Archivo Septiembre 2016

Camino hacia un hijo 4

Sep28

Hoy quiero compartirles una nueva propuesta que pusimos en funcionamiento en el instituto. Los invito a acercarse e informarse y les comparto información que las responsables –Cecilias Calós (psicóloga) y María Laura Domínguez (Doula)- me acercaron.

“Camino hacia un hijo: recursos para el viaje”

La infertilidad se presenta como una crisis multidimensional que afecta fuertemente a las personas implicadas y su círculo íntimo (familia, amigos, etc.) y lo hace en varios niveles: psicofisiológico, en su identidad y autoestima, su relación con otros, su grado de satisfacción vital.
Encontrarse con este diagnóstico, suele desencadenar altos niveles de estrés, una amplia variedad de emociones y sentimientos negativos y en algunos casos, sintomatología que interfiere en las actividades cotidianas.
Esta crisis enfrenta a los pacientes con un replanteamiento de sus valores, objetivos y propósito vital. Iniciar la búsqueda de un hijo, de un modo que difiere del esperado, no es necesariamente un acontecimiento puramente negativo pero sí requiere un modo de acompañamiento y orientación que contemple un enfoque holístico, es decir, que tenga en cuenta la relación mente-cuerpo.

Actualmente existe suficiente evidencia científica del impacto positivo que tienen las intervenciones psicológicas (consejería individual, de pareja y talleres grupales) en los tratamientos de fertilidad: por un lado, aumentan la adherencia a los procedimientos médicos, disminuyen sintomatología negativa (ansiedad, depresión) y contribuyen a generar mejores condiciones psicofísicas para lograr un embarazo.

Este camino hacia la búsqueda de un hijo, puede ser una oportunidad para encarar un proceso de autoconocimiento, de preparación activa para una maternidad y paternidad vivida con conciencia y plenitud.
Proponemos vivirlo como un viaje, uno que podemos planificar, disfrutar y experimentar como una travesía única, que nos puede llevar a lograr nuestro sueño y que, sin duda, nos acercará herramientas para el logro de un mayor bienestar personal.
El objetivo central de esta nueva propuesta, es ofrecer acompañamiento, orientación y contención a quienes estén atravesando tratamientos de fertilidad, en sus diferentes instancias.
Poder regular los estados emocionales negativos, aprender técnicas de relajación y conciencia plena para afrontar los tratamientos, generar emociones positivas y estados de bienestar psicofísico, explorar nuevos modos de relacionarnos con nuestra pareja y entorno, compartir vivencias con otros que están en la misma búsqueda, son parte de los objetivos de cada encuentro.

¿Qué prácticas podés incorporar, si estás en este proceso de búsqueda?: te sugerimos algunas:
– Llevar un diario escrito de la experiencia. Poder expresar nuestras fantasías, miedos, emociones de esta forma, reduce la ansiedad, genera una sensación de mayor calma y equilibrio.
– Aprender técnicas de relajación, es muy útil. Ocupar unos minutos diarios para liberar la tensión y dejar de “hacer”, focalizando sólo en la observación de los pensamientos y las sensaciones corporales, contribuye a reducir el estrés y aumentar el grado de bienestar.
– Participar de grupos de apoyo. Compartir nuestras vivencias con otros que están atravesando lo mismo, es de gran ayuda para reducir el malestar y aprender nuevas estrategias para afrontar lo que nos va sucediendo.
Se trata de vivir este momento vital, con conciencia, siendo protagonistas activos en la experiencia. Construir, paso a paso, las mejores condiciones para vivir este viaje hacia un sueño anhelado: la llegada de nuestro hijo.

Acupuntura en infertilidad y en la búsqueda del embarazo 2

Sep16

Hoy quiero compartirles información sobre acupuntura en infertilidad y en el embarazo.

La MTC considera a la mente y al cuerpo como parte de un único sistema energético, y que lo que ocurre en una parte del sistema afecta al resto. Es por eso que, si se rompe el equilibrio, si se pierde la armonía, aparecen las disfunciones. Allí se inscribe la acupuntura, como una de las opciones de este tipo de medicina. Cómo puede colaborar con la búsqueda del embarazo y la fertilidad o, incluso, en los nueve meses de gestación.

Si bien suele relacionarse a la Medicina Tradicional China (MTC) con la acupuntura, no consiste solo en eso, ésta incluye también remedios herbales, moxibustión, masajes y dietas, así como cambios de estilo de vida, ejercicio y meditación.
Para la Medicina Tradicional China toda enfermedad es un desequilibrio energético que se debe restablecer. La energía fluye por el cuerpo a lo largo de canales, que se denominan meridianos, llegando a todos los órganos del cuerpo. Un bloqueo en algún punto, afecta al flujo de energía, incidiendo sobre el flujo general.
Las agujas que se utilizan en acupuntura permiten desbloquear esos puntos y restablecer el flujo normal de la energía por los meridianos. Es así como los tratamientos con acupuntura pueden ayudar a corregir desequilibrios.
Los pensamientos, las emociones, los estados de ánimo, el estrés pueden alterar el flujo energético y ser corregidos por la acupuntura.

EN LA INFERTILIDAD

La preparación apropiada del endometrio (capa interna del útero) para la adecuada implantación del embrión dependen de una ovulación normal. El mecanismo por el cual se produce dicha ovulación normal depende de un sano equilibrio en todos los sistemas, y esto involucra al sistema reproductivo. Algo similar ocurre en el hombre con la producción de espermatozoides.
Esto se refleja en una sola palabra que estudia esta interrelación entre los sistemas del cuerpo: psico-neuro-inmuno-hemato-endocrinología. Significa cómo la psiquis, el sistema nervioso, el inmunológico, la coagulación y el sistema endocrino están interrelacionados y cómo la alteración de uno puede alterar el todo. Mantener o restablecer el equilibrio perdido es lo que se busca con la acupuntura, y es lo que puede ser beneficioso en los casos de infertilidad.
La acupuntura por si sola o como complemento de la medicina “convencional”, como medicina integrativa, puede ser de utilidad para lograr el embarazo y que este se desarrolle normalmente.
Ahora bien, si los ovarios dejaron de funcionar, la acupuntura no logrará “resucitarlos”, pero sí puede colaborar a que cuando esta funcionando inadecuadamente, obtenga de ellos lo mejor que puedan dar.
Otro tema que aparece con frecuencia es el diagnóstico de esterilidad sin causa aparente, esto significa que no se detecta una real causa por la que la mujer no logra el embarazo –ej: trompas afectadas o un factor masculino severo-. Y es en estos casos en los que la acupuntura resulta aún más interesante para explorar, ya que en ocasiones es posible lograr el embarazo con este solo agregado, aunque también puede ser muy útil como complemento de los casos en los que existe la indicación de realizar alguna de las técnicas de fertilización asistida, para intentar colaborar para obtener el resultado esperado.

EN EL EMBARAZO

Durante el embarazo se producen cambios hormonales y corporales que buscan otro equilibrio energético y pueden repercutir en la mujer de distintas maneras. Durante los nueve meses, la acupuntura puede ser útil en casos de:
• Ansiedad, stress
• Insomnio
• Cefaleas
• Acidez
• Calambres
• Control de peso
• Nauseas
• Vómitos
• Antecedentes de abortos recurrentes
• Trastornos inmunológicos
• Casos en los que se prevé mayor posibilidad de desarrollar preclampsia o hipertensión
• Retención de líquidos
Además, mejora la preparación para el parto, puede ser de ayuda para la correcta posición del bebé y para favorecer la dilatación del cuello del útero llegado el momento.
La frecuencia y la cantidad de sesiones variarán según el diagnóstico y el objetivo a lograr. La acupuntura puede ser la única terapia, o ser complementada con otras terapias “convencionales”.

Cómo el diagnóstico orthomolecular puede beneficiar a la fertilidad 0

Sep1

Hoy quiero compartirles una información relevante que me compartió la Dra. Patricia Ripetta, especialista en Medicina orthomolecular y su relación con la fertilidad.

El normal funcionamiento del organismo depende de muchos factores. Algunos se encuentran en el medio interno que rodea a las células y tejidos y otros están en el exterior, en el medio ambiente en el que vivimos y con el que interactuamos. Estos factores pueden ser modificados para bien o para mal por medio de la alimentación, por tóxicos que ingresan por diferentes vías, por el stress, etc. ¿Cómo el tratamiento orthomolecular colabora en esa interacción?

El enfoque terapéutico orthomolecular evalúa qué le falta y/o qué le sobra al cuerpo a nivel biomolecular, y le aporta lo necesario para lograr el equilibrio. Utiliza como terapéutica las propias sustancias que el organismo produce naturalmente con el objetivo de alcanzar el ambiente molecular óptimo para el cerebro y el resto de los órganos alterando la ingesta de nutrientes. Inicialmente concebida como opción a los tratamientos psiquiátricos, hoy esta medicina propone desintoxicar el cuerpo, sobre todo el hígado (donde se llevan a cabo muchísimas funciones necesarias para la supervivencia), disminuir la contaminación y mejorar las condiciones de vida (dieta sana, dormir las horas necesarias para recuperar la energía, evitar el sedentarismo, etc.). Es una terapéutica que complementa los tratamientos convencionales al aportar nutrientes necesarios para mejorar el terreno biológico. Por ejemplo, es bien conocida por los agricultores la importancia que tiene la composición del suelo cuando van a sembrar y desean obtener una buena cosecha con semillas de la mejor calidad. De esta manera también nuestro medio condiciona el funcionamiento de todo el organismo y por lo tanto, todo aquello que se realice para mejorar las condiciones del medio redundará en un beneficio y aumentarán así las probabilidades de éxito de un tratamiento de fertilidad.

Cómo contribuye en los tratamientos de fertilidad

El plus que la Medicina Orthomolecular puede aportar a los casos de infertilidad: incorporar aquello que el cuerpo necesita para su buen funcionamiento y retirar aquellas moléculas que podrían afectarlo mejora el medio en el cual el embarazo debería desarrollarse.

Como todas las células, los óvulos y los embriones deben contar con un medio óptimo para su desarrollo y los niveles normales de las vitaminas, minerales y aminoácidos, así como la composición corporal y la distribución del agua en sus diferentes compartimientos son fundamentales para que el organismo funcione adecuadamente. Estos niveles son estudiados y pueden ser corregidos por la Medicina Orthomolecular. Esta medicina evaluará el estado del medio interno, el metabolismo intermedio y buscará la forma de corregir cualquier desvío para lograr que el funcionamiento de los distintos sistemas que conforman el cuerpo humano, incluyendo el sistema reproductor, sea óptimo. Es una práctica habitual entre los especialistas de fertilidad indicar los suplementos de vitaminas, minerales, aminoácidos y otros nutrientes que tienen relación con el funcionamiento del sistema reproductor, tanto en el hombre como en la mujer. Y también su carencia puede ser salvada mediante la incorporación a la dieta diaria de determinados alimentos y suplementos. Es posible medir y agregar en forma personalizada aquellos que se consideren que están en falta, o los que una mayor dosis pueda ser más útil. Es decir, estamos frente a una herramienta extra para mejorar la performance según el caso, y será de mayor utilidad cuanto menor sea la reserva ovárica o testicular.

Además, los pacientes tratados refieren un antes y después en su sensación de bienestar, energía y resiliencia (capacidad de sobreponerse a períodos de dolor emocional y situaciones adversas) ideal para afrontar los tratamientos de fertilidad que muchas veces son largos y por momentos desalentadores.

Dr. R. Sergio Pasqualini is powered by WordPress y Halitus Instituto Médico
Asista a nuestro programa de televisión semanal sentirypensar.com.ar