Categoría embarazo

Christiane Nominada a 5 premios Hugo (Pura Vida) 0

Ago17

corpinos

Almorzando con Mirtha Legrand 0

Ago15

corpinos

El Dr. R. Sergio Pasqualini en Las Rubias + Uno 0

Ago9

Alerta amarilla: los riesgos para la embarazada 1

Dic22

De acuerdo con las previsiones del Servicio Metereológico continuarán las altas temperaturas en la Ciudad de Buenos Aires hasta luego después de Navidad. Cuáles son los riesgos reales para la salud de la embarazada y el bebé por nacer.

Las mujeres embarazadas deben también tomar especial cuidado a estas altas temperaturas. La “intolerancia al calor” es un síntoma habitual en la embarazada. Durante el embarazo la temperatura corporal es ya de por sí un poco más alto que el normal, con lo cual, el calor agregado del ambiente puede tener mayor impacto en este grupo de personas.

Una sensación térmica elevada debe observarse con cautelan en particular durante el primer trimestre del embarazo. Un estudio publicado por el British Journal of Obstetrics and Gynaecology del 2005 concluyó que la exposición a altas temperaturas está relacionada con nacimientos de peso levemente reducido. Las temperaturas excesivas causan que el cuerpo materno reacciones contrayendo los vasos sanguíneos como método de enfriamiento reduciendo la cantidad de nutrientes que pasan hacia el feto. Al mismo tiempo, aquellas mujeres en las últimas semanas de embarazo deben también tomar cuidado para evitar partos prematuros y otras complicaciones. Estos no son motivos para entrar en pánico, pero sí para tomar medidas para protegerse a sí mismas y al bebé por nacer. El sentido común es fundamental.

Los síntomas de un “golpe de calor” a los que deben estar atentas son:

  • temperatura corporal elevada (más de 39.5 C);
  • piel enrojecida, seca y con alta temperatura;
  • pulso rápido e intenso;
  • dolor de cabeza pulsante;
  • mareos y vértigo;
  • nauseas y vómitos;
  • inconsciencia.

¿Cuál es la mejor forma de evitar problemas?

Mantenerse hidratada es básico, sin embargo, el consumo exagerado de agua puede ser tan nocivo como su falta. El beber agua en exceso puede llevar al cuadro conocido como “intoxicación por agua”. Por más extraño que suene, la sobrehidratación con agua conduce a un desequilibrio de los electrolitos quedando el organismo expuesto a condiciones de baja concentración de sodio. Un cuadro de sobrehidratación incluye cansancio muscular, calambres y en los casos más severos, pérdida del conocimiento. Un consumo razonable de líquidos es de 1,5 a 3 litros diarios dependiendo de la masa corporal. Como regla general por cada kilo de peso corporal se requieren 31.5 ml de agua, aumentando levemente su consumo con el aumento de las temperaturas (medio litro diario más sería suficiente). Buenas alternativas al agua son los jugos cítricos, leche y las bebidas deportivas, en particular para aquellas mujeres que transpiran bastante. Por supuesto, mantenerse bien lejos del alcohol – aunque para la embarazada esto debería ser rutina independientemente del clima- ya que el alcohol produce el efecto contrario: deshidrata en lugar de hidratar.

Modificar o acomodar la dieta es otro buen consejo. Evitar las comidas pesadas ricas en grasas e hidratos de carbono. Dar preferencia a los platos fríos, en particular ensaladas y frutas. Al contrario de lo que dicta el saber popular, el consumo extra de sal no es necesario ya que en general, el consumo de sal en nuestra dieta es elevado de por sí.

Evitar la exposición solar, buscar áreas frescas y de sombra. Utilizar ventilador y aire acondicionado, evitar lugares poco ventilados. No permanecer en autos estacionados. Si no hay alternativa (como por ejemplo, tener que viajar en subterráneo), llevar una botella con agua para hidratación. Durante condiciones de calor extremo buscar refugio en locales con aire acondicionado como cines y shoppings. Si estás disfrutando de tus vacaciones, permanecer al sol por períodos cortos y fuera de los horarios de mayor incidencia (11 de la mañana hasta 3 de la tarde). El uso de protector solar a partir de factor 15 es primordial. Todo protector debe ser aplicado por lo menos 15 minutos antes de la exposición y re aplicado con cada baño.

Siguiendo estos consejos básicos y el sentido común, la embarazada podrá muy fácilmente ignorar las alertas de altas temperaturas y disfrutar de esa etapa tan particular en la vida de una mujer.

Primero la gente: cuando el embarazo no llega, elegir donde tratarse también es un derecho 0

Nov21

Es frecuente observar la peregrinación de parejas de un centro a otro, buscando aquel que se adecue a sus expectativas, a sus formas. Asimismo, no son pocos quienes realizan todos sus intentos en un único centro y están decididos a no cambiarlo, porque están cómodos, porque confían. Distintas son las razones por las cuales una pareja puede desear cambiar de centro: recomendaciones, distinta información, etc. Y no deja de ser una realidad que los resultados de los tratamientos varían de un centro a otro, los porcentajes de éxito no son los mismos en todos los centros, la trayectoria, la disponibilidad, los profesionales del equipo…En este contexto, la libre elección del centro donde tratarse es fundamental no sólo para la calidad de la prestación –relevante teniendo en cuenta que los intentos cubiertos no son infinitos- sino que, además, esto llevará a que cada centro haga lo mejor posible para ser elegido y brindar el mejor servicio. Este es el momento para que la libre elección sea una realidad.

A medida que pasan los días y los detalles de la reglamentación van avanzando, más convencido estoy, por los comentarios de los pacientes, por su preocupación, por su desesperación, de lo importante de que esta elección del centro sea absolutamente libre. Frente a al realidad que planteó primero la sanción de la Ley de Fertilización de la Provincia de Buenos Aires y luego la ley nacional 26.862 –sancionada el pasado 5 de julio y reglamentada por el Poder Ejecutivo de la Nación el 19 de julio pasado- que incrementa con su vigencia las escalas actuales y plantea un escenario de grandes desafíos para todos los actores involucrados, es necesario pensar en las personas.

La importancia que tiene para el paciente la libre elección de un centro y de un profesional en el cual depositar su confianza y sus expectativas, redunda directamente en una mejor contención del paciente y optimiza día a día la calidad de atención, fomentando la sana competencia e impulsando una mejora continua.

¿Cómo lograrlo? A mi criterio no es tan ardua la tarea. Es necesario que la autoridad de aplicación fije un valor piso para todos los tratamientos y prácticas incorporadas en la ley. Las prepagas y obras sociales arman su red de centros con lo que tienen convenio y todo afiliado tendrá derecho a realizar tratamiento en esos centros sin estar obligado a desembolsar nada, pero, si desea realizarlo en otro centro habilitado, con el cual su prepaga u obra social no tiene convenio, puede hacerlo.

La obra social o prepaga le reintegraría a la pareja el monto valor piso pautado y la pareja debería hacerse cargo –en caso de que el costo fuera mayor- de aquello no cubierto por la obra social o prepaga. Lo mismo sucedería si una obra social o prepaga montaran un centro propio. De esta forma, todos los centros deberán hacer lo posible para que sus resultados fueran buenos y así ser elegidos.

La libre elección del centro debería ser una realidad ya que esta decisión personalísima de donde atenderse es de quienes padecen dificultades vinculadas a la fertilidad, y debería ser tenida en cuenta para evitar que el paciente se sienta limitado en sus opciones. Por supuesto, todo esto debiera ir acompañado por controles, auditorías y todo aquello que colabore para que el sistema mejore aún más en el tiempo pero, en este momento en que se están analizando los detalles de la reglamentación, la libre elección del paciente debería ser, a mi entender, un punto fundamental.

El calor afecta la producción de espermatozoides 10

Feb25

Para la normal producción de espermatozoides, la temperatura del escroto debería estar 2.2Cº por debajo de la temperatura intra abdominal. Las temperaturas elevadas dentro de los testículos pueden derivar en efectos adversos en la espermatogénesis. Recomendaciones para el hombre que está buscando lograr un embarazo.

Si bien se sae que la mayor parte de las causas de la infertilidad masculina están relacionadas con causas genéticas y se traen desde el nacimiento, también está probado que puede ser afectada por el medio ambiente, los pesticidas y la exposición a distintos tipos de químicos o altas temperaturas.

El efecto del calor en la producción espermática ha sido fuertemente documentado a lo largo de los años. Hoy se sabe que puede llevar a la oligospermia -baja cantidad de espermatozoides en el eyaculado-, astenospermia – alteración en la función de los espermatozoides- y teratozoospermia – alteración en la forma de los espermatozoides. Pero, si bien algunos estudios hacían hincapié en que durante el verano las altas temperaturas podían incidir en la cantidad y calidad del esperma, otros tantos mostraron lo contrario. Lo que hoy en día puede asegurarse es que el calor testicular afecta la producción espermática y hay recomendaciones específicas que podrían hacerse.

Recomendaciones:

Evitar saunas, jacuzzis y baños de inmersión. Varios estudios han mostrado que el calor provocado por este tipo de baños puede afectar la calidad del esperma. Sin embargo, también ha sido probado que el efecto negativo es absolutamente reversible en pocas semanas.

Evitar realizar algunos deportes como ciclismo por muchas horas puede provocar una subida de temperatura en el escroto afectando la producción espermática y su movilidad, según distintos estudios.

Algunos investigadores han concluido que el uso reiterado de la computadora portátil sobre el regazo puede provocar variaciones en el esperma. Es que las portátiles sobre las piernas elevan la temperatura de los testículos por sobre lo recomendado. Siempre es mejor utilizar la computadora portátil sobre una mesa.

El uso del teléfono celular –especialmente en la cintura- durante gran cantidad de horas podría provocar un descenso en la movilidad y cambios en la morfología espermática, según demostraron distintos estudios norteamericanos y españoles.

Evitar el uso de ropa ajustada –especialmente ropa interior- porque ésta favorece el aumento de la temperatura del escroto disminuyendo la producción de esperma.

Varicocele. Es frecuente causa de infertilidad masculina (15% de la población general). Es una dilatación venosa anormal que se desarrolla en el cordón espermático. Esta afección puede modificar el normal flujo sanguíneo de la zona, alterando la temperatura con sus consecuencias sobre la producción espermática.

Algunos oficios y trabajos exponen los genitales masculinos a altas temperaturas (trabajar con calderas u hornos, ser panadero, camionero, bailarín).

Factores de riesgo para la fertilidad masculina:

  • Exposición a tóxicos o sustancias peligrosas.
  • Consumir marihuana, altas dosis de alcohol o tabaco.
  • Algunos medicamentos recetados para la psoriasis o úlceras.
  • Exposición de los genitales a altas temperaturas.
  • Paperas luego de la pubertad.
  • Presencia de varicocele.
  • Desórdenes hormonales.
  • Alteraciones del peso corporal/Obesidad
  • Testículos que no han descendido.
  • Historia de infección genital.

El primer paso para vencer la infertilidad es la información. Saber cuáles son los factores de riesgo e informárselos al médico es, tal vez, el primer paso hacia la solución.

Novedades en Inmunología de la Reproducción 0

Nov9

Nuevos estudios abordan la influencia, en el contexto de las anomalías hematológicas, del sistema inmune en los abortos recurrentes. El sábado 12 de noviembre 2011 a las 10 horas se realizará una charla gratuita abierta al público sobre: “El hijo que no llega: por fallas de implantación o abortos a repetición. Diagnósticos y tratamientos desde la Inmunología y la Hematología”.

Los avances en Inmunología alcanzan cada vez un mayor campo de aplicación a la Medicina. Así lo demuestra el reciente galardón otorgado por el Instituto Karolinska a los descubrimientos relativos a la activación de la Inmunidad Innata.

Dentro de la Medicina Reproductiva la Inmunología de la Reproducción ha cobrado relevancia clínica en los últimos años, ya que se ha demostrado que el 80% de las pérdidas de embarazo recurrentes así como las fallas de procedimientos de fertilidad asistida (fallas de implantación) sin causa aparente, están asociadas a  una respuesta inmunológica anormal.

Si se descartan las cuestiones ováricas o espermáticas, hormonales, metabólicas, anatómicas o genéticas, hay que buscar o explorar otras razones. En la Argentina existen estudios que evalúan parámetros inmunológicos en la mujer, para determinar si su respuesta va de la mano de un embarazo exitoso o si existe algún desbalance de anticuerpos, células o citoquinas (mensajeros celulares).

Algunos inmunólogos han dedicado su investigación a averiguar qué sucede cuando la respuesta innata no debería actuar, o bien debería hacerlo reguladamente. Este es el caso de la respuesta inmune de la madre durante el embarazo, es decir ante la llegada de un embrión mitad de origen propio, pero mitad de origen paterno. La respuesta innmune en este caso debe estar controlada para no producir un rechazo inmunológico que impida la implantación (esterilidad de origen inmune) o que impida el desarrollo placentario (abortos a repetición con factor inmunológico).

En el útero existen glóbulos blancos capaces de reconocer la herencia de moléculas paternas expresadas por el embrión, y por lo tanto, extrañas para el cuerpo materno. Durante un embarazo normal, moléculas y células moduladoras impiden que se produzca daño celular en el embrión y en los vasos sanguíneos que lo alimentarán. Entre estas células uterinas se encuentran las “asesinas naturales” o natural killers en inglés por su rol de defensa inmunológica, las que durante el embarazo dejan de atacar la ce´lula extraña para modular la respuesta y favorecer la implantación y la formación de la placenta.

Mucho se ha avanzado en este campo acerca de la caracterización de linfocitos Natural Killers (“asesinas naturales”), quienes al momento de la implantación y durante el primer trimestre cuando se forma la placenta, son capaces de cambiar su fenotipo de citotóxicas a reguladoras, capaces no de matar al posible agresor (células fetales o placentarias expresando antígenos paternos) sino de generar vasos sanguíneos y de regular la respuesta inflamatoria.

En Halitus Instituto Médico existe un convenio específico con el CONICET a través del cual un grupo de investigadores ha montado un laboratorio de Investigación y Desarrollo donde se trabaja desde hace tres años para llevar estos avances en el campo de la Investigación a su aplicación a la práctica en Medicina Reproductiva.

Un acuerdo estratégico entre Halitus y la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica ha puesto a disposición de las parejas con problemas de fertilidad un diagnóstico que permite estudiar el balance entre células asesinas naturales citotóxicas y reguladoras en el endometrio de las mujeres con historia de esterilidad o abortos a repetición

Esta herramienta permite orientar al especialista en Fertilidad sobre la participación del sistema inmune materno en la causa de la patología reproductiva, así como definir si es necesario o no el uso de un tratamiento inmunomodulador adyuvante.

Fertilidad: es importante que los jóvenes consulten 0

Jun1

No es novedoso que las parejas se forman más tarde, que los matrimonios demoran en concretarse y que incluso para quienes formar una familia es algo importante, hoy no es prioritario y a veces tener un hijo queda supeditado por distintas razones a otros proyectos previos como la realización personal o la estabilización laboral. Sin embargo, debemos estar atentos a esta práctica de postergar la maternidad en demasía o sin conocer nuestro real grado de fertilidad al momento de decidir demorar la búsqueda.

Desde hace varios años los especialistas en reproducción venimos analizando nuevas soluciones de reproducción asistida frente a la demora en la búsqueda del primer bebé. Con este retraso, la búsqueda comienza cada vez más cerca del deterioro de la fertilidad e incluso, los tratamientos suelen ser menos eficaces en mujeres de más de 35 años, ya que a esa edad comienza la disminución de la reserva ovárica y baja la calidad de los óvulos y con ello las posibilidades de embarazo.

[yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=IUgUVl7klZw’]

La evaluación temprana de la fertilidad permitiría planear a futuro la familia y el desarrollo de nuevas técnicas abre las puertas para que más parejas puedan cumplir el sueño de tener un hijo. Sin embargo, y en esto los médicos ponen énfasis, es importante que no sea presentada como una forma de demorar la fertilidad en la mujer sino que el éxito de esta técnica debería proveer a la mujer que debe postergar su maternidad, por cualquier razón, la oportunidad de concebir a futuro utilizando sus propios óvulos.

La infertilidad tiene causas diversas y afecta a cerca de un 15% de las parejas en edad fértil pero cada vez más el momento de la maternidad se posterga y esto da lugar a que más factores externos puedan también demorar el logro del embarazo. Si al paso de la edad se le suman factores que pueden intervenir en la fertilidad como es el alcohol o el tabaco, es importante remarcar entre los jóvenes que no es necesario esperar hasta el momento de la búsqueda para estudiar la fertilidad.

Pero ¿hay forma de saber cómo está la fertilidad en personas jóvenes? La respuesta es sí.

En las mujeres

En casos en los que la mujer decide, ya sea por motivos de salud (enfermedad oncológica) o por razones personales, postergar el momento de la gestación, pueden criopreservarse óvulos o tejido ovárico e intentar preservar su fertilidad a futuro. Así, es importante entonces no sólo no postergar la maternidad por razones nimias sino evaluar la fertilidad tempranamente para poder planificar la futura familia. Hoy en día, mediante una ecografía al inicio del ciclo y el análisis de algunas hormonas como FSH -los niveles de FSH se elevan a medida que la mujer envejece-, LH, tiroides y Antimulleriana es posible obtener datos de la reserva ovárica y compararlos con la media de la edad de la mujer. Esto permite a los especialistas evaluar la fertilidad. El ovario femenino y con él la fertilidad femenina declinan a partir de la primera menstruación. Inicialmente ese declive es muy lento pero a la edad de 37 ó 38 años aproximadamente, cuando se cree que el ovario tiene cerca de 25.000 folículos, el descenso de la fertilidad se acelera hasta que alrededor de los 1000 folículos, se alcanza la menopausia, a la edad de 51 o 52 años. Entre las mujeres, para evaluar la fertilidad pueden llevarse a cabo determinaciones hormonales, entre ellas la de la hormona antimulleriana – a diferencia de la FSH, puede ser dosada en cualquier momento, refleja mejor que aquella y acompaña los datos aportados por los niveles de FSH- y una ecografía ovárica al inicio del ciclo. También la hormona FSH, o folículo estimulante es aquella que estimula el desarrollo folicular. Es más baja al comienzo del ciclo y, cuando el ovario empieza a fallar en sus funciones, comienza a subir esta hormona. Por eso es utilizada como un indicador de envejecimiento ovárico. Estos estudios pueden ser analizados en relación a la edad de la paciente y permiten determinar el estado de la reserva ovárica. Si surgiera alguna alarma, podemos aconsejar buscar el bebé sin demora y no dilatar por motivos triviales o intentar congelar óvulos. Pero lo ideal es siempre criopreservar óvulos antes de esa alarma y recordar siempre que el período más fértil de la mujer es alrededor de los 25 años, disminuye lentamente hasta los 30 y algo más hasta los 35, acentuándose a partir de ese momento. Por lo tanto, la mejor edad para pensar en criopreservar son los 28 años y consultar es indispensable para poder hacer una buena planificación.
Incluso hoy en día, ha habido fuertes avances en criopreservación de óvulos que abren nuevas oportunidades. La vitrificación o congelamiento rápido permite no sólo abrir las puertas para pensar en ampliar las posibilidades futuras de embarazo sino que como a la hora de criopreservar, siempre se congelan aquellos de mejor calidad y con mayores posibilidades de seguir siendo viables luego de la descongelación, sean aún más altas las tasas de éxito. Porque el éxito de la vitrificación de óvulos se basa en el congelamiento de óvulos de buena calidad que puedan aún ser viables luego del proceso. E incluso, permite a los especialistas pensar en la creación a futuro de un banco de óvulos. La formación de esos bancos admitiría congelar los mejores óvulos seleccionados mejorando luego las posibilidades de éxito.

En los hombres

La fertilidad y las características sexuales de un hombre son dependientes del funcionamiento normal del sistema reproductivo masculino. Como con otros órganos del cuerpo, si la función normal no ocurre puede ser necesaria la intervención médica. En el caso de los hombres, un simple espermograma, a cualquier edad, permite ahondar en las posibles causas en caso de que el conteo esté por debajo de los niveles normales e incluso, hasta podría permitir detectar entre las causas por ejemplo, la presencia de varicocele, una patología frecuente que consiste en una dilatación venosa anormal que se desarrolla en el cordón espermático y que compromete al 15 % de la población masculina en general. En el caso de los hombres, para quienes hace ya unos años varios estudios establecieron que la edad también jugaba un rol importante en la fertilidad, es recomendable realizarse un espermograma a los 25 años y un chequeo andrológico para, en caso de que se presentara alguna anomalía -un bajo conteo, un varicocele- resolverla con tiempo y sin demora.

Este tipo de consulta preventiva es difícil para las parejas, sin embargo, cuando llegan buscando el embarazo que no viene, piden un control, una evaluación completa y una consulta preconcepcional para saber todas las vacunas y todo aquello que deben tener en cuenta para comenzar la búsqueda. Es importante, cada vez más teniendo en cuenta que la postergación de la maternidad y la paternidad, ya sea por razones, profesionales, sociales o económicas, es cada vez más frecuente, realizar una consulta preventiva. Esta consulta permitiría descartar de antemano un problema o detectar la causa y tratarla y habilitaría a la pareja y a los médicos a manejar su fertilidad a futuro.

Dejar de fumar es clave: te cuidás vos y cuidás al bebé y a tu fertilidad 0

May20

Las mujeres fumadoras tienen un 40% menos posibilidades de quedar embarazadas. Y el 11% de las que están en la “dulce espera” siguen atadas al cigarrillo. Cuáles son las posibles consecuencias

El tabaquismo, la primera causa de muerte evitable en el mundo, no sólo aumenta el riesgo de padecer enfermedades. Además, reduce la fertilidad y eleva el riesgo de tener complicaciones durante el embarazo.

¿Cómo incide el tabaquismo en la salud de la mujer, de aquella pareja que busca un bebé y de un bebé por nacer cuya madre es fumadora? ¿Cuáles son los tratamientos posibles y las consecuencias de seguir fumando?

Existen distintos tipos de tratamientos para dejar de fumar: la intervención breve, las intensivas, la entrega de material de autoayuda, entre otras. Sólo dos tercios de los pacientes dejan de fumar sin ayuda. Y esto requiere de alerta porque se calcula que en la actualidad el consumo de tabaco es responsable de 5 millones de muertes anuales y que esta cifra puede duplicarse para 2030.

¿Qué pasa cuando la salud afectada incide en la relación de pareja, como en los casos de infertilidad? Investigaciones han mostrado que el tabaquismo resulta en una reducción de la fertilidad y la fecundidad, ya sea que fume uno o los dos miembros de la pareja. Es importante hacer una consulta obstétrica o de fertilidad sobre si fuman o no para abordar el problema y ayudarlos a dejar el vicio.

Si bien la mayoría de las mujeres dejan de fumar al saber que van a tener un hijo, algunos estudios mostraron que en nuestro país un 11% continúan fumando durante el embarazo.

Tabaquismo y fertilidad

En todo el mundo, alrededor de un tercio de las mujeres en edad de concebir son fumadoras. Según la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva, la nicotina y otras sustancias químicas tóxicas presentes en los cigarrillos son dañinas para la fertilidad. Interfieren con la capacidad del organismo de producir estrógenos (una hormona fundamental para regular la ovulación) y puede hacer que los óvulos sean más vulnerables a las anomalías genéticas.

Las toxinas que libera el cigarrillo y su efecto sobre los vasos sanguíneos afectan las glándulas endócrinas y los órganos reproductores como el ovario y el testículo. Por eso, es importante hablar de la relación directa entre el tabaquismo y la disminución de la fertilidad. Se calcula que hace que las mujeres tengan cerca de 40% menos posibilidades de quedar embarazadas.

El cigarrillo provoca:

*  Flujo sanguíneo reducido a nivel de los genitales, que contribuye a la sequedad de la vagina y otros problemas sexuales.

*  Disminución del número de óvulos debido a su destrucción en los ovarios antes de que alcancen la madurez.

*  Alteraciones de la liberación de las hormonas.

*  Disminución de la motilidad de la trompa de falopio y enfermedad tubárica.

*  Disminución de la capacidad de implantación del embrión.

Además, las mujeres que fuman durante el embarazo tienen tres veces más probabilidad de tener bebés con bajo peso al nacer y es mayor su riesgo de sufrir abortos, dar a luz bebés sin vida o con malformaciones fetales y su volumen de leche es menor y de más baja calidad.

En el caso de los hombres, el tabaquismo puede generar alteraciones en los niveles hormonales que controlan la fertilidad. Provoca una disminución en la calidad del semen y una reducción de la cantidad de espermatozoides, su movilidad y variaciones en su morfología.

Los estudios muestran que los componentes del humo de cigarrillo pueden aumentar el riesgo de ruptura prematura del saco amniótico y, si bien no hay evidencia acerca del rol del tabaco en el desarrollo de las anomalías de inserción placentaria, se presenta placenta previa con mayor frecuencia en las fumadoras.

Es importante resaltar que la mayoría de las mujeres después del parto, si no se trabaja para que mantenga la abstinencia, vuelve a fumar.

La exposición al humo de tabaco ajeno es un problema de salud pública. En las mujeres, ese humo es causa probada de cáncer de mama- aumenta el riesgo entre un 40 y un 70%-, particularmente si son expuestas a edades tempranas. Las mujeres embarazadas expuestas al humo de tabaco ajeno tienen mayor riesgo de presentar parto pretérmino y bebés de bajo peso al nacer.

Después de leer todo esto… ¿Necesitás más razones para dejar de fumar?

Útero portador, útero subrogado, alquiler de vientre 9

May18

Tema polémico, que en estos últimos tiempos tuvo repercusión en los medios  de la mano de Nicole Kidman,  Ricardo Fort, Ricky Martin, Miguel Bose, y aparentemente, Florencia de la V. Qué es y cuáles son los puntos más controvertidos.

Los recientes casos de famosos exponiendo su deseo o experiencia con el alquiler de vientre puso nuevamente el tema en la atención de la opinión pública.  En última instancia, las posiciones acerca de este tema controvertido dependerán de qué entendamos por buenas razones para evitar que las personas actúen de acuerdo a su necesidad y deseo.  Un número creciente de personas y parejas desean alquilar o poner en alquiler su útero; ¿hay razones suficientes y legítimas para evitar que lo hagan?  Además de ser un tema de interés por sí mismo,  la controversia del útero portador nos da la oportunidad de examinar las diferentes justificaciones por limitar la libertad individual y de las chances de las técnicas de reproducción asistida como un método terapéutico de enfrentar la infertilidad.

¿Qué es el útero portador y cúando se aplica?

El popular “alquiler de vientre” también conocido como “útero portador” o “útero subrogado” -según queramos hacer mayor o menor énfasis en su aspecto de impacto comercial o médico-  se trata de un acuerdo entre  partes en la que una mujer lleva adelante un embarazo para otra persona o pareja.  La mujer portadora podrá tener una relación genética con el embrión que lleva a término (en caso de haber aportado un óvulo propio) o ninguna relación genética en el caso de que el embrión haya sido formado con óvulos y espermatozoides de terceros.  Puede haber,  o no, un acuerdo económico entre las partes.

Se aplica en una pareja heterosexual y en una mujer sola, cuando la mujer tiene algún problema en su útero: ya sea que se lo hayan extirpado por algún motivo, o que esté afectado de tal forma que no le sea posible llevar adelante un embarazo, o porque su salud está afectada y corre un riesgo de vida en caso de embarazo.  En estos casos se puede recurrir a una mujer que acepte llevar adelante el embrión formado por el hombre de la pareja y los óvulos de la mujer que tiene un problema en el útero o una enfermedad que contraindique el embarazo.

En el caso de una pareja gay o de un hombre solo, se recurre a una mujer que lleve adelante el embarazo.  El embrión se formará con espermatozoides del hombre y los óvulos podrán ser los  propios de la mujer portadora o con los óvulos de otra mujer donante.

En el caso de pareja de lesbianas se recurre a semen donado y  al útero portador en caso de que ninguna de las dos esté en condiciones de  llevar adelante el embarazo, también se puede recurrir a óvulos donados.  A su vez, puede ocurrir que un miembro de la pareja aporte el óvulo pero que por razones médicas la otra lleve adelante el embarazo, siendo útero portador dentro de su misma relación de pareja.

Ética y marco legal

Esta técnica no es nueva, se viene realizando hace años  en distintos países.   A pesar de ello no todos los especialistas médicos opinan lo mismo al respecto.  Algunos encuentran motivos éticos para estar en desacuerdo y condenarla definitivamente sin siquiera evaluar su aspecto clínico.  Por mi parte, adhiero a quienes entienden a esta como una técnica válida y, dentro del marco legal adecuado, plausible de ser aplicada.

Muchos especialistas hablan que no están de acuerdo invocando la ética, su ética. Hablan en plural, suponiendo que todos los que hacemos de la reproducción asistida nuestra profesión y pasión estamos en contra.  Supongo que cada uno debería expresarse desde su fuero individual y emitir opiniones en singular.  Quien está de acuerdo, lo recomendará, y quien no, lo condenará.

Cuando recibo en mi consultorio parejas que requieren de esta técnica y se les explica que el problema para hacerlo en la Argentina radica es que no hay un marco regulatorio de ley.   Según la legislación vigente, madre es quien da a luz, lo que anula cualquier contrato privado entre partes.  En estas condiciones la única opción es una vez nacido el bebé, adoptarlo, o que el marido, pida la patria potestad al ser el hijo genético de ese recién nacido.  A veces, ante el vacío legal y previendo desacuerdos,  el embarazo lo lleva adelante una mujer muy allegada o familiar, pero no siempre esto es posible o recomendable.

Otra opción es viajar y realizar el tratamiento en países donde exista el marco legal adecuado.  La realidad es que esto no es opción para la mayoría de los casos, entre otros motivos, por los costos.  Los desembolsos van a variar de entre 20 mil dólares en la India hasta 100 mil dólares en Estados Unidos.

Como vemos siempre termina pasando lo mismo: el que puede afrontar los costos y tiene la disponibilidad y manejo, viajará y lo resolverá, y quien no, resultará perjudicado y no podrá hacerlo. ¿Es justo? Claro que no.

La técnica del útero portador es una realidad científica, una necesidad para quienes no pueden tener un hijo de otra manea, por el motivo que sea. Cuando recibo en la consulta pacientes cuya única respuesta es el útero portador, siento la bronca de la impotencia de no poder ayudar. Porque en mi ética nada tiene de malo y mucho de bueno.

Claro que hay quienes se aprovechan: pero esto no es dado de la técnica en sí. Hay cientos de testimonios y libros escritos sobre el tema, acerca de la experiencia de la mujer que lleva adelante el embarazo. Mujeres que lo hicieron más de una vez, mujeres que no lo hacen solo por el dinero. Mujeres que se integran de alguna forma a esas familias, que han colaborado para que pudiera nacer ese niño.

Naturalmente, todo tiene que darse dentro de un marco controlado, las evaluaciones correctas llevadas a cabo sobre el caso particular, con la información suficiente para las partes, la consulta psicológica tanto de la portadora como la donadora y cualquiera que esté directamente incluido en esa relación.

El útero portador es una técnica que forma parte de las tantas otras formas no tradicionales de tener hijos. Para los legisladores y sus asesores, que trabajan en la ley, un pedido de no dejarse llevar por su forma de pensar, de presiones, ser abiertos, pensar en las parejas que necesitan este tipo de tratamiento, como para que sea una ley no restrictiva, y que no perjudique a estas parejas en las que esta técnica es la única manera de ser padres.

Dr. R. Sergio Pasqualini is powered by WordPress y Halitus Instituto Médico
Asista a nuestro programa de televisión semanal sentirypensar.com.ar