últimos artículos existen 110 nuevos artículos

Día de la madre 0

Oct14

El próximo 19 de octubre se celebra el día de la madre y creo que, desde ahora, deberíamos todos pensar en ellas. A diario veo transitar por mi consultorio mujeres de distintas edades- aunque como siempre les cuento, cada vez más grandes- que buscan cumplir el sueño de tener un hijo. Un camino que, a veces más simple, a veces no tanto, genera diferentes sentimientos y sensaciones que requieren de acompañamiento y, tantas veces, de aliento. Las veo reírse, llorar, luchar, apurarse, paralizarse, venir solas o acompañadas, angustiarse, informarse, desilusionarse, recobrar fuerzas, pero pocas veces, las veo desistir. A veces hasta me veo en la obligación de pedirles que tomen un descanso o me enfrento –por suerte pocas veces- a la tan ardua tarea de sugerirles que dejen de intentarlo. Y es que el deseo es tan grande que ponen toda su energía –y muchas veces su cuerpo-  en verlo cumplido.

El camino no es sencillo y sin embargo, ¡tienen tanta fuerza!

Luego, a muchas las veo madres, vienen con su hijo y su enorme sonrisa a compartir su triunfo, nuestro triunfo. A otras, las veo seguir adelante con su búsqueda sin tregua. Y no faltan quienes luchan por mantener el equilibrio en sus vidas entre trabajo y la tan ansiada familia, incluso aquellas que no han tenido problemas para concebir y las veo caminando por el instituto con las panzas crecientes. Y es que las mujeres-madres, aún cuando han pasado muchos años desde la inserción femenina en el ámbito laboral, se enfrentan al mayor desafío de todos: equilibrar su tiempo para ser felices.

A todas aquellas que nunca dejan de intentarlo, vaya mi saludo afectuoso, mi respeto y mi mensaje de aliento: ¡no bajen los brazos!

A quienes lo han logrado, ¡nunca se olviden disfrutar de y con ellos!

A mi madre, gran investigadora y madre de cinco, que siempre supo estar ahí para todos nosotros sin descuidar un segundo sus responsabilidades laborales, gran equilibrista de la vida, mi admiración y cariño; a la madre de mis cuatro hijos, mi eterno agradecimiento por su dedicación a esta familia y por su apoyo; a las madres de mis nietos- mi hija y mi nuera-, gracias por regalarme la dicha de ser abuelo.

¡Felicidades a todas aquellas que lo han logrado y a las que nunca dejaron de intentarlo!

De aprobarse el Código Civil con las últimas modificaciones introducidas en Senadores, la reproducción asistida ¿se verá afectada? 0

Sep30

Este miércoles volvería a tratarse en el recinto la reforma del Código Civil y es imposible evitar hacer comentarios sobre el artículo 19 de dicha reforma- en su versión final, recortada en Senadores a fines de 2013- no solo porque infringe una norma internacional al contradecir un fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sino porque que implica un retroceso en materia legal en reproducción asistida, atentando incluso, sobre la amplitud de la ley de cobertura de reproducción asistida aprobada en nuestro país en junio de 2012.

En la última votación de la Reforma del Código Civil en Senadores en 2013, que fuera redactada por juristas de renombre, se aprobaron modificaciones al proyecto original de reforma -alineadas con sectores más conservadores y con el aval de la Iglesia- que generan fuerte polémica. No solamente porque esos cambios echan por tierra la amplitud conseguida por la Ley 26.862, de técnicas de reproducción asistida, aprobada el 5 de junio de 2012 (hasta hoy reglamentada solamente en las provincias de Buenos Aires y Chubut) sino porque, además, contradice a un fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Esta modificación no es menor por varias razones. En primera instancia, genera una situación compleja: esta última votación en el Senado se contrapone con lo que ellos mismos votaron al aprobar la Ley de Cobertura de técnicas de reproducción humana asistida (en junio 2012), donde se contempla la cobertura de las técnicas de fertilización in Vitro y la criopreservación de embriones. En segundo lugar, también va en contra de lo establecido por la Corte Interamericana de Derechos Humanos. En tercer término, implica que se verán afectados los tratamientos de fertilización asistida. ¿Por qué?

Los cambios introducidos generarían complicaciones y provocaría seguramente que volvieran a judicializarse los casos porque daría espacio a otras posturas respecto de qué es la concepción. Pero, cuando dicho caso llegara a las instancias de la Corte Interamericana, Argentina por adherir, deberá cumplir los fallos de dicha Corte. Además, volveríamos sobre el tema de la criopreservación de embriones que la Ley 26.862 contempla. El embrión, previo a su implantación es el único estadio del ser humano que permite ser criopreservado sin perder o afectar su viabilidad.

El artículo original del Anteproyecto de Reforma del Código Civil establecía que “La existencia de la persona humana comienza con la concepción. En el caso de técnicas de reproducción humana asistida, comienza con la implantación del embrión en la mujer…”. Esta afirmación estaba en línea con el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. ¿Cuál es este fallo?

Cuando Costa Rica, prohibió el uso de estas técnicas en el año 2000, nueve parejas recurrieron a la Corte Interamericana de Derechos Humanos en recurso de queja y en el 2012, ese fallo dejó sentado, con los argumentos correspondientes, que el estatus de persona lo adquiere el embrión después de la implantación, diferenciándolo claramente de aquel embrión formado por estas técnicas pero no transferido. El 28 de noviembre de 2012, la Corte Interamericana de Derechos Humanos analiza qué es la concepción y entiende que cuando habla de concepción, lo hace no entendiéndola como el momento de la fertilización de un óvulo por un espermatozoide sino como el momento en que esa fertilización se transfiere en el cuerpo de la persona y se produce la implantación o anidación (Caso Artavia-Murillo).

Sin embargo, la Cámara de Senadores de nuestro país aprobó una modificación del artículo 19 del anteproyecto de Reforma del Código Civil que no se condice con lo establecido por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que es quien interpreta el Pacto de San José de Costa Rica (un pacto que como país hemos ratificado y forma parte de nuestro bloque constitucional, como explican muchos expertos en Derecho). La decisión de los senadores fue “recortar” dicho artículo 19, dejándolo así: “La existencia de la persona humana comienza con la concepción”.

Los embriones pueden formarse por la vía natural, mediante relaciones sexuales, esto es, el óvulo sale del folículo en el momento de la ovulación y los espermatozoides llegan a él luego de la relación sexual para fertilizarlo; o en un tratamiento de fertilización in Vitro, los óvulos son extraídos del cuerpo de la mujer y unidos con los espermatozoides en laboratorio. En el primer caso, si están dadas las condiciones, el embrión implantará en el útero para continuar su desarrollo. En el segundo, si el embrión es viable y el endometrio es receptivo, solo si es transferido el embrión implantará y continuará su desarrollo. Ocurre que, cuando se producen embriones in vitro no siempre se transfieren. Si las condiciones en ese ciclo no son favorables, si los embriones obtenidos son para maternidad diferida en casos en que un tratamiento oncológico puedan afectar la reserva ovárica, o si se obtienen más embriones de lo conveniente transferir para evitar embarazos múltiples. En esos casos los embriones se criopreservan. Criopreservar significa conservar a muy bajas temperaturas sin afectar su calidad y conservando su viabilidad, si la poseía antes de criopreservarlo. El problema surge porque no es posible saber si un embrión es viable o no hasta el momento de la implantación, si implanta y continúa su desarrollo, entonces lo era. Y a esto se le suma que no todos los embriones serán bebés pero ante la imposibilidad de discernir cuál lo será, son tratados como si pudieran llegar a serlo: se criopreservan. Estos embriones criopreservados pueden tener varios destinos:
-Ser transferidos a la mujer que les dio origen, ya sea en otro intento de embarazo o en la búsqueda de otro bebé.
-Donarlos a otra persona.
-Donarlos para investigación.
-Descartarlos.
-Dejarlos criopreservados para siempre. En algunos países, como Inglaterra, se fijó un plazo para esto, luego del cual, la persona debe decidir tomar alguna de las otras opciones.

Si la Reforma del Código Civil se aprobara con la modificación realizada en senadores y se le diese al embrión el status de persona desde la fertilización, esto no invalidaría la criopreservación, porque el embrión también es nuestro paciente y, como médicos, sabemos que tenemos la obligación de cuidarlos y la forma de cuidarlos es criopreservarlos a la espera de que sean descongelados para ser transferido a algún útero…El problema surge porque no todos los pacientes quieren transferirlos, ni donarlos, lo que se plantearía como una solución. Entonces ¿qué hacer en estos casos, dejarlos para siempre criopreservados?

El caso de los embriones congelados y su destino es un tema de debate a nivel mundial. Algunos países lo han resuelto diferenciando entre un embrión producido in vitro y un embrión implantado, y esto es fundamental dado que las técnicas de fertilización asistida existen, no pueden ser prohibidas. Prohibir la criopreservación ya se hizo en otros países, como Italia, y debieron volver sobre sus pasos, habiendo perjudicado a muchísimas parejas en ese tiempo  que vieron disminuidas sus posibilidades de éxito en los tratamientos y que, en muchos casos, han debido viajar para realizar el tratamiento en otros países (posibilidad solamente al alcance de aquellos con suficientes recursos económicos para hacerlo). Por otra parte, lo sucedido en el Senado de la Nación demuestra la falta de conocimiento que tienen sobre tema los senadores que votaron por abrumadora mayoría la ley de cobertura de los tratamientos en su momento y luego dieron media sanción a esta reforma del Código Civil modificando el artículo 19, borrando con el codo lo que firmaron con la mano.

Esta versión de la reforma, modificada en noviembre del año pasado en Senadores, ahora entra a Diputados pretendiendo una sanción rápida, sin la debida discusión y generando una situación de potencial conflicto. De aprobarse en estos términos, podría llegar a perjudicar -como siempre- a aquellas personas que necesitan de estos tratamientos para lograr el embarazo. Pero, ¿por qué una aprobación exprés? ¿Hay temor a un debate abierto? ¿Será que temen realmente la posibilidad de un efecto dominó que termine avanzando con una ley de aborto no punible, cuando en realidad nada tendríaque ver con esto último, al contrario, porque si el status de persona se le da después de la implantación, que sería lo correcto, el embrión implantado estaría protegido. Es importante respetar la intención de aquellos que durante mucho tiempo trabajaron en la redacción de la Reforma del Código Civil, permitiendo un debate amplio y abierto, y saber que el embrión producido in vitro y antes de ser transferido es una etapa del desarrollo del ser humano, que permite ser criopreservado sin que se afecte su viabilidad, marcando así la diferencia entre un embrión preimplantatorio y uno que ha logrado la implantación en el útero. Así como es relevante comprender que si bien se modificó ese punto del anteproyecto, la reforma modificada establece una norma que sostiene que el tema del embrión no implantado será contemplado en una ley especial y con esa promesa calman las aguas. Pero, aún cuando así fuera, ninguna ley especial primaría sobre un Código Civil en caso de estar contrapuestos. Para comprender este y otros temas creo que un debate abierto es fundamental, un espacio donde informarse, escuchar al otro y sacar conclusiones puede hacer toda la diferencia.

Sería importante que antes de votar el miércoles, los diputados reflexionen y consideren la posibilidad de llevar adelante un debate abierto, sabiendo que, de aprobarse la última modificación introducida por el Senado a la reforma del Código Civil, dejarían las puertas abiertas para potenciales conflictos.

LA VITRIFICACIÓN HOY, 10 años después del primer logro mundial 0

Sep24

Los primeros nacimientos luego de ovocitos vitrificados en un programa de fertilización in Vitro con estimulación se dieron en el mundo en 2003 pero no fue hasta varios años después que ocurrieron en nuestro país. Hoy, esta técnica de criopreservación rápida se afianza no solo con buenos resultados para los óvulos sino también para los embriones congelados. Y con las cada vez más frecuente postergación de la maternidad, hoy no solo es una opción para mujeres con alguna indicación médica sino que crece como opción válida para aquellas mujeres sanas, sin indicación alguna, llevando a que el funcionamiento de un banco de óvulos aparezca en el centro del cuadro. Qué hay que saber sobre la técnica y sobre los resultados.

Durante el 2013 y 2014 la cantidad de pacientes que criopreservaron óvulos respecto de los 3 años anteriores siguió en aumento, mostrando que se triplicó desde el 2011 hacia acá. Sin embargo, la campaña debe continuar y es importante repetir que las mujeres no posterguen por razones nimias y que, si lo van a hacer tomen los recaudos. Y esto digo que es necesario porque aunque el promedio de edad se mantenía relativamente estable en los 36 años, según nuestros datos de los últimos 3 años, en este último año se retrasó esa edad y hoy enfrentamos un promedio de edad de la mujer al momento de congelar óvulos de casi 40 años.
Si bien los motivos pueden ser distintos, la conducta social se repite y nos enfrenta a los médicos, inevitablemente, con el mayor problema a tratar en la pareja que consulta por infertilidad: la función del ovario y la edad de la mujer.
Las razones sociales por las que se congelan óvulos pasaron del 7% entre los años 1998-2008 a más del 50% para los años subsiguientes. Esto se mantiene estable en los últimos 3 años. Y otra tendencia que merece una mención es que El 50% de las pacientes que criopreservaron óvulos durante el 2013 fueron mujeres solas -sin pareja-, mostrando un pequeño incremento incluso respecto de las consultas que tuvimos el año anterior y este año, algo similar. No posterguen hasta el límite máximo de la edad, es importante, y como siempre digo, informarse es el primer paso.

El problema de la edad
La edad de la mujer en el momento de criopreservar sus óvulos no es un tema menor, porque la calidad y la reserva ovárica decrece con la edad, es por eso que es tan relevante criopreservar óvulos a edades tempranas, cuando aún el pico de fertilidad es alto. A medida que una mujer envejece, no solamente se reduce la cantidad de folículos antrales disponibles en los ovarios sino que se incrementan los problemas cromosómicos y en la función ovárica. Esto lleva a que la ciencia haga foco en los últimos años para dar respuesta a este problema que no deja de crecer. Si bien la vitrificación surgió ante la problemática que enfrentaban mujeres con casos oncológicos, sus buenos resultados llevaron a que hoy no sea considerada solo en casos de enfermedad y mujeres que deben pasar por un tratamiento para combatir el cáncer, sino que aparezca como una opción válida en mujeres sanas que, por distintos motivos, decidan postergar su búsqueda. Cosa que sucede cada vez con mayor frecuencia.
Pero es muy importante que no sea presentada como una forma de demorar la fertilidad en la mujer sino que el éxito de esta técnica debería proveer a la mujer que debe postergar su maternidad, por cualquier razón, la oportunidad de concebir a futuro utilizando sus propios óvulos.

¿Qué es la criopreservación?¿Y la vitrificación?
La criopreservación consiste en utilizar muy bajas temperaturas para disminuir las funciones vitales de una célula y poder mantenerla en condiciones durante mucho tiempo. La criopreservación de gametas, embriones, tejido ovárico o tejido testicular ofrece opciones posibles para paternidad o maternidad diferida y se han llevado a cabo durante muchos años con buenas tasas de éxito. De hecho, recientemente, ha nacido una nena producto de un óvulo que había sido criopreservado en nuestro instituto 14 años atrás. Ha sido un récord mundial del cual me siento orgulloso. El anterior había sido de 12 años, también nuestro. Y la realidad es que a medida que pasen más años se cree que los óvulos criopreservados a bajísimas temperaturas podrían durar miles de años en ese estado.

La aparición hace algunos años –en 2003 a nivel mundial- de la técnica de criopreservación rápida o vitrificación, abrió nuevas expectativas, especialmente para la criopreservación de óvulos. Porque el procedimiento de vitrificación es menos complicado que la criopreservación lenta, evita la cristalización intracelular que puede dañar la célula; aumentando los resultados, tiene menor costo y requiere de menos tiempo que el congelamiento lento. Todo esto llevó a que más mujeres no solo se acercaran a averiguar sino a vitrificar sus óvulos pensando en el futuro, las consultas han aumentado pero aún llegan a edades tardías. He ahí la importancia de crear conciencia. Pero aún queda mucho por hacer para que más mujeres preserven su fertilidad, es importante no cesar con el mensaje en una sociedad –y en un mundo- donde los embarazos, cada vez llegan más tarde.

La mujer en la ciencia, la mujer líder 0

Ago7

El ingreso de las mujeres a la ciencia y al mundo laboral no ha sido simple con el correr de los años. Sin embargo, mi madre ha sido un fiel ejemplo de lo que es capaz una mujer. Parte de eso se refleja en este escrito que ella misma realizó sobre dos libros que llegaron a sus manos y que hoy mes complace compartirles.


Liderazgo femenino en la ciencia y la industria

Sentimos una alegría especial al observar que nuestros productos que contenían radio concentrado se volvían espontáneamente luminosos; por todas partes pudiéramos ver siluetas ligeramente luminosas y ese brillo, que parecía suspendido en la penumbra, despertó en nosotros nuevas emociones y encantamiento.
Marie Curie (1887-1934)
Según Rosa Montero1

Un libro es siempre un apreciado regalo y dos libros mucho mas: en el término de pocos días recibí, por pura coincidencia, dos libros que se complementan, tratándose de la emancipación de la mujer desde 1906 hasta la actualidad, abarcando 100 años de grandes cambios. El primer libro me impactó: un regalo de Paris, en francés, y que trata de Marie Curie -tres razones a su favor-: Les femmes du laboratoire de Marie Curie2 de Natalie Pigcard-Micault con Prefacio de Hélène Langevin–Joliot, hija de Irène Curie y Frédéric Joliot. La autora es ingeniera y miembro del CNRS (Centre National de Recherches Scientifiques), tiene un doctorado en Historia de la Ciencia, y trabaja en el Musée Curie.

El libro, publicado en el 2013, cuenta la historia de las 45 mujeres que pasaron por el laboratorio de Marie Curie desde 1906 hasta su muerte en 1934. Son biografías cortas -2 a 5 páginas- de estudiantes, becarias, tesistas y principalmente investigadoras que fueron aceptadas para trabajar con Madame Curie –como la llamaban. Las pasantías se iniciaron después de la muerte de Pierre Curie, al ser atropellado por un carro en 1906. En es época, el laboratorio original en la calle Cuvier estaba ampliándose. En la Cátedra de Física de la Sorbonne, Madame Curie reemplazó a su esposo de prepo, continuando las clases de Física “sin ninguna introducción”, asegurando su  continuidad.

Lo cierto es que Madame Curie fue más que una científica, fue una institución , una leyenda, un mito en Francia y el mundo. En 1903, Marie y Pierre Curie compartieron el Premio Nobel de Física con Henri Becquerel por el descubrimiento de la radioactividad y en 1911 le otorgaron a ella sola el Premio Nobel de Química4  por descubrir el radio y el polonio –nombre que eligió en recuerdo de su país de origen-. Fue la primera mujer científica fundadora de una dinastía de mujeres que siguieron sus pasos, incluyendo las 45 que figuran en este libro. Su vocación y entusiasmo por el descubrimiento está recalcado por Rosa Montero -como se aprecia en el epígrafe- en el libro, La ridícula idea de no volver a verte1.

De estas 45 mujeres, con un promedio de 27 años, 19 venían de Francia, 7 de Rusia y Polonia, 2 de Canadá, y llamativamente una de cada país de Europa Central, incluso se aceptó la candidata de Portugal porque faltaba ese país en la lista. La mas sobresaliente fue indudablemente Irène Joliot-Curie, hija mayor de Marie Curie. Trabajó y se casó con  Frédéric Joliot  y en 1935, ganaron el Premio Nobel de Química por la radioactividad sintética.

Sorprenden y hasta fascinan estas 45 historias de mujeres que compartían la vocación por la ciencia y las ganas de trabajar con placer y con continuidad ya que casi todas volvieron a su país o laboratorio de origen donde se destacaron en docencia y/o investigación en física o química.

El segundo libro me sorprendió al llegar a mis manos dos días después del primero, por  cierta coincidencia ya que trata del aprendizaje de la mujer en vista a la promoción. Se titula  Desarrollo y coaching de mujeres líderes3 por Fabiana Gadow.  El  coaching se define como un proceso por el cual el mentor o director -aquí definido como coach-  enseña a otras mujeres a comprender sus fortalezas y debilidades, y a construir el compromiso para una mejor performance en un ambiente empresarial. Es un proceso que promueve la acción y agiliza el aprendizaje: busca desarrollar una relación profesional exitosa.

Con toda la diferencia del caso –investigación básica vs administración de empresas-  ambos libros tratan de la formación de mujeres hasta llegar al liderazgo. Fabiana Gadow  tiene una Licenciatura en Ciencias de la Educación de la Universidad de Buenos Aires y un Master de la Universidad de Boston: se desempeña como Socia Directora de Recursos Humanos Regional de Deloitte LATCO. Tiene tres hijos y es a su vez hija de Enrique Gadow –quien me regaló el libro- un especialista en genética: aunque indirectamente, debe ser  responsable de la transformación que hace Fabiana de Coaching a Coaxxing para enfatizar el esfuerzo que hace LA MUJER –XX- para llegar al liderazgo. Describe en este libro -con lujo de detalle y en forma de preguntas, contestaciones y discusiones- todo lo que atañe a la mujer que pretende –y que  sobre todo quiere- trabajar al par del hombre en el mundo empresarial. Los 10 capítulos se leen con sostenido interés. Valgan sus palabras concluyentes:

“El futuro: hacia una diversidad natural. La nueva filosofía femenina de vida apunta al equilibrio y a estar bien consigo mismo, algo que solo se logra estando bien con el otro género. Las nuevas generaciones están creciendo en un mundo donde la convivencia en ciertas condiciones de igualdad es más natural. El varón es un colega, un par. Y al igual que ellos, las jóvenes no están dispuestas a renunciar a nada. Ser mujer no tiene que suponer limitaciones. Se plantean la vida como un abanico de posibilidades muy amplio que incluye a sus pares varones. Las mujeres actuales quieren estar en el ”mundo exterior”. No conciben la vida sin trabajar. Quieren ser independientes y divertirse, quieren ser autónomas y no dejarse dominar. Y, a la vez, quieren ser femeninas y no renunciar a la seducción, a la belleza o a la maternidad”.

¡Cómo no identificarme con  estos dos libros!

En dos disciplinas tan diferentes como lo son la investigación básica –mi tema- y la administración de empresas –la de Fabiana Gadow- la emancipación y el éxito de la mujer se asemejan. Tengo la sensación de haber vivido una época “de transición” entre estos dos mundos, el de Marie Curie en 1906-1934 y el del siglo XXI tal como lo define Fabiana Gadow. Desde 1939  no he dejado de hacer investigación y con mucho placer: Quise Lo Que Hice5-8  es el título que elegí para mi autobiografía. Mi vida científica comprende 20 años de formación y luego 50 de mentora, directora o coacher -1957 hasta 2007-  dirigiendo la Sección Leucemia Experimental, hoy englobada en IMEX/CONICET/ANM. Conmigo –porque no como coach- se  formaron investigadores, becarios y técnicos; fueron 60 -30 varones y 30 mujeres- y hoy muchos de ellos se destacan en centros de cáncer experimental.

Y el futuro. El tren del progreso es más veloz que nunca y en un descuido uno se queda en el

andén. Hay una tendencia mundial a acercar el mundo del investigador al mundo empresarial, un emprendimiento nada fácil: como todo lo nuevo, cuesta pasar de la idea a la acción.

A las nuevas becarias -ya mis bisnietas científicas-  el consejo que les doy es de no cortar la continuidad del trabajo, aun cuando los hijos son pequeños. La mujer con vocación tiene grandes dotes de organización y es muy obsesiva: nunca está lista para publicar, siempre le falta un experimento más, pero la  complementación con el varón -que es más expeditivo- da resultados sorprendentes, y la vida en el laboratorio llega a ser muy placentera.

Ultima reflexión. No hay placer más grande que poder ser testigo del progreso de un hijo, un

nieto o un bisnieto –tanto propios como en el laboratorio-  desde la adolescencia a la plena y

exitosa madurez: del becario al tesista, al Investigador de Carrera y hasta al Director o coach  de un instituto o empresa, nacional o internacional.

Tal sensación de orgullo es una de las escasas ventajas de una alta supervivencia.

BIBLIOGRAFIA
1.   Montero R. La ridícula idea de no volver a verte. Buenos Aires: Seix Barral, 2013, 213pp   Comentario Bibliográfico, Medicina (B Aires) 2013; 73: ¿?
2.  Pigeard-Micault N. Les femmes du laboratoire de Marie Curie. Paris : Editions Glyphe, 2013, 300pp
3.  Gadow F. Desarrollo y coaching de mujeres líderes. Buenos Aires: Granico, 2013 276pp
4. Pasqualini CD. Quince mujeres recibieron el Premio Nobel en ciencia. Medicina (B Aires)  2013: 73: 277-80
5.  Pasqualini CD. Quise lo que hice. Autobiografía de una investigadora científica. Buenos Aires: LEVIATAN, 2007, 414 pp
6.  Pasqualini CD. Setenta años de investigación en biomedicina del Canadá a la Argentina. Ciencia e Investigación Reseñas 2013; 1: 22-38
www.aargentinapciencias.org
7.  Pasqualini CD. Enjoying Research from Canada to Argentina. Autobiography of a biomedical investigator, Amazon-Kindle, 2014
http://www.amazon.com/dp/B00IHJ2X2E
8.  Pasqualini CD. Siete décadas en investigación biomédica (1942-2013) Medicina (B Aires) 2014; 74: 80-81


Dra. Christiane Dosne de Pasqualini


Subrogación Uterina. Aspectos médicos y jurídicos del primer caso con sustento legal en la Argentina. 4

Ago1

La subrogación de vientre o maternidad subrogada es una alternativa más para las parejas o las personas puedan concretar el anhelo de formar una familia. Hoy en día, las consultas diarias han aumentado luego de la aprobación de la ley de matrimonio igualitario pero también es una opción válida para parejas heterosexuales con problemas de fertilidad específicos.Es importante pensar en las parejas que necesitan tratamientos, en aquellos que no poseen otra posibilidad, para lograr una ley no restrictiva que no perjudique a quienes no tienen otra forma de ser padres. No perdamos de vista que aquellos países que lograron una ley equitativa de amplio consenso popular fueron los que partieron del estudio sistemático y serio de las opciones dejando de lado argumentos egoístas. España parece estar dando los primeros pasos también (vean la nota de larazon.es que les compartí). En este contexto, la Revista Medicina ha publicado un trabajo en el que participé y hoy quiero compartir también con uds.

subrogacion-uterina-aspectos-medicos-y-juridicos-01

subrogacion-uterina-aspectos-medicos-y-juridicos-01

subrogacion-uterina-aspectos-medicos-y-juridicos-01

subrogacion-uterina-aspectos-medicos-y-juridicos-01

subrogacion-uterina-aspectos-medicos-y-juridicos-01

subrogacion-uterina-aspectos-medicos-y-juridicos-01

Dr.Pasqualini, Doctor Esperanza 2

Jul29

planeta-urbano-junio-2014-1

Es el fundador de Halitus, uno de los centros de fertilidad más importantes del país con 100 mil pacientes atendidos. Rompió el record mundial al transferir óvulos que llevaban 14 añoscongelados. Está escribiendo su segundo libro y se acerca a la política.
Hijo de médicos destacado, Sergio Pasqualini se formó en la UBA como ginecólogo. Llegó a realizar sesenta partos por mes, pero su hambre de trabajo científico lo llevo a crear HALITUS en 1987, donde hoy ejerce como director científico. Con 100 mil pacientes atendidos y 17 mil nacimientos de los cuales 4.700 fueron mediante técnicas de alta complejidad, se podría decir pobló una ciudad.

¿Después de tantos embarazos ¿sigue sintiendo una gratificación personal cuando lo logra?
Sí, claro. Cuando te das cuenta de todo lo que vivió esa pareja, te ponés del otro lado y es realmente lindo, porque todo el equipo participó de eso.

¿Hay más problemas de fertilidad que antes o ahora se habla más del tema?
En no muchos años cambió radicalmente el promedio de edad de   la mujer en una consulta: hace 15 años era 33, ahora estamos 37,38. Hoy la mujer busca más tarde y consulta más rápido.

¿Qué otros factores influyen en el crecimiento de los casos?
Algo más pasa, porque ya no se ven las respuestas que se veían antes en la estimulación. La población está cambiando, claro que tiene que ver el ritmo de vida, el estrés, la alimentación, los tóxicos. Además ya no se habla de una mujer que quiere lograr el embarazo, se trata de una persona que quiere un hijo. Puede haber un hombre solo que quiere un hijo, dos hombres o dos mujeres que quieren un hijo.

En ese sentido, para las mujeres es más fácil porque la pareja de dos mujeres puede lograr un embarazo con un donante mientras dos hombres no tienen esa posibilidad.
Sí, mediante un útero portador.

Pero no es legal todavía en la Argentina.
Hay dos cosas: lo que está legislado y lo que no se puede hacer. Si no esta legislado, no está prohibido. Se complica en cuanto a que no hay un contrato que sea válido; la persona puede arrepentirse y no hay un escenario jurídico que proteja a las partes. Si el embarazo lo lleva adelante un familiar o un amigo, es distinto. El caso de Juan de Gregorio, por ejemplo, lo atendimos nosotros: era un matrimonio que no podía embarazarse, una amiga llevó el embarazo y la justicia falló a favor para que puedan inscribirlo como propio.

¿Cómo ve a la Argentina comparada con el mundo en cuanto a la fertilidad?
La ley Argentina fue a la parte de la cobertura y es muy completa, se están moviendo piezas, pero sigue siendo complicado e injusto. Generó un gran caos, tendría que ser manejado entre todas las partes, convocando a las obras, a las prepagas, a la asociación de pacientes y al Ministerio y sentarse a decir: “Esto hay que cubrirlo, ¿cómo hacemos?”. Porque alguien tiene que pagar, es imposible que no te dejen subir las cuotas  y que te obliguen a cubrir cada vez más cosas por el Programa Médico Obligatorio (PMO). Las prepagas se  la agarran con los centros médicos y eso atenta contra la calidad, o se obliga a los pacientes a atenderse en determinado lugar  y genera una situación complicada en aquellos que tienen que estar tranquilos durante el tratamiento. La libre elección, cuando no había nadad, hacia que convivieran quienes pagaban y elegían donde ir con mucha gente que no podía acceder en ningún lado, cosa que era injusta. Ahora el que antes pagaba haciendo un esfuerzo quiere q1ue se lo cubran y deja de ir al lugar que quiere para ir a donde lo obligaban, va mal predispuesto, y la actitud es muy importante en esto. Nos pasa de pacientes que se tratado con nosotros y haber tenido éxito quieren volver y los derivan a otro lugar.

¿Está de acuerdo con que los problemas de fertilidad son problemas de salud?
Sí, no hay discusión sobre eso. Es muy loco no reconocer que si el sistema reproductor no produce es una enfermedad. No te mata, pero es una enfermedad.

¿La calidad de los profesionales en la Argentina es buena?
Veo a los médicos jóvenes y nada que ver con lo que era antes en cuanto a la dedicación, a romperse el traste para crecer. Lo quieren todo mucho más fácil, sin exigencias y sin méritos. Es cada vez más difícil encontrar profesionales idóneos, pero ocurre en cualquier área. Hay casos puntuales excelencia, pero te cuesta más encontrarlos. Yo llegué a hacer sesenta partos por mes en una época en el que el reconocimiento por los partos era importante, por eso pude empezar con HALITUS sin tener nada en los comienzos. Hoy si un médico joven hace sesenta partos se muere de un infarto, y no le rinde económicamente como años atrás.

A partir de todos los avances de la ciencia surgen muchos debates éticos, sobre todo vinculados al uso de embriones.
La clave es qué es el embrión. Es más que una cosa, es menos que una persona. No se lo puede considerar persona hasta que los transferís se prende y nace. Distinto es “cuándo empieza la vida”. Son discusiones de las que no salís nunca, y de lo que se trata es de legislar una realidad: ¿qué hacemos con los embriones congelados que las parejas no quieren? ¿Podemos descartarlos? El embrión antes de ser transferirlo y después de transferido son dos cosas distintas.

La cuestión de fondo es similar en el debate sobre la despenalización del aborto.
Ahí se dice que estás a favor y no es así: hay que trabajar sobre la educación y la planificación para disminuir los embarazos no deseados. A las que se embaraza y no quiere continuar el embarazo hay que darle una consulta psicológica permitirle tomar decisión, facilitarle seguir adelante para darlo en adopción, y si decide abortar, que lo pueda hacer. No estar a favor del aborto, nadie está a favor del aborto.

Cambiando de tema; es fundador y presidente de la Fundación Repro, ¿Cuál es el objetivo de esta institución?
Hicimos la fundación en el 2009 con el objetivo de conseguir financiar la investigación y la docencia, si no, sale toda de los ingresos de Halitus y eso tiene un techo.

Está evaluando ingresar en la política. ¿En qué rol se imagina?
Me interesaría hacer algo útil desde el Congreso como diputado nacional. Lo estoy evaluando desde hace un tiempo, tiene que ser con un partido con el que comulgue para acordar ideológicamente. Si comparas un país con el cuerpo humano es lo mismo, necesitás una cabeza y que todo funcione en equilibrio. Si se te infecta un dedo los mecanismos de defensa acuden para bloquearlo. La prevención en salud es fundamental; en un país, si no haces prevención, te pasa lo que está pasando. A veces ya tenés la enfermedad y tenés que actuar, a veces tenés que amputar o sacar un órgano, no podes descuidar ninguna parte del cuerpo. No podés dejar que haya cosas que te arruinen el equilibrio.

Fuente: Revista planeta Urbano | Junio 2014


A 36 años del primer bebé de probeta, nuevos modelos de familia 0

Jul25

Dr. Sergio Pasqualini, Director científico de Halitus Instituto Médico y Presidente de Fundación REPRO (MN39914)

El 25 de julio cumple años Louise Brown, el primer bebé de probeta. Las técnicas han evolucionado muchísimo desde aquel momento, pero más sorprendentes son los cambios sociales que han ido acompañando ese progreso de la ciencia. En Argentina en particular, luego de la existencia de una ley de matrimonio igualitario, y de una ley nacional de cobertura de reproducción asistida y ante la tendencia creciente a la postergación de la búsqueda de hijos, los tratamientos de reproducción asistida presentan opciones para cumplir el sueño de tener una familia.

Nadie sabe a ciencia cierta qué sucedió primero: si la aceptación social que permitió la creación de nuevos vínculos o si estos vínculos lograron instalarse y ser aceptados socialmente. Sin embargo, nadie duda de que los tratamientos de reproducción asistida abrieron la puerta para los nuevos modelos de familia. Además de una pareja de hombre y mujer, hoy una mujer sola, un hombre solo, una pareja de mujeres, una pareja de hombres pueden también soñar con vivir un embarazo y formar una familia.


De los cambios científicos a los cambios sociales.

La historia comienza en 1978, gracias a investigaciones llevadas a cabo por el Dr. Patrick Steptoe y el Dr. Robert Edwards – este último galardonado años después con el Premio Nobel de Medicina- nace la primera niña de probeta, Louise. En aquellos años el tratamiento consistía en fecundar dentro de una placa de Petri el óvulo extraído de la mujer con el esperma de su marido para, luego de dos días de cultivo in vitro, devolverlo al útero materno. Hoy, en 2014, Argentina marca un nuevo récord mundial, una mujer de 40 años tiene una niña concebida con óvulos criopreservados hace 14 años, el período más largo de almacenamiento de gametos femeninos seguido de nacimiento vivo.

Los avances científicos permiten soñar con nuevos modelos de familia, y los cambios sociales se hacen eco:

Familias monoparentales: Mujer sola, hombre solo: la mayor parte de las veces, llegan a consulta en un momento de la vida -alrededor de los 40 años- en que no tienen pareja y no desean esperar para buscar un hijo. Las mujeres, a quienes el reloj biológico les suena y saben que en algún momento perderán la posibilidad de concebir pero también a los hombres que, cada vez más informados, saben desde hace unos años y gracias a investigaciones científicas que –aunque más lentamente- también a ellos el tiempo les corre.

A la mujer sola se le realiza una evaluación física, un interrogatorio y estudios hormonales y se evalúan las posibilidades según los resultados. En estos casos aparece una necesidad: el semen de banco: se requerirá una muestra concordante con el perfil genético de la paciente y podrá recurrirse a la inseminación intrauterina, pero en caso de que la mujer presente problemas reproductivos deberán utilizarse técnicas de fertilización in Vitro. En algunos casos, debido a la edad avanzada de la paciente es necesario recurrir también a la ovodonación.

Por su parte, la evaluación del hombre solo, es más simple porque requiere de una muestra de semen, o varias. En este caso, aparecen dos necesidades: un óvulo donado y un útero para llevar adelante el embarazo. En algunos casos puede ser la misma mujer pero en general, no lo es. La búsqueda de un útero subrogado no es tarea fácil y los pormenores legales a tener en cuenta antes de embarcarse, tampoco. El asesoramiento legal es fundamental en estos casos, ya sea que lo realice en el país o en el exterior.

Parejas del mismo sexo: desde la aprobación del matrimonio igualitario en nuestro país en julio del 2010 mediante la ley 26.618, cada vez más mujeres y hombres se han animado a buscar formar sus propias familias. En el caso de una pareja constituida por dos mujeres, ambas deben ser evaluadas desde le punto de vista de la fertilidad. Porque si bien muchas veces ellas vienen decididas sobre quién llevará el futuro bebé en su vientre, a veces esa no es la mejor opción en cuanto a posibilidades se refiere. Además, se presenta como necesidad en estos casos el  semen de banco.

En el caso de las parejas de hombres, se sugiere que en primera instancia entren en contacto con abogados especialistas en derecho de familia internacional que pueden asesorarlos sobre toda la parte legal. Y, mientras tanto, se avanza con los estudios a ambos miembros. Puede requerirse también un perfil hormonal, además de los espermogramas. Y luego, es posible recurrir a un óvulo donado, que deberá ser fecundado en laboratorio mediante técnicas de reproducción asistida de alta complejidad –FIV convencional o  ICSI- e implantado en un vientre subrogado. En algunos casos, puede realizarse una inseminación intrauterina a quien será la mujer subrogante.

Parejas heterosexuales: Estas parejas tienen a disposición todas las opciones. Han de evaluarse a ambos miembros por separado y, dependiendo de los resultados, se decidirán las opciones de tratamiento. Puede recurrirse a técnicas de baja complejidad, como las relaciones sexuales programadas o la inseminación intrauterina, con o sin estimulación, o si hay problemas reproductivos que así lo requieran, utilizar técnicas de alta complejidad como la fertilización in Vitro convencional o la técnica de inyección intracitoplasmática de espermatozoide(ICSI), en la cual un único espermatozoide es inyectado dentro de un óvulo en lugar de colocar la muestra en laboratorio junto al óvulo para que un espermatozoide logre la penetración y fecundación.

En todos los casos, lo importante es que lleguen a consulta y exploren junto al médico las distintas posibilidades que la ciencia ofrece en la actualidad para poder formar una nueva familia en la sociedad de hoy.

Fundación REPRO cumple 5 años 4

Jul14

Desde los inicios de Halitus he tenido siempre presente la importancia de trabajar en investigación, asistencia y docencia. Tal vez un poco por influencia familiar- mi madre ha sido una investigadora abnegada toda su vida- y otro poco por impronta propia, estuve siempre convencido de la necesidad de la investigación básica para el avance de la medicina y ese progreso debería llegar a la gente.

Por eso, en el 2009 nació la Fundación REPRO-Dr. R.Sergio Pasqualini, una organización de bien público sin fines de lucro que apoya los avances técnicos y la innovación, capacita a profesionales de la salud en el terreno de la medicina reproductiva y la biotecnología y promueve campañas de comunicación para acercar la ciencia a la gente y hacerla parte de los pequeños milagros de la vida.
La Fundación –que hoy presido- nace para darle continuidad a este compromiso personal que tengo con la ciencia, compartido por muchos científicos y colegas. Así como agradezco a todos y cada uno de mis pacientes que loe dan sentido a mi profesión, en este quinto aniversario de FUNDACIÓN REPRO quiero agradecer a todos los que con su consejo, su ciencia, o con la donación de su tiempo siguen haciendo posible que en la Argentina exista una organización como la nuestra dotada de los más capacitados profesionales y de una inmensa riqueza humana. La Fundación es hoy una realidad y esperamos desde este lugar seguir contribuyendo con la población en su bienestar y en su desarrollo.

En Fundación Repro trabajamos para que las mujeres con dificultades para concebir tengan cada vez más conocimientos y herramientas a su alcance para lograr el sueño de ser mamás. Pero necesitamos que nos sigan, que nos acompañen en el camino de la investigación, la asistencia y la docencia para que el progreso alcance a toda la población y cada vez se cumplan más sueños.
Necesitamos que te sumes, te necesitamos para hacerlo posible, para REPROducir juntos el milagro de la Vida. Te invito.

www.fundacionrepro.org

Hace un año se aprobaba la nueva Ley Nacional de Fertilización asistida 6

Jun16

Hasta el 5 de junio del 2013, para muchos, los tratamientos de reproducción asistida eran algo económicamente inalcanzable, o lejano pero la nueva ley, amplísima, aprobada con 203 votos a favor, uno en contra y 10 abstenciones les daba a muchos, la esperanza de nuevas oportunidades.

Esa esperanza se reflejaba entonces en tres elementos fundamentales:
En primer lugar, se esperaba un aluvión de consultas, el cálculo era que se pasaría de 12 mil tratamientos anuales de alta complejidad a 40 mil. Pero esto no sucedió: si bien aumentaron, ese incremento fue discreto. Nosotros tuvimos 1600 tratamientos de alta complejidad durante el año 2013 y en lo que va del 2014 estamos apenas por arriba de la misma cantidad de consultas a junio de 2013. Antes de la existencia de la ley 26.862 prácticamente el 100% de los tratamientos eran abonados en forma particular, hoy en día, del total, aproximadamente el 40% son por obra social o prepaga. El discreto aumento en la cantidad total de tratamientos que registramos, comenzó a verse luego de la aprobación de la ley.
Varias son las consultas que nos llegan sobre la cobertura: ¿cubre la ley tal práctica? ¿Cuántas in vitro puedo hacerme por año?¿Tengo que hacer inseminaciones antes de poder realizar fertilización in Vitro?¿la criopreservación tiene cobertura? ¿Si realizo tratamiento con donación de óvulos, deberían darme la cobertura? ¿Yo no tengo pareja, también tengo cobertura? La ley establece que tienen derecho a las prestaciones de reproducción médicamente asistida todas las personas, mayores de edad, sin discriminación o exclusión de acuerdo a su orientación sexual o estado civil y que quedan comprendidas las técnicas de baja y alta complejidad, que incluyan o no la donación de gametos y/o embriones y que podrán incluirse nuevos procedimientos y técnicas desarrollados mediante avances técnico-científicos, cuando sean autorizados por la autoridad de aplicación.

Pero si bien la ley de cobertura existe y está aprobada, es amplia y contempla prácticamente todas las técnicas –incluso la donación de gametas (óvulos y espermatozoides)-, hay claroscuros, lo que deriva en que en ocasiones, los pacientes no obtengan lo que esperaban a partir de la sanción de esta ley. A veces se encuentran con prácticas o tratamientos no cubiertos, objeciones, dilaciones y hasta limitaciones a la hora de elegir el centro donde tratarse. La peregrinación de parejas de un centro a otro, buscando aquel que se adecue a sus expectativas fue habitual antes de la sanción de la ley pero ahora la limitación de la elección del centro que plantea marca una diferencia. En este contexto, la libre elección del centro es positiva en esta práctica médica. No sólo para la calidad de la prestación –relevante teniendo en cuenta que los intentos cubiertos no son infinitos- sino que, además, esto lleva a que cada centro haga lo mejor posible para ser elegido y brindar el mejor servicio. La importancia que tiene para el paciente la libre elección de un centro y de un profesional en el cual depositar su confianza y sus expectativas, redunda directamente en una mejor contención del paciente y optimiza día a día la calidad de atención, fomentando la sana competencia e impulsando una mejora continua y sobre todo, cuidando a la gente. Estos claroscuros no hacen más que incrementar los problemas y el estrés que las personas deben enfrentar.
En segundo lugar, la ley 26. 862 le dio un marco de cobertura a muchas de las prácticas y técnicas de reproducción asistida. Y se espera que con la ley especial que queda aún por ser sancionada se le podrá dar un marco adecuado a las prácticas y técnicas que la ciencia ofrece en Reproducción Asistida, algo muy importante para los pacientes y un gran avance para quienes nos dedicamos a esta tarea.
Por último, se esperaba que la reglamentación estableciera algunas limitaciones, sin que ello significara una barrera a lo que las distintas técnicas pueden ofrecer para el tratamiento de la persona infértil. La realidad es que aunque esta reglamentación básica fue llevada adelante por la Presidencia de la Nación en julio de 2013, a través del Decreto 956/2013, da un plazo de 180 días para trabajar sobre más definiciones y especificaciones. Lo establecido es aún poco definido y deja espacios dudosos que no facilitan la tarea de las personas que realizan tratamientos, por eso, la reglamentación definitiva permitiría allanar el camino de quienes se acercan para cumplir el sueño de ser padres.

No son pocos los científicos que vislumbran que la fertilización in Vitro óptima debería incluir una reducción de la carga emocional para el paciente, no solo aquella inherente al tratamiento sino también aquella que pudiera sumarse desde la clínica que presta el servicio. Un estudio llevado a cabo sobre este tema revela que en la última década ha crecido el interés por comprender los cambios psicosociales de aquellos que buscan un embarazo. Investigar la mejora en la calidad de vida del paciente es la regla número uno y el principio es entonces apuntalarlos, contenerlos. Esto implica, también, facilitarles el camino, evitar los obstáculos, alivianar la carga y ese camino incluye el de la cobertura, el de la ley.

Con la ley 26.862 hemos dado, decididamente, un paso adelante para los médicos, para las personas y para la comunidad. El 25 de julio de 1978, venía al mundo Louise Brown, el primer bebé de probeta, gracias al último avance de la ciencia. A partir de allí, la reproducción asistida ganó lentamente el centro de la escena, un espacio que aún hoy conserva. Hoy en día estas técnicas forman parte de la vida cotidiana pero vivimos una época de transición. La Ley Nacional de Cobertura de técnicas de reproducción asistida –aunque ha marcado un fuerte avance- requiere de una reglamentación precisa, efectiva y definitiva para que realmente pueda alcanzar a toda la sociedad. La aprobación del proyecto de reforma del Código Civil, aún pendiente y demorado, y la posibilidad de que exista una ley específica sobre las técnicas que se utilizan sería un avance aún mayor. Es un buen comienzo pero es preciso seguir avanzando.

Mes de la Fertilidad - Junio 2014 4

May30

Gracias a una iniciativa de hace muchos años de la Asociación Americana de fertilidad, se celebra en junio el mes internacional del cuidado de la fertilidad. Y yo quiero en esta oportunidad dejar un mensaje de aliento a todos aquellos que se encuentran en el camino de la búsqueda de un embarazo y también un mensaje para aquellos que aún no lo están pero quieren estarlo en un futuro y el tiempo -por diferentes razones- les sigue pasando. Y a los médicos que, en una u otra etapa, acompañamos a estos pacientes.

Para empezar ¿qué significa cuidar la fertilidad y cómo hacerlo?. En principio, significa alimentarse correctamente –la grasa corporal puede afectar el funcionamiento del sistema reproductivo-, dejar los hábitos no saludables como el cigarrillo y el alcohol, evitar -dentro de las posibilidades- exponerse a tóxicos o radiaciones, realizar los chequeos ginecológicos y andrológicos periódicos recomendados, y llevar adelante prácticas y actividades saludables-actividad física, yoga, meditación, acupuntura y otras prácticas complementarias-. Es estar informados, es llevar una buena calidad de vida, es estar saludables física, psicológica y emocionalmente.

Es necesario transmitir esto a los pacientes, que sepan que es indispensable cuidar su cuerpo y sientan que hay opciones si un bebé no llega, que son muchos los elementos que juegan un rol relevante a la hora de lograr un embarazo, además de óvulos y espermatozoides en condiciones adecuadas. Y que estamos para ayudarlos, que somos un equipo en busca de un logro conjunto.

También es importante y por eso hoy quiero dirigirme también a aquellas personas que aún no piensan en tener un hijo pero la vida se les pasa y saben que en el futuro desearán tenerlos. Aquellos que postergan esa búsqueda para un momento más adecuado, por la razón que sea, deben saber que hay opciones para preservar su fertilidad. Promover la preservación de fertilidad es fundamental, es dar un paso más allá de la medicina asistencial; significa asumir un compromiso social y una responsabilidad como proveedores de salud. En ese contexto, anticiparnos a posibles patologías evita incluso problemas futuros.

Hoy quiero dejarles un mensaje de aliento y esperanza con la convicción de que quienes hacemos esto con pasión, trabajamos y seguiremos trabajando de la mano de la ciencia y de la investigación para que muchos más logren cumplir su sueño. Nosotros, los médicos especialistas, en el mes de la fertilidad, recordémosle a todos nuestros pacientes que la fertilidad es un bien que hay que cuidar y que el bienestar es un estado que hay que fomentar toda la vida, siempre empezando por uno mismo.

Dr. R. Sergio Pasqualini

Dr. R. Sergio Pasqualini is powered by WordPress y Halitus Instituto Médico
Asista a nuestro programa de televisión semanal sentirypensar.com.ar