Archivo Junio 2010

Charla El rol de la medicina mente-cuerpo en la infertilidad 4

Jun18

Esta fue la charla del 22 de febrero 2010 en el Hotel Meliá de Buenos aires

EL ROL DE LA MEDICINA MENTE-CUERPO EN LA INFERTILIDAD
22 de febrero de 2010 – Hotel Meliá
Ciudad Autónoma de Buenos Aires – Argentina

Disertante: STELLA MARIS MARUSO
Introducción: Dr. R. SERGIO PASQUALINI
Presenta: SILVINA CHEDIEK

PANEL ABIERTO DE PREGUNTAS A EXPERTOS
PANEL:
Sra. Stella Maris Maruso
Dr. R. Sergio Pasqualini

Lic María Elena Sardone
Sra. Claudia Pagano

ORGANIZARON:

FUNDACIÓN REPRO
Marcelo T. de Alvear 2086 Piso 6 Dto D
CP 1122, CABA
Tel. (+5411) 5273-2096
Fax (+5411) 4963-4000
Buenos Aires, Argentina
www.fundacionrepro.org

FUNDACIÓN SALUD
Costa Rica y Argentina
CP 1838, Luis Guillón
Tel. (+5411) 5272-8000
Pcia de Buenos Aires, Argentina
www.fundacionsalud.org.ar

HALITUS INSTITUTO MÉDICO
Marcelo T. de Alvear 2084
CP 1122, CABA
Tel. 54-11 5273-2080
Fax 54-11 4963-4000
Buenos Aires, Argentina
www.halitus.com

Junio es el mes del Cuidado de la Fertilidad 0

Jun1

Por iniciativa American Fertility Association (AFA) el mes de junio es considerado el mes del cuidado de la fertilidad, una patología que afecta a millones de personas en todo el mundo.

Como todos los años desde Halitus nos sumamos esta iniciativa. Esta vez, nos acompaña la Fundación Repro en el marco de su campaña permanente de información y concientización del declinar temprano de la función ovárica. Nada más adecuado para la línea de acción que nos ocupa y preocupa: promover la preservación de la fertilidad y la importancia de la medicina complementaria en la búsqueda del embarazo.

Desde el punto de vista de la medicina, cuidar la fertilidad promoviendo su preservación significa ir un paso más allá de lo meramente asistencial. Representa el compromiso social y una responsabilidad como proveedores de salud en donde la educación en la anticipación de patologías evita reales complicaciones a futuro. Este concepto de preservación de la fertilidad va de la mano de dos nociones fundamentales en salud reproductiva: planificación familiar y criopreservación de gametos.

Reserva reproductiva como parte de la planificación familiar

La oportunidad que tiene una pareja en tener un hijo depende en gran parte en la posibilidad de producir buenos gametos: óvulos y espermatozoides. La reserva reproductiva describe tanto la cantidad como la calidad de estos gametos. Dicha reserva se ve afectada en el tiempo por el género, genética, edad y exposición a las condiciones del medio ambiente. La duración, punto de inflexión y declinación de la reserva reproductiva difieren en cada pareja y en cada uno de sus miembros de acuerdo a esos factores. Los tests de reserva reproductiva son una herramienta útil que deberían incorporarse en la rutina de la planificación familiar.

La planificación familiar no debe ser entendida sólo como control de natalidad e información sobre enfermedades de transmisión sexual. Toda planificación familiar ayuda a las parejas a tomar decisiones informadas acerca de su comportamiento sexual y reproductivo en la construcción controlada de su familia en tiempo y tamaño. Ahora bien, ¿cómo es posible realizar tal planificación sin información completa sobre mis capacidades reproductivas? Pareciera como si las decisiones estuvieran basadas en el supuesto de que la pareja se encuentra en perfecta salud reproductiva y va a permanecer en esa misma situación indefinidamente. Una perfecta salud reproductiva no es una condición dada.

Es más fácil incorporar técnicas de control de natalidad para evitar embarazos que de reproducción asistida cuando estamos en problemas. Entonces, ¿no sería más acertado tomar decisiones con la mayor información disponible?

Más y más mujeres posponen su primer embarazo hasta que se encuentran con dificultades biológicas, producto del envejecimiento natural y consecuente decrecimiento de la reserva ovárica y calidad de sus óvulos. Como resultado, en los últimos años el número de mujeres consultando por problemas de fertilidad a partir de los 37 años se incrementa, edad en la que la función ovárica está en declive haciendo más difícil la obtención de óvulos de calidad adecuada para lograr un embarazo. Por otro lado, y afortunadamente, más y más técnicas médicas se hacen disponibles y permiten la concepción a pesar de todo.

En los Estados Unidos y Europa dónde la planificación familiar se toma muy enserio los test de reserva reproductiva en mujeres son moneda corriente y parte de toda planificación familiar seria y metódica. A veces hasta sorprende el grado de minuciosidad y responsabilidad con que muchas mujeres se toman esto de la planificación, quizá hasta el grado de la exasperación. Con sólo consultar blogs, redes sociales y foros es fácil confirmar esto que, a primera vista, parece exagerado. “Cocoa” es inglesa, soltera y estudiante. Con 27 años de edad y pregunta en Yahoo! Answers acerca del grado de efectividad de un test de reserva ovárica que se realizó porque desea “terminar la escuela de Leyes (otros 3 años), trabajar por otros 2 años y recién después tener hijos”.

En esta parte del mundo somos diferentes. En consultorio ginecológico las mujeres más jóvenes no niegan la practicidad de un test de reserva ovárica a la hora de planificar el futuro. Sin embargo, demuestran despreocupación o hasta rechazo por la formalidad que aparenta cualquier control programado (proyección) de su futura familia. Por el contrario, mujeres de más edad y en particular aquellas que padecen o padecieron algún problema de fertilidad valoran enormemente esta herramienta y hasta a veces se lamentan no haber tomado los recaudos a tiempo.

El uso del test de reserva ovárica, junto con ecografías y test hormonales nos presentan una posibilidad real de definir la reserva reproductiva de una mujer y actuar ante casos de reservas disminuidas o fallas tempranas. Este diagnóstico debería ser considerado como una herramienta de planificación familiar para actuar preventivamente si los resultados no son tan prometedores y poder realizar una correcta apuesta al futuro.

Preservar la fertilidad a través de la criopreservación de óvulos

La preservación de la fertilidad es una rama de la medicina reproductiva desarrollada con el propósito de asistir a las personas en resguardar su fertilidad para opciones en el futuro. Originalmente fue concebida para dar respuesta a personas que deben someterse a procedimientos médicos que afectarán su fertilidad en forma temporaria o definitiva. Los casos más comunes son los pacientes oncológicos que tienen que someterse a quimio o radioterapias.

La preservación de la fertilidad toma hoy un sentido mucho más amplio. No se recurre a ella sólo para evitar los efectos secundarios de terapias a enfermedades graves sino también como medio de planificación o prevención en personas sanas. Postergar la maternidad por cuestiones sociales es una práctica cada vez más común.

Siempre que una mujer tenga un motivo para diferir la búsqueda del embarazo deberá comprender que la fertilidad no la va a acompañar con la misma efectividad durante toda su vida. Lo que hoy no se encuentra en su lista de prioridades y combate metódicamente con anticoncepción mañana será uno de los deseos más anhelados y hasta más difíciles de conseguir. Mientras que una mujer sana tiene aproximadamente un 78% de probabilidades de embarazarse naturalmente a los 25 años, 10 años más tarde esa probabilidad baja a poco menos del 50% declinando aún más rápidamente cuanto más se acerca a los 40 años. A los 35 años será la mitad de fértil que a los 25 y a los 40 la mitad que a los 35.

La mejor forma que tiene una mujer sana de preservar su fertilidad es recurrir a la criopreservación de óvulos. La criopreservación consiste en utilizar muy bajas temperaturas para disminuir las funciones vitales de una célula y poder mantenerla en condiciones durante mucho tiempo. Las células se mezclan con soluciones “crioprotectoras” especiales y luego son almacenadas en nitrógeno líquido a -196°C en tanques especiales hasta el momento en que serán utilizadas.

En los últimos años hemos logrado avances increíbles en esta técnica con aportes y reconocimientos a nivel mundial. Estos logros nos han permitido poder ofrecer a muchas mujeres con gran variedad de indicaciones médicas la posibilidad de conservar óvulos no fertilizados. Tal almacenamiento da una chance a mujeres jóvenes de preservar su fertilidad, suspendiendo sus óvulos en el tiempo, permitiendo que todo su potencial sea liberado de las penurias y la disminución de la fertilidad que implica el deterioro del proceso natural de envejecimiento. Preservar la fertilidad deja las opciones abiertas al futuro.

Mes del cuidado de la fertilidad

El mes del cuidado de la fertilidad es una oportunidad para exponer lo crítico que se ha vuelto la infertilidad los últimos años. La vida moderna nos impone ritmos y desafíos que se agregan a las causas tradicionales de la enfermedad. Ciertas conductas sociales, el abuso de drogas, alcohol y cigarrillo y su combinación con dietas poco equilibradas o exceso de trabajo y estrés son causas frecuentes de esterilidad.

La postergación de la maternidad, es decir, diferir la idea de tener un hijo al límite de lo biológicamente posible sin previsión del verdadero estado de la salud reproductiva, es también una práctica cada vez más común. Este aplazamiento social genera patología en un momento del ciclo de vida reproductivo de la mujer en donde, en realidad, es natural que existan bajas probabilidades de lograr un embarazo. A su vez, los estados mentales como la depresión y el estrés tienen un gran impacto en la complicación de la patología y su tratamiento.

Esta noción nos ha llevado a ver la salud reproductiva desde otra perspectiva, una perspectiva más integral: por un lado la prevención y, por otro, la noción de que los aspectos mentales, emocionales y físicos de la infertilidad están entrelazados y no pueden dejarse de lado.

Junio será un mes destinado a la acción, un momento único para difundir la importancia de la prevención y un enfoque multidisciplinario de la infertilidad. Es mi compromiso, el de Halitus y Fundación Repro traer claridad y sensibilidad sobre la importancia de evaluar y preservar la fertilidad a futuro y la noción de que los aspectos mentales, emocionales y físicos de la infertilidad están entrelazados.

Dr. R. Sergio Pasqualini is powered by WordPress y Halitus Instituto Médico
Asista a nuestro programa de televisión semanal sentirypensar.com.ar