Archivo julio 2015

Los avances en fertilización asistida no se detienen a 37 años del nacimiento de la primera bebé de probeta 0

Jul25

El 25 de julio de 1978 vino al mundo Louise Brown, la primera bebé de probeta, hoy ya madre, y el descubrimiento revolucionó la ciencia y más aún, el área de reproducción asistida. Desde entonces, los avances científicos en este campo no han dejado de sucederse y, con los cambios sociales de los últimos años, todavía más.

En medio de controversias y debates, la primera bebé de probeta vio la luz revolucionando el mundo científico, dando lugar al nacimiento de más de 4 millones de niños en el mundo y también sentando las bases para grandes cambios sociales que, desde entonces, no han dejado de sucederse: la atención se centró en fomentar los nacimientos en lugar de controlarlos (anteriormente, la revolución pasaba por el control de la natalidad, a partir del nacimiento de la píldora anticonceptiva), por ejemplo, y hoy día se focaliza en la necesidad de regulaciones y leyes que otorguen un marco adecuado al uso de las técnicas de fertilización asistida sin coartar posibilidades a las personas que buscan un hijo.
Otro elemento de cambio, es cada vez más personas en soledad, enfrentan la posibilidad de ser padres, crecen las familias monoparentales y la fertilización in Vitro también les brinda una posibilidad. E, incluso, en nuestro país –como en tantos otros-, socialmente se avanzó desde la unión civil hasta el matrimonio igualitario de personas del mismo sexo y las técnicas de reproducción asistida debieron adaptarse también a ellos. En este contexto es que uno de los avances más revolucionarios –y también más polémicos- de los últimos tiempos les brinda a las parejas del mismo sexo otra posibilidad: la gestación por sustitución o subrogación de vientre. Indicado principalmente para una mujer con infertilidad cuando presenta algún problema en su útero o porque su salud está afectada y corre un riesgo de vida en caso de embarazo, esta técnica se convirtió también en una posibilidad certera para un hombre solo o para una pareja homosexual masculina.

La subrogación de útero se trata de una manifestación de voluntades donde una mujer lleva adelante un embarazo para otra persona o pareja.

Legalmente hablando
Hay que crear conciencia de que la gestación por sustitución o maternidad subrogada no está prohibida como muchos afirman, no hay una normativa que la permita o la prohíba, por lo cual, es posible realizarla.
En nuestro país, si bien esta técnica fue dejada fuera de la última reforma aprobada del Código Civil que entra en vigencia el próximo mes de agosto, aunque no está regulada, no está prohibida. Sin embargo, como para la ley en principio madre es la mujer que da a luz pero admite prueba en contrario, mediante un ADN sumado a la voluntad procreacional de quienes quieren y luego son, los padres del niño que nace por esta técnica es posible desvirtuarlo. Esto ocurrió en el primer fallo de este tipo en nuestro país, en 2013, que indicó que la niña nacida por esta técnica fuera inscripta como hija de sus padres procreacionales y no de la mujer que la dio a luz. Próximamente, la justicia argentina inscribirá por segunda vez en la historia a una niña gestada en un vientre “prestado” como hija de sus padres procreacionales, fallo resuelto por el juez Gustavo Eduardo Noya del Juzgado Civil 83 y que se sostiene en los principios de interés superior del niño, de Derecho a la Identidad, y a la protección de las relaciones familiares y la consolidación de la familia. Lo que siempre prevalece es el interés superior del niño, su verdad de quienes quisieron ser padres. Hoy por hoy al menos uno de los padres debe aportar su gameto para estas prácticas. Nada cambia si, como suele suceder, hay una ovodonación. Todavía no hay casos judiciales en Argentina donde exista una gestación por sustitución sumada a donación de embrión en el caso que ninguno de los padres pueda aportar su gameto. Pero nadie sabe qué nos depara el futuro, solo que las técnicas de fertilización asistida han venido para quedarse y crecer para poder dar respuesta cada vez a más personas que deseen cumplir el sueño de tener un hijo.

Criopreservación: la opción que permite pensar a futuro 0

Jul15

La tasa de fecundidad viene cayendo desde hace más de 15 años y socialmente, y para ello no hace faltan estadísticas, basta con ver la edad promedio que las trae hasta el consultorio médico de un especialista en reproducción. Hace 10 años, la mayor parte de las mujeres que llegaban a la primera consulta más tempranamente pero hoy en día puede observarse que cada diez embarazos, cinco rondan los 40 años.

La fertilidad tiene su pico a los 25 años, baja lentamente hasta los 30, más hasta los 35 años y mucho más a partir de ese momento, crear conciencia en la población de la necesidad de no postergar es fundamental ya que se estima que por cada año que una mujer demora la maternidad, la posibilidad de quedar embarazada se reduce un 5%. Es entonces que hablar de preservación de la fertilidad se vuelve importante y de vitrificación de óvulos, aún más.
La preservación de la fertilidad es una opción que permite postergar las chances reproductivas conservando las posibilidades para el futuro.

La criopreservación consiste en utilizar muy bajas temperaturas para disminuir las funciones vitales de una célula y poder mantenerla en condiciones durante mucho tiempo. Las células se mezclan con soluciones “crioprotectoras” especiales y luego son almacenadas en nitrógeno líquido a -196°C en tanques especiales hasta el momento en que serán utilizadas. Si bien originalmente estas técnicas fueron creadas para dar respuesta a personas que deben someterse a procedimientos médicos que afectarán su fertilidad (como el caso de las radioterapia/quimioterapia en pacientes con cáncer) hoy y más aún a partir del descubrimiento de la vitrificación que ofrece aún mejores resultados, no solo es una opción para mujeres con alguna indicación médica sino que crece como opción válida para aquellas mujeres sanas, sin indicación alguna.

La técnica de preservación de óvulos en frío, ya sea por criopreservación lenta o vitrificación de óvulos, ha demostrado más de una vez su eficacia. Hace poco más de un año nació en Halitus, una bebé producto de un óvulo preservado en frío por 14 años, marcando un récord mundial. Se recurre a esta técnica no sólo para los casos de tratamiento de la infertilidad sino que en modo creciente como una herramienta de preservación de la fertilidad para aquellas mujeres que postergan la maternidad ya sea por razones sociales como oncológicas.

La postergación de la maternidad de la que tanto hablamos, también tiene su versión masculina: ellos también demoran la búsqueda de un hijo por razones laborales o priorizando sus logros profesionales, o la situación se da con una nueva pareja.

Si bien la función reproductiva masculina es menos vulnerable al paso del tiempo, no es nueva la información que refiere que así como existe un descenso de la fertilidad femenina alrededor de los 40 años, también en el caso de los hombres ese quiebre se produciría más cerca de los 50. Esta modificación se relaciona, en la mayor parte de los casos, con un progresivo descenso de la testosterona- hormona fundamentalmente masculina- desde los 30 años. Varios estudios mencionan la disminución de la fertilidad en mayor o menor medida –fundamentalmente la reducción del volumen del eyaculado, pero también afecta la cantidad y la calidad de los espermatozoides- y el aumento del riesgo de alteraciones genéticas. La paternidad tardía también es una realidad, entonces tal vez sea una buena opción pensar que un hombre congele semen a los 30 años y, de querer un hijo después de los 50 años, pueda recurrir a esa muestra congelada, disminuyendo así los riesgos relacionados con los espermatozoides de un hombre mayor.

“Nosotros desde Halitus, celebramos el avance de la ciencia que nos permite dar respuestas a las diferentes necesidades médicas y sociales. Hace años, una técnica desarrollada por el Dr. Carlos Quintans, en el Laboratorio de Halitus Instituto Médico, -previa al surgimiento de la vitrificación- que consistía en reemplazar el sodio por la colina en el medio de cultivo- marcó un hito en la criopreservación de óvulos en ese momento, dado que fue adoptada a nivel mundial. La preservación de óvulos es hoy la variable diferencial para aquellas mujeres que desean o deben postergar su momento de ser madres”, sostiene el Dr. Sergio Pasqualini, Director científico de Halitus Instituto Médico y Presidente de Fundación Repro. “Y desde la Fundación Repro que está cumpliendo 6 años de vida, también trabajamos en la investigación, docencia y acción social sobre estos temas, hemos lanzado la TARJETA AMIGOS REPRO, una tarjeta de beneficios a la que se accede con una donación mínima de $50, y así poder seguir ayudando a que las personas con dificultades para concebir tengan cada vez más herramientas a su alcance para cumplir el sueño de ser padres”.

www.fundacionrepro.org/tarjeta

Subrogación uterina o gestación por sustitución: despejar dudas es fundamental 1

Jul3

La subrogación de útero se trata de una manifestación de voluntades donde una mujer lleva adelante un embarazo para otra persona o pareja. Se aplica como terapia para una mujer con infertilidad cuando presenta algún problema en su útero o porque su salud está afectada y corre un riesgo de vida en caso de embarazo. Las consultas crecen lentamente.

En nuestro país, si bien esta técnica fue dejada fuera de la última reforma aprobada del Código Civil que entra en vigencia el próximo mes de agosto, aunque no está regulada, no está prohibida pero para la ley en principio madre es la mujer que da a luz pero admite prueba en contrario, lo que se desvirtúa mediante un ADN sumado a la voluntad procreacional de quienes quieren y luego son, los padres del niño que nace por esta técnica. Lo que siempre prevalece es el interés superior del niño, su verdad de quienes quisieron ser padres. Por hoy al menos uno de los padres debe aportar su gameto para estas prácticas. Nada cambia si, como suele suceder, hay una ovodonación. Todavía no hay casos judiciales en Argentina donde exista una gestación por sustitución sumada a donación de embrión en el caso que ninguno de los padres pueda aportar su gameto.
Hay que crear conciencia de que la gestación por sustitución o maternidad subrogada no está prohibida como muchos afirman, no hay una normativa que la permita o la prohíba, por lo cual, es posible realizarla.
El caso de Maica Moraes y Juan De Gregorio fue el primero en el país en recibir un fallo que indicó que la niña nacida por esta técnica fuera inscripta como hija de sus padres procreacionales y no de la mujer que la dio a luz. Juan y Maica desde que se casaron intentaron lograr un embarazo. Maica quedó embarazada dos veces y los perdió, el segundo a los 6 meses de gestación (esa vez, perdió el útero pero pudo conservar los ovarios). Unos años después, una amiga de Maica —de 40 años y madre de dos adolescentes— le ofreció su vientre. La beba nació en 2012 y sus padres dieron una batalla legal para anotarla como propia en 2013. La historia de Maica y Juan es relatada por Juan en su propio libro, La fuerza de un deseo.
En Halitus desde el 2013, se han recibido 83 consultas por subrogación uterina – muchas más han llegado por este tema al estudio de la Dra. Quaini-, 17 de ellas fueron de parejas homosexuales, 10 casos realizaron tratamiento y se lograron 9 embarazos de los cuales uno se detuvo, 2 están en curso y ya han nacido 6 bebés.
Recientemente, dimos a conocer la historia de Leo y Nacho, papás de Juan Pablo, la primera vez que dos hombres logran ser papás por esta técnica en nuestro país. Y seguramente, en un futuro próximo, más casos irán saliendo a la luz, de allí la necesidad de una ley especial.
Mientras tanto, en ausencia de dicha ley y a partir de aquel primer caso de Maica y Juan hemos desarrollado en Halitus un programa, que incluye a una psicóloga especializada y un asesoramiento legal por parte de la Dra. Fabiana Quaini, experta en derecho de familia internacional, para que las parejas, los hombres o mujeres que buscan un hijo, las mujeres gestantes y los especialistas que los asisten, se manejen en un marco de referencia.

Dr. R. Sergio Pasqualini is powered by WordPress y Halitus Instituto Médico
Asista a nuestro programa de televisión semanal sentirypensar.com.ar