Archivo Septiembre 2013

Sentir y Pensar nominado a un Martín Fierro 0

Sep26

Hoy quiero compartir con uds algo que me llena de orgullo. Nuestro programa, “Sentir y Pensar, La medicina”, ganador del Martín Fierro de cable por Temas Médicos en 2009 fue nominado nuevamente este año. Para nosotros haber ganado ya en 2009 fue un gran reconocimiento, esta nominación -lo ganemos o no- suma a aquél, dándonos más fuerza para seguir. La nominación de este año no la esperábamos, nos tomó por sorpresa. Grata sorpresa.

El programa, a total beneficio de Fundación Repro -de la que soy fundador y Presidente- empezó como una necesidad mía de estar en contacto y actualizarme y actualizar a quien estuviera viéndonos, sobre todas las dolencias y especialidades médicas posibles. Para eso, nuestra producción trabaja arduamente en cubrir los puntos más relevantes en el tiempo que tenemos de programa y nuestros programas quedan en nuestra web para que todos puedan verlos cuando así lo deseen.

Hace 10 años que salimos al aire ininterrumpidamente y que, todo el equipo, doy fe, le pone el corazón. Hoy quiero agradecer a todos aquellos que forman ese equipo, Silvina Chediek que me acompaña y me guía en este camino que no es el mío y el resto del grupo que, prácticamente desde los inicios se ha mantenido inalterable. Gracias por el empeño, por el esfuerzo y por las ganas: hoy tenemos recompensa. También gracias a quienes nos tuvieron en cuenta y por supuesto, a todos aquellos que nos siguen y nos escriben. Si sos uno de ellos, ¡también a vos!

Sentir y Pensar nominado a un Martín Fierro

Sentir y Pensar nominado a un Martín Fierro

Fertilización asistida: la ley se cumple en una sola provincia 1

Sep11

POR MARIANA IGLESIAS – 06-09-2013

Es para tratar en forma gratuita a las parejas con problemas para tener hijos. Pero sólo Chubut respeta lo que se votó en las dos cámaras. Las prepagas y las obras sociales ponen fuertes trabas.

Hace tres meses, y después de var años de lucha, el Congreso votó la Ley de Fertilización Asistida. Se trata de una ley inclusiva, que no pone límites en la edad, ni en el sexo ni en el estado civil de los interesados. Es una ley que amplía derechos: no toma la infertilidad como una enfermedad que debe enfrentar una pareja que no logra concebir un hijo, sino que hace hincapié en el derecho que tienen todas las personas a reproducirse. La ley ya fue reglamentada pero las provincias aún no adhirieron, sólo Chubut lo hizo. Y encima las obras sociales y las prepagas sólo ponen trabas: piden requisitos irrisorios e ilegales.

Hasta el momento la ley sólo genera confusión

¿Cuáles son los centros habilitados? ¿Se pueden elegir libremente las clínicas? ¿El costo de la medicación está cubierto al 100%? ¿Se debe entregar la documentación que exigen algunas empresas? ¿Se debe pagar la donación de gametas? ¿Hay que seguir esperando o la aplicación de la ley es inmediata? ¿Los que ya tienen hijos pero necesitan tratamiento pueden acceder al beneficio? Las dudas siguen.

La Ley 26.862 de Acceso Integral a los Procedimientos y Técnicas Médico Asistenciales de Reproducción Médicamente Asistida dice que los tratamientos de fertilización deben ser incluidos en el Programa Médico Obligatorio (PMO), y deben ser cubiertos por el sistema público, las prepagas y las obras sociales. Por ende, los diagnósticos previos también deben ser cubiertos. La ley fue reglamentada el 22 de julio, y el decreto (956) sostiene que se deberá garantizar “la cobertura integral e interdisciplinaria del abordaje, el diagnóstico, los medicamentos y las terapias de apoyo y los procedimientos y las técnicas de reproducción médicamente asistida”.

Argentina es un país federal, y como tal, necesita que cada jurisdicción adhiera a la ley. Sólo Chubut lo ha hecho.

El resto de las provincias está tratando el tema en sus respectivas legislaturas

Hay dos provincias que tenían leyes de fertilización previas a la nacional (Buenos Aires y Santa Fe), pero son restrictivas y los límites son muchos. Ahora, en esas dos privincias se trata la ampliación de derechos, y ya tienen media sanción las normas que se equipararán a la ley nacional. De todas maneras, y aunque con leyes restrictivas, en Santa Fe se hicieron 56 tratamientos y nacieron dos bebés, y en la Provincia ya nacieron 158 bebés. En Córdoba y la ciudad de Buenos Aires se hacen tratamientos pero sólo a los usuarios de la obra social estatal provincial (Apross, en Córdoba), y a los empleados públicos porteños (OSBA).

El Ministerio de Salud, por su parte, ya habilitó 53 centros para que realicen este tipo de tratamientos. Se trata de instituciones públicas y privadas de las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Corrientes, Mendoza, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta, Santa Fe, San Juan, Tucumán y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En la asociación civil Concebir (Grupo de Apoyo para parejas con trastornos en la Reproducción) reciben infinidad de consultas desde que se aprobó la ley.

“Las prepagas y las obras sociales están pidiendo requisitos imposibles, como test socioambientales, piscológicos y hasta acta de matrimonio de la pareja”, dice a Clarín Guillermina Pieroni. Todo es ilegal, nada de todo eso está en la ley, que postula todo lo contrario, nada de límites, nada de requisitos, nada de papeles. En Concebir explican cómo hay que mandar cartas documento a las empresas de medicina privada que se nieguen a los tratamientos o que pongan trabas, pero no es lo único que aconsejan hacer. “También hay que hacer la denuncia ante la Superintendencia de Servicios de Salud”, dice Guillermina.

Se sabía y se intuía que iba a haber reticencias. Los tratamientos son muy costosos. No tanto los de baja complejidad, pero sí los de alta. Pueden llegar a los 50.000 pesos, y es muy difícil tener éxito en el primer intento. Por eso hasta ahora sólo tienen hijos por fertilización quienes tienen dinero. Pero ahora hay una ley para cumplir.

Claves

Claves

Fuente: Clarin.com

Los pacientes en el marco de la nueva ley de Fertilización asistida – la importancia de la elección del Centro donde consultar 3

Sep2

La ley 26.862, sancionada por el Congreso Nacional el día 5 de Junio de este año y reglamentada por el Poder Ejecutivo de la Nación el día 19 de Julio 2013, garantiza el acceso integral a los procedimientos y técnicas médico asistenciales de reproducción asistida, derechos a la paternidad /maternidad y a formar una familia en directa conexión con el derecho a la salud, según lo prescripto científicamente por la Organización Mundial de la Salud.

Cuando en nuestro país se comenzó a realizar tratamientos de fertilidad no existía ningún tipo de cobertura y sólo accedían a la prestación aquellos pacientes con capacidad económica para afrontar sus costos, consultando en Centro de su elección.

En este sentido fue un importante antecedente la sanción de la Ley de Fertilización de la Provincia de Buenos Aires, que otorgaba el derecho a quienes tuvieran domicilio en la provincia, pero que generó gran cantidad de recursos de amparo basados en el libre acceso a la salud y a la no discriminación que marca la Constitución Nacional; recursos que en su mayoría eran favorables a los pacientes.

Frente a esta realidad y superando estas situaciones, llega la ley nacional 26.862 que incrementa con su vigencia las escalas actuales y plantea un escenario de grandes desafíos para todos los actores involucrados.

En consecuencia, la importancia que tiene para el paciente la libre elección de un centro y de un profesional en el cual depositar su confianza y sus expectativas, redunda directamente en una mejor contención del paciente y optimiza día a día la calidad de atención, fomenta la sana competencia e impulsa una mejora continua.

Muchos pacientes logran en nuestro Instituto lo que no lograron en otros, y, obviamente, otros a la inversa. Esta decisión personalísima de quienes padecen dificultades vinculadas a la fertilidad, debería ser tenida en cuenta para evitar que el paciente se sienta limitado en sus opciones.

Ampliar en lo posible su margen de decisión evitaría en muchos casos frustraciones por no haber podido realizar su tratamiento en manos elegidas.

Apostamos a los protagonistas de este proceso iniciado – autoridades de aplicación, prestatarias, agentes de cobertura médico asistencial, efectores médicos, sociedad científica y profesionales en general- para continuar brindando lo mejor de cada uno y seguir apostando a la vida.

Dr. R. Sergio Pasqualini is powered by WordPress y Halitus Instituto Médico
Asista a nuestro programa de televisión semanal sentirypensar.com.ar