Archivo octubre 2014

Discurso de agradecimiento por el diploma de honor “Líder de la fertilización asistida 2014” 0

Oct23

En primera instancia, quiero agradecer al Consejo Ejecutivo y Consultivo de la Revista Gracias Doctor, integrado por un Jurado de 125 personalidades médicas por haberme distinguido con este Diploma, para mí es un honor.

La verdad es que hace más de 30 años que decidí que la reproducción asistida iba a ser parte de mi vida y, también por entonces, que la investigación era el motor para el desarrollo y el crecimiento de esta especialidad. Hoy, con una ley de cobertura en nuestro país y el recientemente aprobado Código Civil, que abre las puertas a una ley especial, recibo el premio en un momento muy especial del país y de la reproducción asistida.

Si bien la infertilidad nunca fue un tema en mi familia, crecí en un entorno donde la investigación y la medicina eran parte del día a día y una pasión casi contagiosa. Mi padre, Rodolfo, era médico, Profesor emérito en la UBA, su tesis de doctorado la dirigió el Premio Nobel de Medicina Bernardo Houssay y fue el creador y director del Instituto Nacional de Endocrinología. Mi madre, Christiane Dosne, nació en Francia se doctoró en medicina experimental en una prestigiosa universidad de Canadá y se dedicó a la investigación científica. Pero su amor por la investigación la trajo a la Argentina y se convirtió en la primera mujer en ocupar un lugar en la Academia Nacional de Medicina. Todavía hoy forma parte del CONICET.

Cuando en 1987 decidí crear halitus Instituto Médico fue con la convicción de que podría cambiar la vida de mucha gente, no pensé que esta especialidad también cambiaría tanto la mía. No solamente fuimos pioneros en la aplicación de algunas técnicas de reproducción asistida sino que hemos desarrollado –investigación mediante- técnicas propias que incluso han sido adoptadas alrededor del mundo. A principios de 2014 logramos el nacimiento de un bebé producto del óvulo criopreservado por mayor tiempo en el mundo, un récord que me enorgullece. La pasión y la dedicación con la que trabajamos en equipo siempre tiene su contrapartida en el cariño que recibimos de los pacientes con los que decidimos caminar juntos. Y la investigación es y siempre será una apuesta, es la base del crecimiento de cualquier área de la medicina, por eso, en 2009 creé la Fundación Repro, sin fines de lucro, convencido de que en la investigación está el progreso real.

Quiero personalmente compartirlo con todos aquellos que estuvieron a lo largo de mi camino, y agradecerles a aquellos que me acompañaron en mi trayectoria y sin quienes no estaría hoy acá, fundamentalmente a mi familia, a mi padre y a mi madre, ejemplos de esfuerzo y dedicación, a mi mujer y a mis hijos, quienes incondicionalmente han estado siempre a mi lado, lo siguen estando y me impulsan a seguir adelante, mirando al futuro. Gracias a todos.

Día de la madre 8

Oct14

El próximo 19 de octubre se celebra el día de la madre y creo que, desde ahora, deberíamos todos pensar en ellas. A diario veo transitar por mi consultorio mujeres de distintas edades- aunque como siempre les cuento, cada vez más grandes- que buscan cumplir el sueño de tener un hijo. Un camino que, a veces más simple, a veces no tanto, genera diferentes sentimientos y sensaciones que requieren de acompañamiento y, tantas veces, de aliento. Las veo reírse, llorar, luchar, apurarse, paralizarse, venir solas o acompañadas, angustiarse, informarse, desilusionarse, recobrar fuerzas, pero pocas veces, las veo desistir. A veces hasta me veo en la obligación de pedirles que tomen un descanso o me enfrento –por suerte pocas veces- a la tan ardua tarea de sugerirles que dejen de intentarlo. Y es que el deseo es tan grande que ponen toda su energía –y muchas veces su cuerpo-  en verlo cumplido.

El camino no es sencillo y sin embargo, ¡tienen tanta fuerza!

Luego, a muchas las veo madres, vienen con su hijo y su enorme sonrisa a compartir su triunfo, nuestro triunfo. A otras, las veo seguir adelante con su búsqueda sin tregua. Y no faltan quienes luchan por mantener el equilibrio en sus vidas entre trabajo y la tan ansiada familia, incluso aquellas que no han tenido problemas para concebir y las veo caminando por el instituto con las panzas crecientes. Y es que las mujeres-madres, aún cuando han pasado muchos años desde la inserción femenina en el ámbito laboral, se enfrentan al mayor desafío de todos: equilibrar su tiempo para ser felices.

A todas aquellas que nunca dejan de intentarlo, vaya mi saludo afectuoso, mi respeto y mi mensaje de aliento: ¡no bajen los brazos!

A quienes lo han logrado, ¡nunca se olviden disfrutar de y con ellos!

A mi madre, gran investigadora y madre de cinco, que siempre supo estar ahí para todos nosotros sin descuidar un segundo sus responsabilidades laborales, gran equilibrista de la vida, mi admiración y cariño; a la madre de mis cuatro hijos, mi eterno agradecimiento por su dedicación a esta familia y por su apoyo; a las madres de mis nietos- mi hija y mi nuera-, gracias por regalarme la dicha de ser abuelo.

¡Felicidades a todas aquellas que lo han logrado y a las que nunca dejaron de intentarlo!

Dr. R. Sergio Pasqualini is powered by WordPress y Halitus Instituto Médico
Asista a nuestro programa de televisión semanal sentirypensar.com.ar