebada y centeno.
También es relevante que la mujer y el hombre que realizan una consulta por infertilidad acudan a la consulta nutricional en la cual puede determinarse si lo que están ingiriendo responde a las necesidades nutricionales de la etapa en cuestión, si hay falencias, y en ese caso suplirlas. Pueden tener un peso ideal pero no estar ingiriendo nutrientes esenciales –o no estar absorbiéndolos por desconocimiento de padecer celiaquía- y que de allí provenga su inconveniente para lograr el embarazo.

Medio ambiente y fertilidad 0

Abr15

Todos los 22 de abril –a partir de una resolución de la Organización Mundial de la Salud- se celebra a nivel mundial el Día de la Tierra. En este día en particular se pretende reconocer la responsabilidad que nos corresponde de promover la armonía con la naturaleza y la Tierra a fin de alcanzar un justo equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de las generaciones presentes y futuras. En ese contexto, creo que hablar de contaminación ambiental y fertilidad es relevante.

Si bien en algunas ocasiones el contacto con un medioambiente tóxico es inevitable, ya sea por el lugar de residencia o por aquellas sustancias químicas presentes en el hogar, en el trabajo o en el medio de transporte, es importante saber que crece la cantidad de estudios científicos que estudian cómo las distintas formas de contaminación inciden sobre la fertilidad. La evidencia establece una relación directa entre la disminución de la calidad de los óvulos y del semen con la exposición a contaminantes.
Incluso la ingesta de productos con toxinas puede provocar desarreglos hormonales, modificación de la calidad ovocitaria y seminal, además de la receptividad del útero y afectar las trompas de Falopio o los testículos.
Miles y miles de personas que viven expuestas a niveles normales de toxicidad pueden lograr el embarazo naturalmente, lo recomendable es intentar evitar aquellas situaciones de exposición que pueden obviarse: la proximidad a sitios con niveles elevados de tóxicos. De todas formas, es relevante informar que si bien cualquier exposición a contaminantes puede ser perjudicial, aún cuando deba convivirse con ellos, lo importante es evitar una exposición sostenida o a altos niveles de tóxicos.
Además, no sólo debemos pensar en los tóxicos que nos afectan desde afuera sino también aquellos que nosotros mismos ingresamos al cuerpo como el humo del cigarrillo –tan dañino para el sistema reproductivo como para la salud en general- o incluso aquellas sustancias químicas que nuestro cuerpo genera en respuesta a situaciones de estrés.
Trabajar sobre todos estos puntos es importante para vivir mejor y aumentar las posibilidades de embarazo.

Inmunología de la reproducción 0

Mar2

Hoy les voy a contar sobre inmunología de la infertilidad. El aspecto inmunológico es el comienzo del entendimiento del porqué el embarazo se produce, se mantiene y llega al parto. Hay alteraciones que pueden interferir en las distintas etapas llevando a fallas de implantación, abortos y patologías del embarazo.

Cuando todas las causas más conocidas que pueden influir en la reproducción ya han sido descartadas, el 80 por ciento de las pérdidas reproductivas están asociadas a un desbalance del sistema inmune. Existen una serie de factores internos y externos que pueden generar ese desequilibrio inmunológico.

Para que el embarazo tenga lugar es necesario que el embrión logre implantarse en el endometrio del útero materno. La implantación es el primer paso del diálogo que existe entre el embrión, que tiene toda una herencia paterna- desconocida para el cuerpo de la madre- y la madre. En el útero, existen glóbulos blancos capaces de reconocer la herencia de moléculas paternas expresadas por el embrión, y por lo tanto, extrañas para el cuerpo materno. Sin embargo, en condiciones normales ambos coexisten en contacto íntimo y en un ambiente de tolerancia que favorece la implantación, la formación de la placenta, el desarrollo embrionario y por lo tanto llevan al éxito del embarazo. Cuando el sistema inmune funciona adecuadamente y los demás mecanismos involucrados funcionan con normalidad, la implantación se realiza sin sobresaltos y el desarrollo de un embarazo culmina en el nacimiento de un bebé de buen peso. Sin embargo, en algunos casos en los cuales el sistema inmune está alterado, puede afectar ese normal desarrollo –aunque en otros casos no- y esa alteración se puede traducir en una falla de implantación, un aborto o distintas patologías del embarazo. Para el diagnóstico, los antecedentes son de suma importancia

La alteración inmune puede, a su vez, ser sistémica –detectada en sangre- o estar funcionando inadecuadamente únicamente a nivel local, en el endometrio, y para su detección es necesario realizar estudio en el mismo. A su vez, la alteración inmunológica puede ser cambiante en su manifestación y expresarse por momentos y en otros no, cambiar en el tiempo o inclusive expresarse según el nivel de las hormonas. El sistema inmune está íntimamente relacionado con el sistema endocrino y las hormonas durante la fase folicular varían, según sea un ciclo natural o un ciclo estimulado, y si es frente a esta última situación, lo hará en mayor o menor medida según sean los niveles hormonales a los que se alcance con la respuesta ovárica. Tanto es así que cuando se presenta una hiperrespuesta en un ciclo de FIV, muchos postulan que la implantación en esos casos podría estar afectada por los altos niveles de estrógenos, y recomiendan criopreservar todos los embriones para transferirlos en otro ciclo bajo otras condiciones hormonales favorables. Algo similar ocurre con la presencia de las trombofilias- desórdenes de coagulación que tienden a provocar trombosis-. Cuando los estrógenos se elevan significativamente frente a la presencia de alguna trombofilia, llevan a una situación de hipercoagulabilidad que podría afectar la implantación, algo que, en ocasiones, se contrarresta con la administración de heparina de bajo peso molecular, que posee además un potencial efecto inmunomodulador que también podría llegar a ser beneficioso para el logro del embarazo. Es por ello que todos los estudios que se realicen en sangre y a nivel del endometrio tienen que ser evaluados en el contexto general y reproductivo de la paciente.

Muchas de las patologías que se presentan durante el embarazo son consecuencia de alteraciones en la placentación que se remontan a los inicios del embarazo, y es por eso que la evaluación de eventuales alteraciones inmunes se torna tan importante, mas aún existiendo antecedentes de alteraciones inmunes presentes, o de fallas reproductivas. Hoy en día hay varias posibilidades de tratamiento, pero siempre es fundamental establecer en primera instancia el tipo de problema, es importante primero diagnosticar si hay o no un problema inmune y si es del tipo autoinmune o aloinmune. En función de todo esto entonces se puede decidir cómo actuar.

La actividad física y la salud reproductiva 0

Feb17

De regreso de las vacaciones, muchos nos replanteamos la rutina de todos los días. ¿Nos anotamos o no nos anotamos en el gimnasio?

Llevar adelante una vida sedentaria predispone, sin dudas, a una cierta acumulación de grasa corporal que, puede derivar en sobrepeso u obesidad. Cuando existe un incremento del porcentaje del tejido adiposo, casi siempre acompañado de aumento del peso corporal, determinado por el balance positivo entre la ingesta y el gasto de energía, hablamos de obesidad y su magnitud y distribución condicionan la salud del individuo y tienen efectos sobre la salud reproductiva. Se asocia con alteraciones endocrinas, por cambios en la secreción, metabolismo, transporte y acción de varias hormonas. Los estudios muestran una fuerte correlación entre el aumento del índice de masa corporal y los desarreglos reproductivos.

Ahora bien, tanto el exceso como la escasez de grasa corporal tienen un impacto negativo significativo en varios aspectos de la reproducción, incluyendo la fertilidad y el desarrollo óptimo del embarazo.

El hecho de realizar deportes de alto rendimiento puede ocasionar fallas en los sistemas reproductivos femeninos y masculinos. La actividad física intensa, que no es acompañada de una alimentación acorde a las necesidades que la actividad implica, generará un déficit de grasa corporal que predispone a desordenes hormonales que pueden traducirse en trastornos reproductivos. Muy a menudo, la ingesta de calorías es insuficiente para el nivel de ejercicio, lo que produce un balance energético negativo. Cuando la masa grasa es demasiado baja, la secreción de gonadotrofinas se reduce y con ello la capacidad reproductiva se ve disminuida. Recuperar el peso corporal al 90% del peso ideal mínimo para la altura, verificando aumento en el porcentaje de grasa corporal es lo indicado.

El sobrepeso o bajo peso entonces, pueden traer consecuencias al momento de buscar un embarazo, ya que la ausencia de una buena alimentación puede producir problemas de fertilidad y en ese cuadro la actividad física ocupa un lugar central.

El cuerpo es movimiento. Con el movimiento el cuerpo funciona mejor, los distintos sistemas que componen el organismo trabajan en mejores condiciones y de esta forma, el ejercicio físico, realizado en forma constante y perseverante, va a redundar en que la persona se sienta mejor. Además, está comprobado que colabora a poner en movimiento las drogas endógenas del cuerpo que beneficias la segregación de sustancias químicas positivas que colaboran con el bienestar físico y mental. Por lo tanto, ayudará también a disminuir el stress, y en ocasiones colaborará para lograr el embarazo, ya sea por la vía natural o con tratamiento, si correspondiese.

La actividad física es sumamente beneficiosa para muchos aspectos de la salud, incluyendo la sexualidad y la función reproductiva, pero debe ser una actividad adecuada para cada persona en particular y debe ser acompañada por una alimentación balanceada que incluya proteínas, hidratos de carbono y grasas.

Cuidados especiales en verano 0

Ene20

Si bien en verano es grato que los niños disfruten del sol y del aire libre, te recomiendo tomar algunas precauciones:

El sol: juega un rol fundamental en la producción de vitamina D en el cuerpo pero una larga exposición, en horarios inadecuados o con baja protección puede ser un peligro. El bebé tiene la piel mucho más delgada que un adulto y se quemará más fácilmente. Evitá exponerlo por largos períodos al sol. Es recomendable protegerlo bajo una sombrilla o simplemente a la sombra, por lo menos durante los seis primeros meses de vida.
Entre las 11 y las 16 los rayos son los más fuertes nadie debería exponerse al sol en esa franja horaria.
Si bien existen protectores solares con distintos filtros, no se recomienda usar pantallas solares antes de que el bebé cumpla los 6 meses porque su piel puede tener una reacción adversa a los componentes químicos. Si el bebé tiene más de 6 meses es conveniente usar pantallas con protección total, resistentes al agua y si se moja volver a ponerle protección, preferiblemente cada tres horas. Es fundamental cubrir bien las partes más sensibles: las orejas, detrás de las rodillas, la nariz, las mejillas, los hombros.

Hidratación: en esta época de altas temperaturas, es importante la hidratación del bebé. Si está en período de lactancia sus necesidades están cubiertas, sin embargo, su mamá debe ingerir más agua de lo habitual. También se recomienda a las mamás incluir en la dieta diaria frutas frescas. Si el bebé ya no es lactante, darle agua purificada o agua mineral. Debe estarse atento a que no esté irritable o a que orine poco: estos son síntomas de deshidratación.
Otros cuidados para evitar la deshidratación del bebé tiene que ver con el abrigo. Es recomendable ponerle ropa manga larga suelta, fina y liviana, de color claro. Las mangas los protegerán de los rayos ultravioletas, los colores claros y la ropa liviana y suelta le evitarán sufrir el calor. La piel del bebé es muy susceptible a los cambios de clima por lo cual es importante que la piel esté aireada. Lo mejor es también ponerle un gorro si está al aire libre para evitar su exposición al sol e incluso a la resolana.

El aire acondicionado: debe tenerse cuidado con el uso de los aires acondicionados que secan el ambiente. Un bebé sano puede estar en un lugar con aire acondicionado a una temperatura de entre 18 y 22 °, pero la deshumidificación del ambiente que generan los aires acondicionados les seca las mucosas. Deben chequearse los filtros con asiduidad para evitar que si están sucios susciten problemas respiratorios. Las bajas temperaturas pueden generar aumento de catarros y resfríos.

Una serie de precauciones mínimas te permitirán a vos y a tu bebé disfrutar del verano manteniéndose saludables.

V de Verano, vacaciones y vitamina D 0

Ene6

En verano, el estado mental cambia, por el descenso en las obligaciones y el ritmo de trabajo, la química cambia y los estados de tensión se reducen propiciando un buen momento para intentar un tratamiento.

El descanso de verano produce un estado de relajación física y mental. Las vacaciones son un buen momento para volver a encontrarse y disfrutarse. La liberación de tensiones y la relajación que en este período suele tener la pareja pueden generar una mejor química y mayor distensión, un aporte valioso para aquellos que persiguen el sueño de ser padres.

No sería la primera vez, si están dadas las condiciones para un embarazo en verano se produzca naturalmente.

Otro elemento que alentaría la búsqueda en verano es la vitamina D que se sintetiza gracias a la luz solar en el cuerpo. Esta vitamina, presente en algunos pescados y huevos, puede aumentar la fertilidad en mujeres con problemas de ovulación e incluso hay estudios que relacionan sus bajos niveles en el cuerpo con la infertilidad masculina. Un poco de exposición solar a las horas adecuadas entonces puede también mejorar las posibilidades y hace del verano un mejor momento para intentar la búsqueda.

¡Adelante!

Saludo de Fin de Año 4

Dic23

Una vez más, pese a las dificultades, el 2015 fue un año positivo. Estoy contento porque mucho hemos logrado hasta acá y seguimos con proyectos nuevos. Seguimos creciendo y apostando a la mejora continua, al esfuerzo conjunto y a la continuidad.

En la entrada anterior les contaba sobre Fundación Repro un sueño hecho realidad. Halitus también nació como un sueño mientras trabajaba en mi consultorio de ginecología general, surgió como el resultado del esfuerzo de muchos años.
Y este año concebí “Cuidar la Fertilidad” un libro es para quienes persiguen el sueño de ser padres y no bajan los brazos, para quienes están tristes pero son capaces de percibir en el horizonte esa esperanza que llena el corazón, para quienes se animan a explorar otros caminos..

¡Seguí tus sueños! Creer que se puede es el primer paso que hay que dar. Ánimo, coraje. Renova tu espíritu. ¡Vale la pena intentarlo!

POSTAL FIN DE AÑO

Un mensaje de solidaridad 0

Dic18

Se aproxima fin de año y me pongo reflexivo. El próximo 20 de diciembre se celebra el Día Internacional de la Solidaridad y quiero contarles como nació Fundación Repro para la Investigación y la Docencia en la Reproducción de la vida, la fundación que presido desde el año 2009, un sueño hecho realidad.

Soy un convencido de que la excelencia médica va de la mano de la investigación y es por ello que, poco a poco, empecé a vislumbrar la forma de hacerle un lugar. La inversión del sector privado argentino en ciencia es muy baja, y lamentablemente esto influye en la baja producción científica. Con esta perspectiva y con vistas a aportar de alguna manera al crecimiento de la investigación científica y también apostando a la docencia como parte del crecimiento de la ciencia es que la Fundación Repro cobró forma. Fundación REPRO, es entonces un viejo sueño que comenzó a cristalizarse hace seis años, al que se ha ido sumando gente con vocación de servicio, comprometida con la ciencia y una impostergable inspiración solidaria.

Los pilares fundacionales de REPRO: INVESTIGACIÓN, DOCENCIA y ASISTENCIA nos permiten acercar la ciencia a la gente y ser parte de los pequeños milagros cotidianos, motores de nuestro trabajo. Y para ello, necesitamos de la colaboración de todos.

Quiero hacer un llamado a la solidaridad; quiero invitarte a sumarte, a este sueño, que no es solo mi sueño, sino el de la comunidad TODA

La salud requiere un serio compromiso con aquellos programas que aspiran a mejorar y asegurar el acceso de la gente a la buena atención y al conocimiento. Desde Fundación REPRO creamos:

  • Programas de investigación para diagnóstico y tratamiento.
  • Programas de capacitación y docencia para profesionales
  • Programas de educación, información y concientización a la comunidad.
  • Programas de asistencia para pacientes oncológicos de bajos recursos
  • Programas de beneficios para quienes ayudan a sustentar la fundación

Aportá tu (gran) granito de arena en este camino. Te invito a sumarte como AMIGO REPRO con una pequeña colaboración económica “Para que cada vez más personas puedan cumplir su sueño de ser padres”. Hacé clic en el formulario seguro de donación online.
Reproduzcamos JUNTOS el milagro de la VIDA.

Cuidar la fertilidad 0

Dic1

El 5 de noviembre presentamos “Cuidar la fertilidad” en El Ateneo Gran Splendid. En un emotivo encuentro donde dialogué con Milva Castellini, quien además escribió el prólogo y ofreció su testimonio.

Bromeando un poco yo digo que fue un parto, de un embarazo muy largo. Fue un libro que implicó muchas idas y vueltas, un trabajo intenso y una larga espera. Fue, como las búsquedas que cada día a  lo largo de tantos años he compartido con mis pacientes.

En este video pueden ver cómo fue la presentación donde también me acompañaron pacientes, amigos, personal de Halitus, y como siempre, mi familia, siempre dispuesta a apoyarme en mis iniciativas.

También pueden ver el albúm de fotos en este link.

Es maravilloso, cuando uno desea mucho algo, ver finalmente que se cumple. Mis pacientes lo saben, y yo también. Siempre quise poder compartir lo que aprendí en mi camino personal y profesional, porque soy un afortunado.

En Cuidar la fertilidad pude finalmente contar lo importante que es tener la información y las herramientas para decidir sobre nuestro propio cuerpo. Contar también cómo la ciencia avanza y nos da herramientas para lograr el sueño de traer niños al mundo. Y contar a través de la voz de mis pacientes, relato viviente que, ¡sí! se puede.

Pero a la ciencia hay que ayudarla. Por eso hace un tiempo tuve otro sueño: Fundación REPRO, con el objetivo de seguir investigando y aprendiendo aquello sobre lo que todavía hoy no tenemos respuestas. Los que adquieran este libro ayudarán a la Fundación para que las personas con dificultades para concebir tengan cada vez más conocimientos y herramientas a su alcance para lograr el sueño de ser padres.
“Cuidar la fertilidad”, es un libro, pero también una lucha constante para que las mujeres comprendan que cuidar su fertilidad está en sus manos. Entiendo que a veces cuando es el momento biológico de preservar la fertilidad, no necesariamente es el económico. Por eso, ofrecemos un 40% de descuento en criopreservación de óvulos en HALITUS INSTITUTO MEDICO para aquellos que cuenten con la tarjeta AMIGOS REPRO. Si te interesa, podes seguir leyendo aquí.

Una vez más gracias, por acompañarme, por confiar en nosotros, por seguir soñando. Este libro es para quienes persiguen el sueño de ser padres y no bajan los brazos, para quienes están tristes pero son capaces de percibir en el horizonte esa esperanza que llena el corazón, para quienes se animan a explorar otros caminos. Todos ellos encontrarán, una guía sobre cómo cuidar la fertilidad y cuáles son los tratamientos que existen para lograr tener un hijo, más allá de los diagnósticos.

Podés conseguir el libro en todas las sedes de Halitus Instituto Médico. Así como también en cualquier librería.

Diabetes gestacional: recomendaciones para un embarazo saludable 0

Nov2

El 14 de noviembre, Día Mundial de la Diabetes, es un día de concientización acerca de esta enfermedad. La diabetes es una enfermedad que prácticamente no presenta síntomas. En nuestro país, la mitad de los afectados desconoce padecerla. Sin embargo, por tratarse de un desorden en el metabolismo de los carbohidratos, requiere un cambio inmediato en el estilo de vida de quien la padece.

Diabetes gestacional
En nuestro país se producen entre 900.000 y 1 millón de partos anuales y, si el 5% de las mujeres presenta diabetes gestacional- sin tener en cuenta los factores de riesgo- esto daría un cálculo de 50 mil mujeres por año con diabetes gestacional y una morbimortalidad de esos niños del 10%. Ahora bien, si estas mujeres son diagnosticadas a tiempo y realizan el tratamiento adecuado, la morbimortalidad de esos niños se reduce al 1%, casi como la población general.
Toda mujer con factores de riesgo debe buscar el diagnóstico de diabetes gestacional durante el embarazo. Este tipo de diabetes aparece luego de la semana 20. Es importante destacar que el 30% de las mujeres con diabetes gestacional requiere de insulina durante la gestación. Luego, la mayor parte de estas mujeres vuelven a presentar valores normales y no padecen de diabetes, sin embargo, poseen un 40% de probabilidades de volver a desarrollarla en un nuevo embarazo.
Los hijos, si la madre está controlada, no tienen altas probabilidades de desarrollar la enfermedad, por su parte, si no está controlada, aumenta la tendencia a desarrollar la enfermedad a los 15 o 20 años (15%) por lo cual debe cuidarse de que no sean obesos y que realicen actividad física.

Factores de riesgo:

  • Antecedentes de diabetes gestacional lo que aumenta al 50% las posibilidades de volver a presentarla.
  • Antecedentes de obesidad, el 10% de las mujeres obesas presenta diabetes gestacional.
  • Antecedentes de hijos macrosómicos (alto peso), se calcula que un 9% de las mujeres presenta diabetes gestacional (si al inicio del embarazo presentan un peso mayor a 80kg.).
  • Familiares diabéticos.
  • La edad juega un rol importante ya que de las mujeres de más de 35 años un 7 u 8% presenta diabetes.

Recomendaciones:

  • Evitar la obesidad
  • No abusar de azúcares e hidratos de carbono
  • Realizar actividad física bajo supervisión médica y profesional
  • Tener en cuenta que la toma de ciertos medicamentos, como anticonceptivos orales con altas dosis de hormonas, puede hacer que la diabetes aparezca aún antes.

Las mujeres que están bajo tratamiento por diabetes y deciden buscar un embarazo deben saber que:

  • Pueden tener hijos -salvo excepciones-
  • Los hijos no serán diabéticos, no hay un factor hereditario en la diabetes tipo I.
  • Lo primero que debe hacer es PROGRAMAR su embarazo (chequeos generales, peso, tomar ácido fólico, etc.)
  • Deberán previamente presentar correctos controles glucémicos antes de la concepción y extenderlos durante el embarazo para reducir el riesgo de abortos, malformaciones congénitas, muerte fetal intrautero y muerte neonatal. Es importante explicar que los riesgos pueden ser reducidos pero no eliminados.

Controles requeridos:

  • Control de la glucemia 4 veces al día (automonitoreo glucémico)
  • 1er trimestre 1 vez por mes al obstetra y 1 vez por mes al diabetólogo
  • A partir de la 2da mitad del embarazo. Si la glucemia es normal los controles serán cada 15 días
  • Las mujeres que tuvieron diagnóstico de diabetes gestacional deberían ser advertidas sobre la necesidad de cambios en su estilo de vida (incluyendo control de peso, dieta y ejercicios) y reiterarse los estudios de diabetes a las 6 semanas post nacimiento y luego al año.

Dr. R. Sergio Pasqualini is powered by WordPress y Halitus Instituto Médico
Asista a nuestro programa de televisión semanal sentirypensar.com.ar