Categoría Fertilidad

Almorzando con Mirtha Legrand 0

Ago15

corpinos

El Dr. R. Sergio Pasqualini en Las Rubias + Uno 0

Ago9

Dr. R. Sergio Pasqualini con Martin Liberman en LIBERMAN ÍNTIMO 0

Ago9

Todo lo qué tenes saber de MATERNIDAD SUBROGADA

Charla Abierta: Subrogación Uterina 0

Ago9

El jueves 24 de agosto a las 19:00 horas en Larrea 1007 8° piso, se realizará el encuentro dirigido a quienes deseen informarse y despejar dudas sobre la subrogación de útero en nuestro instituto.

La subrogación de útero se trata de un acuerdo entre partes en la que una mujer lleva adelante un embarazo para otra persona o pareja. En el encuentro se brindará información sobre el nuevo Código Civil y las prácticas de gestación por sustitución, casos felizmente terminados, qué piensan y qué quieren los jueces. Los consentimientos informados, indispensables para estas prácticas, cuáles son los pasos de la técnica médica para llevar adelante la subrogación uterina y cuál es el rol de lo psicológico.

La charla estará a cargo del Dr. R. Sergio Pasqualini que hará una introducción al tema, la Dra. Florencia Inciarte, coordinadora del Programa de Útero Subrogado, la Dra. Fabiana Quaini, asesora legal, la Lic. Patricia Martinez, psicóloga, el Dr. Ignacio Perez Tomasone, Obstetra y Clara Piscicelli, enfermera.

Además, contará con la participación especial de pacientes del instituto que ya han tenido sus hijos a través de la gestación por sustitución quienes contarán sus experiencias.

Inscripción previa por cupos limitados al 5273-2000 o al mail: turnos@halitus.com.

SUBROGACIÓN UTERINA. NUESTRA EXPERIENCIA. 23

Feb1

Hoy quiero compartirles nuestra experiencia en cuanto a Subrogación uterina se refiere. Creo que es un mensaje esperanzador para muchas personas.

SUBROGACIÓN UTERINA. NUESTRA EXPERIENCIA.
Si bien los tratamientos de Reproducción Asistida brindan una esperanza a muchos pacientes con diagnóstico de infertilidad, las parejas igualitarias o quienes por distintos motivos no pueden llevar adelante un embarazo, quedan excluidos de esta posibilidad.

La subrogación uterina es una oportunidad real para todos aquellos pacientes que por distintos motivos tienen impedida la gestación. En Argentina existe la posibilidad de acceder a la subrogación uterina en el marco del trabajo interdisciplinario que llevan adelante algunas instituciones de vanguardia en materia de reproducción asistida.
Nuestro país no cuenta aún con un marco regulatorio específico para la maternidad por sustitución, de manera que las prácticas deben realizarse en un marco de estricto control profesional y con el asesoramiento legal de los profesionales expertos en esta materia. Los casos exitosos en Argentina, se realizan con participación de médicos especialistas en fertilidad, obstetras, psicológos entrenados en el particular y con el indispensable asesoramiento legal.

Nuestro país y en particular Halitus Instituto Médico de Buenos Aires cuenta con varios casos de bebés nacidos por subrogación uterina entre 2012 y 2016, inscriptos en el registro nacional de las personas como hijos de los padres procreacionales.

Halitus ha desarrollado un programa de Subrogación Uterina para dar respuesta a estas demandas desde un abordaje interdisciplinario, el cual incluye el entrecruzamiento del saber médico con el legal y el psicológico.

Los pacientes interesados en este tratamiento llegan a la Institución acompañados de la mujer que será su “portadora” o “gestante”, en general se trata de una amiga, familiar o allegada que en virtud del conocimiento de la historia y el padecer de la pareja se ofrece para esta experiencia.
El tratamiento contempla la sustitución uterina, pero no la genética, lo cual significa que los padres procreacionales o por lo menos uno de ellos debe aportar sus gametas.

Tanto los padres procreacionales como la gestante deben someterse a las distintas pruebas y exámenes diagnósticos para definir si existe la aptitud, potencialidades y recursos para atravesar el tratamiento.

Desde lo médico, se llevan a cabo todos los controles ginecológicos de la futura gestante, siendo condición indispensable que la misma sea madre, que tenga hijos vivos y a su cargo.

La gestante es transferida con el embrión de la pareja procreacional comenzando así el curso del embarazo. Embarazo que transita bajo la mirada atenta y contenedora de la pareja parental.

Desde lo psicológico los profesionales trabajan tanto con la pareja de padres como con la gestante.

A los padres se los acompaña en el devenir del tratamiento situando la emergencia del deseo, así como también, muchas veces, la aparición de la angustia y las ansiedades propias del tratamiento.

Con la portadora trabajamos en primer lugar sobre sus motivaciones, capacidades y debilidades. Focalizando, a través de un proceso de evaluación psicodiagnóstica, en algunos de los criterios que consideramos excluyentes para llevar a cabo la subrogación.

Se Informa a los padres, se comparte la información entre los profesionales tratantes y se comunican indicaciones, sugerencias y estrategias de abordaje de la tríada Padre-Madre-Portadora.

Concretamente, desde noviembre de 2012 a agosto de 2014 consultaron alrededor de 60 pacientes, sobre tratamiento de subrogación gestacional. En todos los casos la portadora llegó al centro junto a los pacientes con deseo procreacional. De estos tratamientos nacieron 6 bebés sanos, 1 embarazo fue abortado espontáneamente en la semana 7 y en 2 casos no se obtuvo embarazo. Todos los niños han completado su proceso legal y estamos a la espera de los fallos faltantes. Dado que en Argentina, como se mencionó anteriormente, aún no hay leyes específicas que regulen la gestación por sustitución, es fundamental el seguimiento estricto y la creación de un programa multidisciplinario para el abordaje de la maternidad subrogada. La gestación por sustitución, alquiler de vientre o subrogación uterina es una realidad y una práctica esperanzadora para todas aquellas parejas que han perdida la capacidad gestacional, constituyendo una respuesta concreta desarrollada en muchos países de todo el mundo.

Lic. Patricia Martinez . M.N.24.411 – Dr. R. Sergio Pasqualini MN 39914
Equipo de Subrogación Uterina
Halitus Instituto Médico .Buenos Aires .Argentina

Entró al Record Guiness la beba argentina que nació de un óvulo congelado por 14 años 0

Ene9

Hoy les quiero compartir la siguente nota del diario La Nación:

Mónica tenía 25 años cuando congeló seis óvulos; a los 40 decidió fertilizarlos y tuvo a Yanina

Un instituto médico argentino obtuvo un Record Guiness por “el período más largo de almacenamiento de gametos femeninos seguido de nacimiento”.

En 1999, cuando Mónica Coronel tenía 25 años, se sometió a un tratamiento de fertilidad ya que no lograba quedar embarazada. Como no lo logró, decidió criopreservar seis óvulos por una técnica novedosa en ese entonces, descubierta por el Dr. Carlos Quintans y equipo en el Laboratorio de Halitus Instituto Médico.

La técnica reemplazaba el sodio por la colina en el medio de cultivo. Marcó un hito porque fue adoptada a nivel mundial.

En 2013, Mónica regresó al instituto médico por aquellos óvulos congelados y tuvo una nena, Yanina.

La beba nació por cesárea y pesó tres kilos y medio, cuando su mamá tenía 40 años. El caso marcó un récord mundial -el anterior, también de Halitus, fue de 12 años-.

En marzo, Yanina cumplirá 3 años.

“Yo estoy contenta por la nena, no por el Guiness”, dice Mónica, encargada de un edificio en San Isidro, a LA NACION. “En esto hay que poner el cuerpo pero uno se olvida de eso cuando nace el bebé. Le deseo mucha suerte a todas las mujeres que quieren ser mamás, que tengan paciencia, a veces es difícil, pero siempre se llega. Busquen en hospitales, no sólo en clínicas. Yo empecé en el Hospital de Clínicas y de ahí me derivaron a Halitus. En todos lados hay médicos muy buenos y mi me tocó uno. Estoy muy agradecida”.

“Esta noticia nos pone muy felices porque reafirma lo exitoso de las técnicas de preservación de la fertilidad al demostrar en la práctica lo que ya suponíamos, que los óvulos pueden mantenerse criopreservados durante muchos años sin que se vean afectados. Que duren 14 años nos permite inferir que pueden mantenerse muchos años más”, dijo el doctor Sergio Pasqualini, director científico de Halitus Instituto Médico.
Los médicos sospechaban que eran los únicos del mundo en lograr esa cantidad de años. Ahora, gracias al Guiness, lo confirmaron.

“El descubrimiento que nuestro equipo realizó más de 10 años, del reemplazo del sodio por la colina en el medio de cultivo y que fue utilizado en todo el mundo posteriormente, significó una mejora en los resultados. Hoy con el advenimiento de la vitrificación (que consiste en el descenso brusco de la temperatura), pueden verse resultados aún más exitosos. Por todo esto y porque las mujeres cada vez más postergan el momento de la búsqueda de embarazo es necesario crear conciencia y difundir la importancia de esta técnica de criopreservación de óvulos“, siguió.

Según se informó desde Halitus, el inicio de su programa de criopreservación fue en 1996. Hasta 2012 se habían criopreservado óvulos de 296 mujeres. A a partir de ese año se generó un crecimiento sostenido. Hoy, estiman que reciben entre tres y cuatro consultas diarias que resultan en 20 vitrificaciones por mes.

http://www.lanacion.com.ar/1967334-entro-al-record-guiness-la-beba-argentina-que-nacio-de-un-ovulo-congelado-por-14-anos

Un nuevo decreto echa luz sobre la ley 26.862, ¡bienvenido! 14

Ene6

Hasta el 5 de junio del 2013, para muchos, los tratamientos de reproducción asistida eran algo económicamente inalcanzable, o lejano pero la nueva ley, amplísima, aprobada con 203 votos a favor, uno en contra y 10 abstenciones les daba a muchos, la esperanza de nuevas oportunidades.

La ley de cobertura 26.862, sancionada por amplísima mayoría en el Congreso de la Nación en 2013 llenó un vacío que permitió que mayor cantidad de personas accediesen a tratamientos cubiertos por sus prepagas o/y obras sociales.

Si bien la reproducción asistida ha sido más y más aceptada por la población general a lo largo de los últimos 30 años, la ley de cobertura significó para médicos, legisladores, abogados, religiosos y especialmente para los pacientes un gran paso adelante. Sin embargo, la ley que reglamentase estos tratamientos que tuvo media sanción en la cámara de diputados finalmente no llegó a ser tratada en la Cámara de Senadores antes de fin de año, y venció.

La ley estableció que tienen derecho a las prestaciones de reproducción médicamente asistida todas las personas, mayores de edad, sin discriminación o exclusión de acuerdo a su orientación sexual o estado civil y que quedan comprendidas las técnicas de baja y alta complejidad, que incluyan o no la donación de gametos y/o embriones y que podrán incluirse nuevos procedimientos y técnicas desarrollados mediante avances técnico-científicos, cuando sean autorizados por la autoridad de aplicación. Pero si bien esa ley es amplia y contempla prácticamente todas las técnicas –incluso la donación de gametas (óvulos y espermatozoides)-, hay claroscuros, lo que derivó en que en ocasiones, los pacientes no obtuvieran lo que esperaban a partir de la sanción de esta ley. A veces se encontraban con prácticas o tratamientos no cubiertos, objeciones, dilaciones y hasta limitaciones a la hora de elegir el centro donde tratarse.

Recientemente, un nuevo decreto, el n º207/2016, publicado en el Boletín Oficial el pasado 4 de enero viene a echar algo de luz para clarificar puntos claroscuros de la ley que eran interpretados de distinta manera según cada financiador, provocando variaciones en la cobertura obtenida por los pacientes.

Este decreto aclara que la ley cubre hasta tres intentos de las técnicas de fertilización asistida de alta complejidad con gametas propias o donadas y que cada ciclo incluye hasta tres transferencias de embriones, ya sea en fresco o con embriones criopreservados. Este punto es importante porque algunos financiadores consideraban la transferencia de embriones criopreservados como uno de los tres intentos que por ley corresponden, disminuyendo así las posibilidades de los pacientes.

Es un paso importante, muy importante, para que la ley comience a aplicarse de manera más extendida pero seguimos a la espera de la sanción de la ley que reglamente estas técnicas definitivamente para que el trabajo diario y el camino de los pacientes en la búsqueda de un hijo sean más amenos y menos escarpados.

Dr. R. Sergio Pasqualini

 

Ver Decreto nº 207/2016

Camino hacia un hijo 4

Sep28

Hoy quiero compartirles una nueva propuesta que pusimos en funcionamiento en el instituto. Los invito a acercarse e informarse y les comparto información que las responsables –Cecilias Calós (psicóloga) y María Laura Domínguez (Doula)- me acercaron.

“Camino hacia un hijo: recursos para el viaje”

La infertilidad se presenta como una crisis multidimensional que afecta fuertemente a las personas implicadas y su círculo íntimo (familia, amigos, etc.) y lo hace en varios niveles: psicofisiológico, en su identidad y autoestima, su relación con otros, su grado de satisfacción vital.
Encontrarse con este diagnóstico, suele desencadenar altos niveles de estrés, una amplia variedad de emociones y sentimientos negativos y en algunos casos, sintomatología que interfiere en las actividades cotidianas.
Esta crisis enfrenta a los pacientes con un replanteamiento de sus valores, objetivos y propósito vital. Iniciar la búsqueda de un hijo, de un modo que difiere del esperado, no es necesariamente un acontecimiento puramente negativo pero sí requiere un modo de acompañamiento y orientación que contemple un enfoque holístico, es decir, que tenga en cuenta la relación mente-cuerpo.

Actualmente existe suficiente evidencia científica del impacto positivo que tienen las intervenciones psicológicas (consejería individual, de pareja y talleres grupales) en los tratamientos de fertilidad: por un lado, aumentan la adherencia a los procedimientos médicos, disminuyen sintomatología negativa (ansiedad, depresión) y contribuyen a generar mejores condiciones psicofísicas para lograr un embarazo.

Este camino hacia la búsqueda de un hijo, puede ser una oportunidad para encarar un proceso de autoconocimiento, de preparación activa para una maternidad y paternidad vivida con conciencia y plenitud.
Proponemos vivirlo como un viaje, uno que podemos planificar, disfrutar y experimentar como una travesía única, que nos puede llevar a lograr nuestro sueño y que, sin duda, nos acercará herramientas para el logro de un mayor bienestar personal.
El objetivo central de esta nueva propuesta, es ofrecer acompañamiento, orientación y contención a quienes estén atravesando tratamientos de fertilidad, en sus diferentes instancias.
Poder regular los estados emocionales negativos, aprender técnicas de relajación y conciencia plena para afrontar los tratamientos, generar emociones positivas y estados de bienestar psicofísico, explorar nuevos modos de relacionarnos con nuestra pareja y entorno, compartir vivencias con otros que están en la misma búsqueda, son parte de los objetivos de cada encuentro.

¿Qué prácticas podés incorporar, si estás en este proceso de búsqueda?: te sugerimos algunas:
– Llevar un diario escrito de la experiencia. Poder expresar nuestras fantasías, miedos, emociones de esta forma, reduce la ansiedad, genera una sensación de mayor calma y equilibrio.
– Aprender técnicas de relajación, es muy útil. Ocupar unos minutos diarios para liberar la tensión y dejar de “hacer”, focalizando sólo en la observación de los pensamientos y las sensaciones corporales, contribuye a reducir el estrés y aumentar el grado de bienestar.
– Participar de grupos de apoyo. Compartir nuestras vivencias con otros que están atravesando lo mismo, es de gran ayuda para reducir el malestar y aprender nuevas estrategias para afrontar lo que nos va sucediendo.
Se trata de vivir este momento vital, con conciencia, siendo protagonistas activos en la experiencia. Construir, paso a paso, las mejores condiciones para vivir este viaje hacia un sueño anhelado: la llegada de nuestro hijo.

Cómo el diagnóstico orthomolecular puede beneficiar a la fertilidad 0

Sep1

Hoy quiero compartirles una información relevante que me compartió la Dra. Patricia Ripetta, especialista en Medicina orthomolecular y su relación con la fertilidad.

El normal funcionamiento del organismo depende de muchos factores. Algunos se encuentran en el medio interno que rodea a las células y tejidos y otros están en el exterior, en el medio ambiente en el que vivimos y con el que interactuamos. Estos factores pueden ser modificados para bien o para mal por medio de la alimentación, por tóxicos que ingresan por diferentes vías, por el stress, etc. ¿Cómo el tratamiento orthomolecular colabora en esa interacción?

El enfoque terapéutico orthomolecular evalúa qué le falta y/o qué le sobra al cuerpo a nivel biomolecular, y le aporta lo necesario para lograr el equilibrio. Utiliza como terapéutica las propias sustancias que el organismo produce naturalmente con el objetivo de alcanzar el ambiente molecular óptimo para el cerebro y el resto de los órganos alterando la ingesta de nutrientes. Inicialmente concebida como opción a los tratamientos psiquiátricos, hoy esta medicina propone desintoxicar el cuerpo, sobre todo el hígado (donde se llevan a cabo muchísimas funciones necesarias para la supervivencia), disminuir la contaminación y mejorar las condiciones de vida (dieta sana, dormir las horas necesarias para recuperar la energía, evitar el sedentarismo, etc.). Es una terapéutica que complementa los tratamientos convencionales al aportar nutrientes necesarios para mejorar el terreno biológico. Por ejemplo, es bien conocida por los agricultores la importancia que tiene la composición del suelo cuando van a sembrar y desean obtener una buena cosecha con semillas de la mejor calidad. De esta manera también nuestro medio condiciona el funcionamiento de todo el organismo y por lo tanto, todo aquello que se realice para mejorar las condiciones del medio redundará en un beneficio y aumentarán así las probabilidades de éxito de un tratamiento de fertilidad.

Cómo contribuye en los tratamientos de fertilidad

El plus que la Medicina Orthomolecular puede aportar a los casos de infertilidad: incorporar aquello que el cuerpo necesita para su buen funcionamiento y retirar aquellas moléculas que podrían afectarlo mejora el medio en el cual el embarazo debería desarrollarse.

Como todas las células, los óvulos y los embriones deben contar con un medio óptimo para su desarrollo y los niveles normales de las vitaminas, minerales y aminoácidos, así como la composición corporal y la distribución del agua en sus diferentes compartimientos son fundamentales para que el organismo funcione adecuadamente. Estos niveles son estudiados y pueden ser corregidos por la Medicina Orthomolecular. Esta medicina evaluará el estado del medio interno, el metabolismo intermedio y buscará la forma de corregir cualquier desvío para lograr que el funcionamiento de los distintos sistemas que conforman el cuerpo humano, incluyendo el sistema reproductor, sea óptimo. Es una práctica habitual entre los especialistas de fertilidad indicar los suplementos de vitaminas, minerales, aminoácidos y otros nutrientes que tienen relación con el funcionamiento del sistema reproductor, tanto en el hombre como en la mujer. Y también su carencia puede ser salvada mediante la incorporación a la dieta diaria de determinados alimentos y suplementos. Es posible medir y agregar en forma personalizada aquellos que se consideren que están en falta, o los que una mayor dosis pueda ser más útil. Es decir, estamos frente a una herramienta extra para mejorar la performance según el caso, y será de mayor utilidad cuanto menor sea la reserva ovárica o testicular.

Además, los pacientes tratados refieren un antes y después en su sensación de bienestar, energía y resiliencia (capacidad de sobreponerse a períodos de dolor emocional y situaciones adversas) ideal para afrontar los tratamientos de fertilidad que muchas veces son largos y por momentos desalentadores.

Por primera vez en el país, dos hombres tuvieron un hijo con un vientre prestado 0

Jun25

Nuevas familias. Mañana se celebra el Día el Padre. Lo lograron gracias a un tratamiento de fertilización asistida. Utilizaron un óvulo donado y el embrión lo gestó una amiga que prestó su vientre.

Papá, papá y un hijo de tan solo 15 días. “Es como enamorarse de nuevo”, dicen a dúo, embelesados por la ternura del bebé. Le acarician sus pequeñas manos, se preguntan si debería estar más abrigado y calculan el tiempo que falta para que tome su próxima mamadera. Están felices por haber podido formar una familia, por haber cumplido un sueño que creían imposible. En los últimos cuatro años buscaron y analizaron distintas alternativas para poder ser padres: adoptar en el país o en el exterior, o alquilar un vientre en Estados Unidos o en la India. Finalmente eligieron el camino que consideraron “certero”: el pequeño Juan Pablo fue concebido en el vientre de una amiga de la pareja que, desinteresadamente, se ofreció para gestar el embrión que incluyó un óvulo donado.

El nacimiento del hijo de Nacho (34) y Leo (42) es un caso inédito de maternidad subrogada. ¿Por qué? Porque es el primer caso en el que dos hombres tienen un hijo gracias a la ovodonación y a una madre sustituta, todo realizado en el país. Es que si bien hay antecedentes de parejas homosexuales que fueron padres, esos embarazos se realizaron a través de vientres alquilados en el exterior, algo que está prohibido en el país.

Hace 8 años que Nacho y Leo están juntos. Las ganas de crecer, de multiplicarse, de tener trascendencia, “de no llegar a viejos y estar solos”, como ellos mismos repiten, se hicieron fuertes hace cuatro años. Se casaron el año pasado, cuando Juan Pablo llevaba cuatro semanas en la panza sustituta. “Nos casamos embarazados, de apuro”, bromean. Y las risas dejan paso a la emoción que rápidamente se observa en sus ojos: “Soñamos con ser padres, algo que nuestras familias y amigos siempre apoyaron”, dicen con alegría y recuerdan que la gran noticia la dieron en Nochebuena.

El tratamiento se realizó por completo en Halitus, uno de los principales centros especializados en reproducción asistida de la Capital, donde aseguran que no paran de recibir consultas de parejas hetero y gay para someterse a este tipo de procedimientos. “Desde abril de 2013 recibimos 83 consultas, de las cuales 17 corresponden a parejas gay. Se hicieron 10 tratamientos, de esos embarazos uno no prosperó, hubo 6 nacimientos –uno de esos bebés es Juan Pablo, el único de una pareja de dos hombres– y quedan dos en curso”, detalla a Clarín, Sergio Pasqualini, director del centro.

“Desconocíamos esta posibilidad de ser padres. Y los tres (incluida la madre sustituta) pudimos transitarla con mucha seguridad”, cuentan a Clarín.

Lo hicieron con el apoyo del equipo médico dirigido por la doctora Florencia Inciarte, la contención psicológica de Patricia Martínez y el asesoramiento legal de la abogada especialista en derecho internacional de familia, Fabiana Quaini.

Pero esta historia no termina aquí y seguirá camino en la Justicia. Es que en principio, en la partida de nacimiento de Juan Pablo figura como madre la mujer que dio a luz (la legislación argentina considera madre a la mujer que da a luz). Y como padre, uno de los dos hombres. Ese documento será impugnado y judicialmente se pedirá que lleve el nombre de los dos papás.

Dicen que se trata de un caso no regulado. “Es necesario rectificar la partida de nacimiento del niño. Pero estamos ante un caso en el que falta una regulación expresa que autorice”, explica Quaini.

La cuestión médica tampoco fue fácil. Hubo dos intentos de transferencia de embriones que fallaron:en enero de 2014 y a los cuatro meses. Y en ese momento hasta se pensó en cambiar de gestante. Pero la tercera fue la vencida. “Se transfirieron dos embriones con espermatozoides aportados por los dos integrantes de la pareja, sin saber cuál es de quién”, apunta Pasqualini. Nacho y Leo aclaran: “No es importante saberlo, como tampoco queremos saber de la procedencia del óvulo donado. Queremos ser padres. Nada más”.

Con esa convicción, vivieron el embarazo: estuvieron en los controles, ecografías, y por supuesto en la sala de parto. “Fue increíble. En la vida podremos agradecerlo”.

Dr. R. Sergio Pasqualini is powered by WordPress y Halitus Instituto Médico
Asista a nuestro programa de televisión semanal sentirypensar.com.ar