Archivo Agosto 2015

El rol de la partera: El reconocimiento en su día; 31/8 Día de la partera argentina 0

Ago31

Los especialistas en reproducción asistida vemos la película desde el inicio mismo, luego los obstetras acompañan durante todo el transcurso el embarazo y finalmente, después de nueve meses- a veces menos- el bebé finalmente decide salir al mundo. La partera adquiere un rol preponderante a la hora del parto: no solo porque se convierte en una gran ayuda para el médico sino porque es el principal apoyo de la mamá – además del papá del bebé-. Hoy les comparto algo de una de las parteras –a nosotros nos gusta decirles obstétricas- que nos acompaña hace tiempo, Nelly Gago.

El momento del parto es una experiencia fuerte para toda mujer y el mayor acompañamiento y ayuda profesional que pueda recibir es indispensable. En ese contexto, no sólo es importante el rol del papá –si lo hubiera- sino también el de la partera, una mano amiga.

Contención, compañía, respaldo, saber profesional y tranquilidad, son factores clave para el momento del parto y llegan gracias a una persona, la partera. Para la mujer, tener al bebé en su vientre es una responsabilidad y requiere de cuidados y atención. Por eso, es importante estar alerta y reconocer los mensajes que el bebé envía desde la panza: “demasiado trajín mami”, “de ese lado no te acuestes mami”,” me asusté como vos mami”. Con diversas actitudes –pataditas, quietud, movimiento- el bebé logra manifestarse y la partera es quien sabe interpretarlo para enseñarle a la mamá sus significados. Además, la obstétrica está las 24 horas a disposición para guiarla a través de las distintas situaciones que se presentan: reconocer los síntomas del parto, disminuir la ansiedad, explicarle los pasos a seguir, acompañarla durante el parto.
La embarazada debe estar guiada de un equipo que la asista, que debe conocer con anterioridad para poder consensuar sobre lo que se va a hacer. Las parteras son las primeras personas a las que se acude cuando comienzan las contracciones: su trabajo es recibir a las pacientes, prepararlas y contenerlas. Son un sostén para que las mamás puedan relajarse y colaborar con el trabajo de los médicos, ya que vienen trabajando con la madre para llegar juntas a ese día. Las preparan tanto en los aspectos físicos como emocionales para participar activamente en el nacimiento de su hijo.

Las parteras tienen un rol esencial: contener a la pareja y cuidar la salud del bebé por venir. Ellas se ocupan de escuchar al bebé, de respetar los tiempos, de cuidar y contener a la mamá y al papá así como también de poner al tanto al profesional que realizará el parto sobre la evolución del trabajo de parto y estado del bebé. Parte de su labor es enseñarle a esa mamá a estar atenta a sus propias necesidades y sensaciones, a los pedidos que el cuerpo le hace respecto de posiciones a adoptar para aliviar molestias: la partera así tiene un doble rol, se convierte en una acompañante que ayuda a la relajación de la pareja y que colabora con el profesional médico.

Durante el proceso de trabajo de parto, la función más importante es poner los sentidos al servicio del bienestar familiar: escuchan los latidos fetales, sienten cuando la mamá requiere ayuda y tienen en cuenta lo que el propio bebé está diciendo, porque es él mismo quien les indica como puede ser su nacimiento si se lo “escucha” durante todo el proceso de trabajo de parto.
Son las encargadas de explicarle a la pareja cómo será el recibimiento del recién nacido, como así también los cuidados post parto mediatos e inmediatos. Es importante la comunicación afectuosa y sabia al momento de hablar y exponer cualquier situación que se presente; así un equipo de parto reconoce la importancia de tener papás que se brindan con confianza, porque la sabiduría que cada uno tiene debe ser compartida por las dos partes: médicos y mamá.

¿Cuáles son los síntomas del parto que las parteras ayudan a identificar?
El reconocimiento de las contracciones, cómo contarlas, la pérdida del tapón, todo eso es importante para evitar viajes innecesarios a la clínica y prepararse para el momento correcto.

Distintos son los síntomas que pueden alertar sobre el parto:
-La intensidad y frecuencia de las contracciones del trabajo de parto
-La pérdida del tapón mucoso o de líquido amniótico
-La dilatación

La partera es quien guía a la pareja durante el trabajo de parto. La forma de parto no depende de la dilatación únicamente sino que está dada por la ubicación de la cabeza del bebé. En caso de que se trate de una cesárea, la partera también está presente: con su contención, acompaña a la pareja en la internación y realizan los primeros controles a la mamá y al bebé, calma la ansiedad, se encarga de explicarle los pasos a seguir en esa cesárea para despejar dudas y temores, escucharlos. Sus conocimientos son la guía que permite al profesional médico saber la situación al momento del parto o cesárea.

La partera contiene a la pareja que imagina el nacimiento de su bebé, respetando sus miedos y angustias, hacen todo lo mejor para un buen nacer. Así, la obstétrica, o partera como se la conoce, es tanto una compañía, como una guía, como una mano amiga.

Fertilización asistida: en pos de transferir un solo embrión 2

Ago14

Desde el primer nacimiento in Vitro en 1978, muchos han sido los avances en reproducción asistida. Pero en los últimos tiempos el énfasis está puesto en tratar de evitar los embarazos múltiples, y una de las maneras, es transfiriendo un solo embrión.

El reloj de la ciencia no se detiene y los avances en el campo de la fertilidad siguen creciendo día a día. Hasta ahora los mayores esfuerzos estaban centrados en la recuperación de ovocitos y la transferencia embrionaria, y, en última instancia, en el logro del embarazo. Sin embargo, para los pioneros de la fertilización in Vitro hace 30 años, los resultados fueron esenciales indicadores de que los protocolos de estimulación, los procedimientos de laboratorio y las técnicas de transferencia embrionaria estaban funcionando. Entonces, era indispensable lograr la máxima estimulación ovárica para producir suficientes ovocitos para compensar los procedimientos relativamente ineficientes del laboratorio. Hoy, estos paradigmas han cambiado y se recurre más a la estimulación moderada, al ciclo natural y a la vez, se enfrenta un nuevo desafío: reducir la cantidad de embarazos múltiples sin restarle posibilidades a la pareja. Así, el éxito de un tratamiento está fuertemente ligado a la evolución de la fertilización in Vitro y es el motor para lograr el nacimiento de un único bebé sano y a término. Hoy en día, a partir de los avances en las técnicas y en el laboratorio, es posible en algunos casos, dependiendo de la calidad del ciclo, transferir un único embrión sin que esto represente un descenso en sus posibilidades de gestación ya que los embriones disponibles, transferidos juntos en el mismo ciclo o separados en distintos ciclos no modificarían el porcentaje de éxito de ese tratamiento. De esta forma, la disminución de los riesgos de embarazo múltiple y sus complicaciones es significativa transfiriendo un único embrión y, en todo caso, criopreservando aquellos que evolucionaron hasta el estadio de blastocisto –el estadio más avanzado, 5 días luego de la fecundación- para futuros intentos.

Los investigadores alrededor del mundo aportan datos para expandir las posibilidades que permitan sobreponerse a los impedimentos biológicos y médicos que interfieren con la concepción y la gestación de un bebé sano e intentan maximizar las posibilidades de cada ciclo reduciendo los riesgos al mínimo. Las investigaciones y los avances en cultivo embrionario, selección de los mejores embriones y la criopreservación lograrán aún más beneficiar las estrategias de estimulación moderada y, algunos pregonan que llegará el momento en que la alta calidad de los embriones, las mejoras en la criopreservación y la optimización de las condiciones preconcepcionales, permitirán transferir- con el consentimiento de la pareja- , en muchos casos, sólo un embrión por ciclo. Así abren las puertas de la ciencia para muchas parejas que aún persiguen el sueño de formar una familia.

Semana Mundial de la lactancia materna 0

Ago3

Esta semana se celebra la Semana de la lactancia materna para crear conciencia de los beneficios que tiene, tanto para la madre como para el bebé, el amamantamiento.

No seré el primero en decir que el período de lactancia es sumamente importante para crear el lazo único madre- hijo y la mayoría de las madres ya lo saben. Así como saben que hay que preparar el pezón antes d ela llegada del bebé, o que la cesárea suele demorar la bajada de leche.
La leche materna no solamente es la mejor nutrición porque brinda anticuerpos que protegen al bebé de incontables enfermedades, establece una conexión entre la mamá y el bebé que permite crear fuertes lazos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que el bebé sea amamantado exclusivamente con pecho hasta los 6 meses y luego ir incorporando alimentos complementarios a partir de esa edad y continuar amamantando hasta los dos años de vida. Además esta organización exhorta a no utilizar anticonceptivos hormonales durante el período de lactancia porque contienen estrógenos que disminuyen la producción de leche materna y acortan el período de lactancia. Para la elección del método más conveniente siempre es recomendable la consulta con un profesional.

Los cambios hormonales que se producen durante el embarazo influyen también sobre el deseo sexual de la mujer que disminuye generalmente reduciendo la frecuencia de las relaciones sexuales. Sin embargo, deben tomarse precauciones si no se busca un embarazo enseguida.
Debe tenerse en cuenta que si bien el amamantamiento tiene un efecto inhibidor de la ovulación y produce un retraso de la aparición de la menstruación disminuyendo la posibilidad de un nuevo embarazo, esto sólo sucede en casos en que se da el pecho 7 veces o más por día, hay mamadas nocturnas y el tiempo de succión total del pecho es de 80 o más minutos por día. Es decir, los primeros 6 meses del período de lactancia podrían ser considerados un método anticonceptivo en sí mismo si al menos el 85% de la alimentación del bebé está constituida por leche materna tanto de día como de noche y si se presenta una amenorrea (ya que se produce una inhibición fisiológica de la ovulación por elevación de la prolactina y la supresión de gonadotropinas). Y es que el efecto anticonceptivo de la lactancia natural se basa en la supresión de la ovulación por los cambios hormonales provocados por la succión del pezón, entonces, cuanto mayor es la frecuencia de la succión, mayor es la eficacia del efecto anticonceptivo. Así la posibilidad de la mujer de quedar embarazada se reduce a sólo un 2%.
Los preservativos son una opción postparto pero también es posible utilizar la minipíldora, una píldora que contiene una sola hormona y no interfiere con la lactancia. Existe una píldora anticonceptiva libre de estrógeno, con la misma eficacia de un 99% de las píldoras con estrógenos y progestágenos. Posee la misma ventana de protección: 12hs y disminuye el sangrado con el tiempo. Posee baja incidencia de efectos secundarios y un efecto insignificante sobre variables metabólicas. Está indicada en casos de lactancia, ya que las píldoras con estrógenos disminuyen la cantidad de leche materna y la duración de la lactancia. Este tipo de anticonceptivos no interfiere en la calidad y la cantidad de la leche materna y no tienen efecto alguno sobre la tasa de crecimiento de los infantes.

Después del parto la elección del método a utilizar y el momento de comenzar a utilizarlo requiere una evaluación del estado general de la mujer y de un asesoramiento médico. Es importante no perder de vista que excepto el preservativo, todos los demás anticonceptivos requieren la consulta médica y que la selección del método más adecuado es absolutamente personal.

Recomendaciones durante la lactancia
-Elegir una alimentación variada y beber líquidos de acuerdo a su sed.
-Realizar ejercicios físicos si lo desea, en forma moderada, a partir de las 6 a 8 semanas post parto. Evitar trabajos aeróbicos excesivos.
-Es importante saber que la anticoncepción oral no está indicada para cualquiera y que es necesario realizar algunos estudios previos antes de que una mujer decida recurrir a las pastillas anticonceptivas.

Dr. R. Sergio Pasqualini is powered by WordPress y Halitus Instituto Médico
Asista a nuestro programa de televisión semanal sentirypensar.com.ar