Categoría Salud y bienestar

¡Que lindo abrir el diario y encontrarlas. Mi sobrina y mi madre, emoción! 0

Ago9

Que eligiera a una heroína, le pidieron una vez a Belén Pasqualini. No tuvo que pensar demasiado. Su abuela es Christiane Dosne de Pasqualini, científica nacida en Francia que a los 15 años dejó su casa para dedicarse a la ciencia y cambió una beca en Yale por convertirse en discípula de Bernardo Houssay. Eligió la Argentina para quedarse, siguiendo a su amor, el médico Rodolfo Pasqualini. Dedicó su vida a la investigación de la leucemia y fue la primera mujer en ingresar a la Academia Nacional de Medicina. Una vocación apasionada que encontró su camino para desarrollarse.
 

 
“Es una vanguardista, una arriesgada, uno de mis pocos ídolos. Y de paso, es también mi abuela. Un ser ‘fuera de serie’ que caminó toda su vida por la cornisa de las decisiones esperables para una mujer de su época”, reafirma ahora Belén en la casa de Christiane, mientras mira a su abuela y le acaricia la rodilla. Toda esa sucesión de méritos y rupturas con los mandatos sociales narrados en su libro de 2007, Quise lo que hice (Leviatán), fue inspiración para Christiane, el unipersonal que escribió y protagoniza Belén con dirección de Dennis Smith. Después de dos temporadas en el Cultural San Martín, ahora se verán tres funciones gratuitas en el Centro Cultural de la Ciencia.

“Yo nací con un gen de aventura, pero no fue fácil”, dice la propia científica. Con sus anteojos grandes y debajo los ojitos atentos, bien abiertos, Christiane cuenta su vida sin preámbulos. Explica que se le mezclan las generaciones, el pasado con el presente, que nada, claro, es como antes. Eso dice, pero en verdad la claridad con la que habla contradice cualquier postulado. A sus 97 años, rodeada de pilas de libros, no abandona sus dotes de científica. Todo lo explica con hipótesis y resultados, incluso lo más cotidiano.

El arte y la ciencia son cuestiones distintas, opina Christiane. “Los científicos descubrimos cosas que no sabemos que estamos buscando, pero sin embargo caminamos por la ‘Catedral del Saber’, como yo la llamo. Los artistas no; son como chicos que están jugando, sin tener que rendirle cuentas a nadie”, confronta. “¿Tú verdad? no, la verdad; y ven conmigo a buscarla”, escribió Antonio Machado. Dicen juntas la frase, como quien se encuentra en un espejo.

– Me sorprendió enormemente, porque yo no sabía que ella me estudiaba-, dice Christiane.

– Eras mi propio experimento.

Christiane siempre fue de contar anécdotas en la mesa. La misma mesa larga que está en el comedor donde Christiane y Belén ahora se sacan una foto juntas, después de pintarse los labios con el mismo tono. Como mujer-madre-esposa-abuela-científica, a sus cinco hijos, a sus 16 nietos y a sus 19 bisnietos, les contó su historia.

 

“Soy una caricatura” -dijo la primera vez que leyó Christiane, la obra-. Tengo la sensación de que soy otra mujer a través tuyo”. Actriz, cantante y compositora, en su unipersonal Belén reconstruye fragmentos de la vida de Christiane y un siglo simbólico para la vida profesional de la mujer, con idas y vueltas en el tiempo y canciones propias. Con el piano en el centro de la escena, por momentos es ella misma y por otros Christiane (marcada con esa “erre” afrancesada, cortazariana, que le dejaron sus primeros años de vida en París). De la nieta a la abuela, de los datos y fechas al piano, del lenguaje científico a la voz que estalla; todo ocurre de forma vertiginosa.

No es estrictamente un biodrama porque no es Christiane la que actúa sino su nieta. No hay cuidado sino desenfado; Belén la recrea una y otra vez a su manera. “Para mí, la música es lo más grande que hay, es sagrada. El homenaje a mi abuela era mío, y entonces, al ser mío, sentía que tenía que estar la música”. La obra habla por sí misma porque, además de ser un homenaje a su abuela, lo es también a la pasión compartida, a la vocación por el hacer. “Hay algo de la sangre que no se ensaya. Lo que se honra es el amor por la vida, que es su lema: ‘Quise lo que hice’. Seguir ante cualquier cosa; la felicidad como mandato”.

Nieta, sobrina e hija de científicos, Belén iba a estudiar medicina. Un día fue al laboratorio de su abuela y vio cómo le hacían una hipofisectomía a un ratón. La ciencia la atraía pero, como Christiane, no quería que su camino ya estuviera allanado. Belén quería ser pionera en otra materia. Y claro, artilugios del destino, terminó mezclando ciencia con arte en este “biomusical científico”, como lo llama. “Llegué a Roma por otro lugar”, afirma y se ríe. Ciencia y arte no están tan separadas. Entonces dicen juntas otra cita del poema de Robert Frost, El camino no elegido: “Dos caminos se bifurcaban en un bosque y yo,/ Yo tomé el menos transitado,/ Y eso hizo toda la diferencia.” Christiane no vio la obra. Belén le regaló el texto para su cumpleaños, cuando cumplió 97, pero ahora planea llevar un piano a la casa y dedicarle una función especial.

-No ves que me cambia la voz cuando me proponés cosas así. Con los años me puse más sentimental. Se me van las palabras-, dice la abuela.

De muestra, Belén le canta su canción favorita: Smoke gets in your eyes, de Kern y Harbach, popularizada por The Platters. Belén empieza y despacio, tímidamente, Christiane susurra la última línea.

Albert Einstein le escribió una carta a su hija Lieserl diciendo que el amor era la fuerza más poderosa. Puede que la vida sólo sirva, de una u otra manera (a través del arte, a través de la ciencia) para convencernos de lo que ya sabíamos desde el primer momento.

Formadora de investigadores

Doctora en Medicina Experimental e investigadora del Conicet desde 1963, Christiane Dosne de Pasqualini formó a generaciones de científicos argentinos. Sus estudios sobre cáncer e inmunología, que lograron avances en la lucha contra la enfermedad, merecieron más de 300 publicaciones en revistas de ciencia y el reconocimiento de organismos internacionales. En 1991 se convirtió en la primera mujer en ingresar a la Academia Nacional de Medicina.

Un mensaje de solidaridad 0

Dic18

Se aproxima fin de año y me pongo reflexivo. El próximo 20 de diciembre se celebra el Día Internacional de la Solidaridad y quiero contarles como nació Fundación Repro para la Investigación y la Docencia en la Reproducción de la vida, la fundación que presido desde el año 2009, un sueño hecho realidad.

Soy un convencido de que la excelencia médica va de la mano de la investigación y es por ello que, poco a poco, empecé a vislumbrar la forma de hacerle un lugar. La inversión del sector privado argentino en ciencia es muy baja, y lamentablemente esto influye en la baja producción científica. Con esta perspectiva y con vistas a aportar de alguna manera al crecimiento de la investigación científica y también apostando a la docencia como parte del crecimiento de la ciencia es que la Fundación Repro cobró forma. Fundación REPRO, es entonces un viejo sueño que comenzó a cristalizarse hace seis años, al que se ha ido sumando gente con vocación de servicio, comprometida con la ciencia y una impostergable inspiración solidaria.

Los pilares fundacionales de REPRO: INVESTIGACIÓN, DOCENCIA y ASISTENCIA nos permiten acercar la ciencia a la gente y ser parte de los pequeños milagros cotidianos, motores de nuestro trabajo. Y para ello, necesitamos de la colaboración de todos.

Quiero hacer un llamado a la solidaridad; quiero invitarte a sumarte, a este sueño, que no es solo mi sueño, sino el de la comunidad TODA

La salud requiere un serio compromiso con aquellos programas que aspiran a mejorar y asegurar el acceso de la gente a la buena atención y al conocimiento. Desde Fundación REPRO creamos:

  • Programas de investigación para diagnóstico y tratamiento.
  • Programas de capacitación y docencia para profesionales
  • Programas de educación, información y concientización a la comunidad.
  • Programas de asistencia para pacientes oncológicos de bajos recursos
  • Programas de beneficios para quienes ayudan a sustentar la fundación

Aportá tu (gran) granito de arena en este camino. Te invito a sumarte como AMIGO REPRO con una pequeña colaboración económica “Para que cada vez más personas puedan cumplir su sueño de ser padres”. Hacé clic en el formulario seguro de donación online.
Reproduzcamos JUNTOS el milagro de la VIDA.

Cuidar la fertilidad 0

Dic1

El 5 de noviembre presentamos “Cuidar la fertilidad” en El Ateneo Gran Splendid. En un emotivo encuentro donde dialogué con Milva Castellini, quien además escribió el prólogo y ofreció su testimonio.

Bromeando un poco yo digo que fue un parto, de un embarazo muy largo. Fue un libro que implicó muchas idas y vueltas, un trabajo intenso y una larga espera. Fue, como las búsquedas que cada día a  lo largo de tantos años he compartido con mis pacientes.

En este video pueden ver cómo fue la presentación donde también me acompañaron pacientes, amigos, personal de Halitus, y como siempre, mi familia, siempre dispuesta a apoyarme en mis iniciativas.

También pueden ver el albúm de fotos en este link.

Es maravilloso, cuando uno desea mucho algo, ver finalmente que se cumple. Mis pacientes lo saben, y yo también. Siempre quise poder compartir lo que aprendí en mi camino personal y profesional, porque soy un afortunado.

En Cuidar la fertilidad pude finalmente contar lo importante que es tener la información y las herramientas para decidir sobre nuestro propio cuerpo. Contar también cómo la ciencia avanza y nos da herramientas para lograr el sueño de traer niños al mundo. Y contar a través de la voz de mis pacientes, relato viviente que, ¡sí! se puede.

Pero a la ciencia hay que ayudarla. Por eso hace un tiempo tuve otro sueño: Fundación REPRO, con el objetivo de seguir investigando y aprendiendo aquello sobre lo que todavía hoy no tenemos respuestas. Los que adquieran este libro ayudarán a la Fundación para que las personas con dificultades para concebir tengan cada vez más conocimientos y herramientas a su alcance para lograr el sueño de ser padres.
“Cuidar la fertilidad”, es un libro, pero también una lucha constante para que las mujeres comprendan que cuidar su fertilidad está en sus manos. Entiendo que a veces cuando es el momento biológico de preservar la fertilidad, no necesariamente es el económico. Por eso, ofrecemos un 40% de descuento en criopreservación de óvulos en HALITUS INSTITUTO MEDICO para aquellos que cuenten con la tarjeta AMIGOS REPRO. Si te interesa, podes seguir leyendo aquí.

Una vez más gracias, por acompañarme, por confiar en nosotros, por seguir soñando. Este libro es para quienes persiguen el sueño de ser padres y no bajan los brazos, para quienes están tristes pero son capaces de percibir en el horizonte esa esperanza que llena el corazón, para quienes se animan a explorar otros caminos. Todos ellos encontrarán, una guía sobre cómo cuidar la fertilidad y cuáles son los tratamientos que existen para lograr tener un hijo, más allá de los diagnósticos.

Podés conseguir el libro en todas las sedes de Halitus Instituto Médico. Así como también en cualquier librería.

Homenaje a dr. Rodolfo Q. Pasqualini 2

Nov3

De chico crecí entre tubos de ensayo, dibujos y cuadernos, entre autitos y microscopios. Una madre investigadora, un padre médico. La familia de médicos se extendió cuando tres de sus cinco hijos decidimos seguir alguno de los caminos de la medicina. Mis hermanas, Titania y Diana, optaron por la endocrinología infantil y la especialidad en adolescencia respectivamente. Y yo en 1971 me recibí de médico. Mi hermano Enrique, en cambio, resolvió inclinarse por la física nuclear y Héctor se recibió de ingeniero. Pero en casa se respiraba un clima especial: a medida que fuimos creciendo los temas médicos invadieron los almuerzos del domingo, se colaron entre los cafecitos del sábado.
Mis padres fueron siempre un ejemplo de esfuerzo y compromiso, de dedicación y pasión. Mi madre aún lo es. Por eso, que la División Endocrinología del Hospital de Clínicas le rinda homenaje a mi padre, el Dr. Rodolfo Q. Pasqualini en la persona de su esposa, mi madre, la Dra. Cristiane Dosne de Pasqualini, investigadora emérita del CONICET y miembro de la Academia Nacional de Medicina es todo un honor y una emoción. Porque mi padre fue un pionero de la Endocrinología Argentina. Fue médico e investigador, fundador y Director del Instituto Nacional de Endocrinología, que núcleo en su momento a los más granados de la especialidad en la Argentina, Titular de Clínica Médica, y Director del Instituto Modelo Dr. Luis Agote en el Hospital Rawson, y Director de la Carrera de Médico Especialista en Endocrinología, UBA, en esa institución. Describió por primera vez, junto al Dr. Grato Bur, el Síndrome del Hipoandrogenismo con Gametogénesis conservada.
Colaboró en la formación de estudiantes y médicos mediante la publicación de sus Tratados de Medicina Interna y de Endocrinología, siempre dedicados a su esposa y a nosotros, sus cinco hijos. Mi familia, mi padre y mi madre me han transmitido la pasión por la investigación y la medicina y han sido ejemplos de esfuerzo y dedicación. Es por ello que veo con ojos de orgullo y agradecimiento este homenaje y quería compartirlo con uds. Gracias.

Discurso de agradecimiento por el diploma de honor “Líder de la fertilización asistida 2014” 0

Oct23

En primera instancia, quiero agradecer al Consejo Ejecutivo y Consultivo de la Revista Gracias Doctor, integrado por un Jurado de 125 personalidades médicas por haberme distinguido con este Diploma, para mí es un honor.

La verdad es que hace más de 30 años que decidí que la reproducción asistida iba a ser parte de mi vida y, también por entonces, que la investigación era el motor para el desarrollo y el crecimiento de esta especialidad. Hoy, con una ley de cobertura en nuestro país y el recientemente aprobado Código Civil, que abre las puertas a una ley especial, recibo el premio en un momento muy especial del país y de la reproducción asistida.

Si bien la infertilidad nunca fue un tema en mi familia, crecí en un entorno donde la investigación y la medicina eran parte del día a día y una pasión casi contagiosa. Mi padre, Rodolfo, era médico, Profesor emérito en la UBA, su tesis de doctorado la dirigió el Premio Nobel de Medicina Bernardo Houssay y fue el creador y director del Instituto Nacional de Endocrinología. Mi madre, Christiane Dosne, nació en Francia se doctoró en medicina experimental en una prestigiosa universidad de Canadá y se dedicó a la investigación científica. Pero su amor por la investigación la trajo a la Argentina y se convirtió en la primera mujer en ocupar un lugar en la Academia Nacional de Medicina. Todavía hoy forma parte del CONICET.

Cuando en 1987 decidí crear halitus Instituto Médico fue con la convicción de que podría cambiar la vida de mucha gente, no pensé que esta especialidad también cambiaría tanto la mía. No solamente fuimos pioneros en la aplicación de algunas técnicas de reproducción asistida sino que hemos desarrollado –investigación mediante- técnicas propias que incluso han sido adoptadas alrededor del mundo. A principios de 2014 logramos el nacimiento de un bebé producto del óvulo criopreservado por mayor tiempo en el mundo, un récord que me enorgullece. La pasión y la dedicación con la que trabajamos en equipo siempre tiene su contrapartida en el cariño que recibimos de los pacientes con los que decidimos caminar juntos. Y la investigación es y siempre será una apuesta, es la base del crecimiento de cualquier área de la medicina, por eso, en 2009 creé la Fundación Repro, sin fines de lucro, convencido de que en la investigación está el progreso real.

Quiero personalmente compartirlo con todos aquellos que estuvieron a lo largo de mi camino, y agradecerles a aquellos que me acompañaron en mi trayectoria y sin quienes no estaría hoy acá, fundamentalmente a mi familia, a mi padre y a mi madre, ejemplos de esfuerzo y dedicación, a mi mujer y a mis hijos, quienes incondicionalmente han estado siempre a mi lado, lo siguen estando y me impulsan a seguir adelante, mirando al futuro. Gracias a todos.

Día de la madre 8

Oct14

El próximo 19 de octubre se celebra el día de la madre y creo que, desde ahora, deberíamos todos pensar en ellas. A diario veo transitar por mi consultorio mujeres de distintas edades- aunque como siempre les cuento, cada vez más grandes- que buscan cumplir el sueño de tener un hijo. Un camino que, a veces más simple, a veces no tanto, genera diferentes sentimientos y sensaciones que requieren de acompañamiento y, tantas veces, de aliento. Las veo reírse, llorar, luchar, apurarse, paralizarse, venir solas o acompañadas, angustiarse, informarse, desilusionarse, recobrar fuerzas, pero pocas veces, las veo desistir. A veces hasta me veo en la obligación de pedirles que tomen un descanso o me enfrento –por suerte pocas veces- a la tan ardua tarea de sugerirles que dejen de intentarlo. Y es que el deseo es tan grande que ponen toda su energía –y muchas veces su cuerpo-  en verlo cumplido.

El camino no es sencillo y sin embargo, ¡tienen tanta fuerza!

Luego, a muchas las veo madres, vienen con su hijo y su enorme sonrisa a compartir su triunfo, nuestro triunfo. A otras, las veo seguir adelante con su búsqueda sin tregua. Y no faltan quienes luchan por mantener el equilibrio en sus vidas entre trabajo y la tan ansiada familia, incluso aquellas que no han tenido problemas para concebir y las veo caminando por el instituto con las panzas crecientes. Y es que las mujeres-madres, aún cuando han pasado muchos años desde la inserción femenina en el ámbito laboral, se enfrentan al mayor desafío de todos: equilibrar su tiempo para ser felices.

A todas aquellas que nunca dejan de intentarlo, vaya mi saludo afectuoso, mi respeto y mi mensaje de aliento: ¡no bajen los brazos!

A quienes lo han logrado, ¡nunca se olviden disfrutar de y con ellos!

A mi madre, gran investigadora y madre de cinco, que siempre supo estar ahí para todos nosotros sin descuidar un segundo sus responsabilidades laborales, gran equilibrista de la vida, mi admiración y cariño; a la madre de mis cuatro hijos, mi eterno agradecimiento por su dedicación a esta familia y por su apoyo; a las madres de mis nietos- mi hija y mi nuera-, gracias por regalarme la dicha de ser abuelo.

¡Felicidades a todas aquellas que lo han logrado y a las que nunca dejaron de intentarlo!

De aprobarse el Código Civil con las últimas modificaciones introducidas en Senadores, la reproducción asistida ¿se verá afectada? 6

Sep30

Este miércoles volvería a tratarse en el recinto la reforma del Código Civil y es imposible evitar hacer comentarios sobre el artículo 19 de dicha reforma- en su versión final, recortada en Senadores a fines de 2013- no solo porque infringe una norma internacional al contradecir un fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sino porque que implica un retroceso en materia legal en reproducción asistida, atentando incluso, sobre la amplitud de la ley de cobertura de reproducción asistida aprobada en nuestro país en junio de 2012.

En la última votación de la Reforma del Código Civil en Senadores en 2013, que fuera redactada por juristas de renombre, se aprobaron modificaciones al proyecto original de reforma -alineadas con sectores más conservadores y con el aval de la Iglesia- que generan fuerte polémica. No solamente porque esos cambios echan por tierra la amplitud conseguida por la Ley 26.862, de técnicas de reproducción asistida, aprobada el 5 de junio de 2012 (hasta hoy reglamentada solamente en las provincias de Buenos Aires y Chubut) sino porque, además, contradice a un fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Esta modificación no es menor por varias razones. En primera instancia, genera una situación compleja: esta última votación en el Senado se contrapone con lo que ellos mismos votaron al aprobar la Ley de Cobertura de técnicas de reproducción humana asistida (en junio 2012), donde se contempla la cobertura de las técnicas de fertilización in Vitro y la criopreservación de embriones. En segundo lugar, también va en contra de lo establecido por la Corte Interamericana de Derechos Humanos. En tercer término, implica que se verán afectados los tratamientos de fertilización asistida. ¿Por qué?

Los cambios introducidos generarían complicaciones y provocaría seguramente que volvieran a judicializarse los casos porque daría espacio a otras posturas respecto de qué es la concepción. Pero, cuando dicho caso llegara a las instancias de la Corte Interamericana, Argentina por adherir, deberá cumplir los fallos de dicha Corte. Además, volveríamos sobre el tema de la criopreservación de embriones que la Ley 26.862 contempla. El embrión, previo a su implantación es el único estadio del ser humano que permite ser criopreservado sin perder o afectar su viabilidad.

El artículo original del Anteproyecto de Reforma del Código Civil establecía que “La existencia de la persona humana comienza con la concepción. En el caso de técnicas de reproducción humana asistida, comienza con la implantación del embrión en la mujer…”. Esta afirmación estaba en línea con el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. ¿Cuál es este fallo?

Cuando Costa Rica, prohibió el uso de estas técnicas en el año 2000, nueve parejas recurrieron a la Corte Interamericana de Derechos Humanos en recurso de queja y en el 2012, ese fallo dejó sentado, con los argumentos correspondientes, que el estatus de persona lo adquiere el embrión después de la implantación, diferenciándolo claramente de aquel embrión formado por estas técnicas pero no transferido. El 28 de noviembre de 2012, la Corte Interamericana de Derechos Humanos analiza qué es la concepción y entiende que cuando habla de concepción, lo hace no entendiéndola como el momento de la fertilización de un óvulo por un espermatozoide sino como el momento en que esa fertilización se transfiere en el cuerpo de la persona y se produce la implantación o anidación (Caso Artavia-Murillo).

Sin embargo, la Cámara de Senadores de nuestro país aprobó una modificación del artículo 19 del anteproyecto de Reforma del Código Civil que no se condice con lo establecido por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que es quien interpreta el Pacto de San José de Costa Rica (un pacto que como país hemos ratificado y forma parte de nuestro bloque constitucional, como explican muchos expertos en Derecho). La decisión de los senadores fue “recortar” dicho artículo 19, dejándolo así: “La existencia de la persona humana comienza con la concepción”.

Los embriones pueden formarse por la vía natural, mediante relaciones sexuales, esto es, el óvulo sale del folículo en el momento de la ovulación y los espermatozoides llegan a él luego de la relación sexual para fertilizarlo; o en un tratamiento de fertilización in Vitro, los óvulos son extraídos del cuerpo de la mujer y unidos con los espermatozoides en laboratorio. En el primer caso, si están dadas las condiciones, el embrión implantará en el útero para continuar su desarrollo. En el segundo, si el embrión es viable y el endometrio es receptivo, solo si es transferido el embrión implantará y continuará su desarrollo. Ocurre que, cuando se producen embriones in vitro no siempre se transfieren. Si las condiciones en ese ciclo no son favorables, si los embriones obtenidos son para maternidad diferida en casos en que un tratamiento oncológico puedan afectar la reserva ovárica, o si se obtienen más embriones de lo conveniente transferir para evitar embarazos múltiples. En esos casos los embriones se criopreservan. Criopreservar significa conservar a muy bajas temperaturas sin afectar su calidad y conservando su viabilidad, si la poseía antes de criopreservarlo. El problema surge porque no es posible saber si un embrión es viable o no hasta el momento de la implantación, si implanta y continúa su desarrollo, entonces lo era. Y a esto se le suma que no todos los embriones serán bebés pero ante la imposibilidad de discernir cuál lo será, son tratados como si pudieran llegar a serlo: se criopreservan. Estos embriones criopreservados pueden tener varios destinos:
-Ser transferidos a la mujer que les dio origen, ya sea en otro intento de embarazo o en la búsqueda de otro bebé.
-Donarlos a otra persona.
-Donarlos para investigación.
-Descartarlos.
-Dejarlos criopreservados para siempre. En algunos países, como Inglaterra, se fijó un plazo para esto, luego del cual, la persona debe decidir tomar alguna de las otras opciones.

Si la Reforma del Código Civil se aprobara con la modificación realizada en senadores y se le diese al embrión el status de persona desde la fertilización, esto no invalidaría la criopreservación, porque el embrión también es nuestro paciente y, como médicos, sabemos que tenemos la obligación de cuidarlos y la forma de cuidarlos es criopreservarlos a la espera de que sean descongelados para ser transferido a algún útero…El problema surge porque no todos los pacientes quieren transferirlos, ni donarlos, lo que se plantearía como una solución. Entonces ¿qué hacer en estos casos, dejarlos para siempre criopreservados?

El caso de los embriones congelados y su destino es un tema de debate a nivel mundial. Algunos países lo han resuelto diferenciando entre un embrión producido in vitro y un embrión implantado, y esto es fundamental dado que las técnicas de fertilización asistida existen, no pueden ser prohibidas. Prohibir la criopreservación ya se hizo en otros países, como Italia, y debieron volver sobre sus pasos, habiendo perjudicado a muchísimas parejas en ese tiempo  que vieron disminuidas sus posibilidades de éxito en los tratamientos y que, en muchos casos, han debido viajar para realizar el tratamiento en otros países (posibilidad solamente al alcance de aquellos con suficientes recursos económicos para hacerlo). Por otra parte, lo sucedido en el Senado de la Nación demuestra la falta de conocimiento que tienen sobre tema los senadores que votaron por abrumadora mayoría la ley de cobertura de los tratamientos en su momento y luego dieron media sanción a esta reforma del Código Civil modificando el artículo 19, borrando con el codo lo que firmaron con la mano.

Esta versión de la reforma, modificada en noviembre del año pasado en Senadores, ahora entra a Diputados pretendiendo una sanción rápida, sin la debida discusión y generando una situación de potencial conflicto. De aprobarse en estos términos, podría llegar a perjudicar -como siempre- a aquellas personas que necesitan de estos tratamientos para lograr el embarazo. Pero, ¿por qué una aprobación exprés? ¿Hay temor a un debate abierto? ¿Será que temen realmente la posibilidad de un efecto dominó que termine avanzando con una ley de aborto no punible, cuando en realidad nada tendríaque ver con esto último, al contrario, porque si el status de persona se le da después de la implantación, que sería lo correcto, el embrión implantado estaría protegido. Es importante respetar la intención de aquellos que durante mucho tiempo trabajaron en la redacción de la Reforma del Código Civil, permitiendo un debate amplio y abierto, y saber que el embrión producido in vitro y antes de ser transferido es una etapa del desarrollo del ser humano, que permite ser criopreservado sin que se afecte su viabilidad, marcando así la diferencia entre un embrión preimplantatorio y uno que ha logrado la implantación en el útero. Así como es relevante comprender que si bien se modificó ese punto del anteproyecto, la reforma modificada establece una norma que sostiene que el tema del embrión no implantado será contemplado en una ley especial y con esa promesa calman las aguas. Pero, aún cuando así fuera, ninguna ley especial primaría sobre un Código Civil en caso de estar contrapuestos. Para comprender este y otros temas creo que un debate abierto es fundamental, un espacio donde informarse, escuchar al otro y sacar conclusiones puede hacer toda la diferencia.

Sería importante que antes de votar el miércoles, los diputados reflexionen y consideren la posibilidad de llevar adelante un debate abierto, sabiendo que, de aprobarse la última modificación introducida por el Senado a la reforma del Código Civil, dejarían las puertas abiertas para potenciales conflictos.

La mujer en la ciencia, la mujer líder 0

Ago7

El ingreso de las mujeres a la ciencia y al mundo laboral no ha sido simple con el correr de los años. Sin embargo, mi madre ha sido un fiel ejemplo de lo que es capaz una mujer. Parte de eso se refleja en este escrito que ella misma realizó sobre dos libros que llegaron a sus manos y que hoy mes complace compartirles.

Liderazgo femenino en la ciencia y la industria

Sentimos una alegría especial al observar que nuestros productos que contenían radio concentrado se volvían espontáneamente luminosos; por todas partes pudiéramos ver siluetas ligeramente luminosas y ese brillo, que parecía suspendido en la penumbra, despertó en nosotros nuevas emociones y encantamiento.
Marie Curie (1887-1934)
Según Rosa Montero1

Un libro es siempre un apreciado regalo y dos libros mucho mas: en el término de pocos días recibí, por pura coincidencia, dos libros que se complementan, tratándose de la emancipación de la mujer desde 1906 hasta la actualidad, abarcando 100 años de grandes cambios. El primer libro me impactó: un regalo de Paris, en francés, y que trata de Marie Curie -tres razones a su favor-: Les femmes du laboratoire de Marie Curie2 de Natalie Pigcard-Micault con Prefacio de Hélène Langevin–Joliot, hija de Irène Curie y Frédéric Joliot. La autora es ingeniera y miembro del CNRS (Centre National de Recherches Scientifiques), tiene un doctorado en Historia de la Ciencia, y trabaja en el Musée Curie.

El libro, publicado en el 2013, cuenta la historia de las 45 mujeres que pasaron por el laboratorio de Marie Curie desde 1906 hasta su muerte en 1934. Son biografías cortas -2 a 5 páginas- de estudiantes, becarias, tesistas y principalmente investigadoras que fueron aceptadas para trabajar con Madame Curie –como la llamaban. Las pasantías se iniciaron después de la muerte de Pierre Curie, al ser atropellado por un carro en 1906. En es época, el laboratorio original en la calle Cuvier estaba ampliándose. En la Cátedra de Física de la Sorbonne, Madame Curie reemplazó a su esposo de prepo, continuando las clases de Física “sin ninguna introducción”, asegurando su  continuidad.

Lo cierto es que Madame Curie fue más que una científica, fue una institución , una leyenda, un mito en Francia y el mundo. En 1903, Marie y Pierre Curie compartieron el Premio Nobel de Física con Henri Becquerel por el descubrimiento de la radioactividad y en 1911 le otorgaron a ella sola el Premio Nobel de Química4  por descubrir el radio y el polonio –nombre que eligió en recuerdo de su país de origen-. Fue la primera mujer científica fundadora de una dinastía de mujeres que siguieron sus pasos, incluyendo las 45 que figuran en este libro. Su vocación y entusiasmo por el descubrimiento está recalcado por Rosa Montero -como se aprecia en el epígrafe- en el libro, La ridícula idea de no volver a verte1.

De estas 45 mujeres, con un promedio de 27 años, 19 venían de Francia, 7 de Rusia y Polonia, 2 de Canadá, y llamativamente una de cada país de Europa Central, incluso se aceptó la candidata de Portugal porque faltaba ese país en la lista. La mas sobresaliente fue indudablemente Irène Joliot-Curie, hija mayor de Marie Curie. Trabajó y se casó con  Frédéric Joliot  y en 1935, ganaron el Premio Nobel de Química por la radioactividad sintética.

Sorprenden y hasta fascinan estas 45 historias de mujeres que compartían la vocación por la ciencia y las ganas de trabajar con placer y con continuidad ya que casi todas volvieron a su país o laboratorio de origen donde se destacaron en docencia y/o investigación en física o química.

El segundo libro me sorprendió al llegar a mis manos dos días después del primero, por  cierta coincidencia ya que trata del aprendizaje de la mujer en vista a la promoción. Se titula  Desarrollo y coaching de mujeres líderes3 por Fabiana Gadow.  El  coaching se define como un proceso por el cual el mentor o director -aquí definido como coach-  enseña a otras mujeres a comprender sus fortalezas y debilidades, y a construir el compromiso para una mejor performance en un ambiente empresarial. Es un proceso que promueve la acción y agiliza el aprendizaje: busca desarrollar una relación profesional exitosa.

Con toda la diferencia del caso –investigación básica vs administración de empresas-  ambos libros tratan de la formación de mujeres hasta llegar al liderazgo. Fabiana Gadow  tiene una Licenciatura en Ciencias de la Educación de la Universidad de Buenos Aires y un Master de la Universidad de Boston: se desempeña como Socia Directora de Recursos Humanos Regional de Deloitte LATCO. Tiene tres hijos y es a su vez hija de Enrique Gadow –quien me regaló el libro- un especialista en genética: aunque indirectamente, debe ser  responsable de la transformación que hace Fabiana de Coaching a Coaxxing para enfatizar el esfuerzo que hace LA MUJER –XX- para llegar al liderazgo. Describe en este libro -con lujo de detalle y en forma de preguntas, contestaciones y discusiones- todo lo que atañe a la mujer que pretende –y que  sobre todo quiere- trabajar al par del hombre en el mundo empresarial. Los 10 capítulos se leen con sostenido interés. Valgan sus palabras concluyentes:

“El futuro: hacia una diversidad natural. La nueva filosofía femenina de vida apunta al equilibrio y a estar bien consigo mismo, algo que solo se logra estando bien con el otro género. Las nuevas generaciones están creciendo en un mundo donde la convivencia en ciertas condiciones de igualdad es más natural. El varón es un colega, un par. Y al igual que ellos, las jóvenes no están dispuestas a renunciar a nada. Ser mujer no tiene que suponer limitaciones. Se plantean la vida como un abanico de posibilidades muy amplio que incluye a sus pares varones. Las mujeres actuales quieren estar en el ”mundo exterior”. No conciben la vida sin trabajar. Quieren ser independientes y divertirse, quieren ser autónomas y no dejarse dominar. Y, a la vez, quieren ser femeninas y no renunciar a la seducción, a la belleza o a la maternidad”.

¡Cómo no identificarme con  estos dos libros!

En dos disciplinas tan diferentes como lo son la investigación básica –mi tema- y la administración de empresas –la de Fabiana Gadow- la emancipación y el éxito de la mujer se asemejan. Tengo la sensación de haber vivido una época “de transición” entre estos dos mundos, el de Marie Curie en 1906-1934 y el del siglo XXI tal como lo define Fabiana Gadow. Desde 1939  no he dejado de hacer investigación y con mucho placer: Quise Lo Que Hice5-8  es el título que elegí para mi autobiografía. Mi vida científica comprende 20 años de formación y luego 50 de mentora, directora o coacher -1957 hasta 2007-  dirigiendo la Sección Leucemia Experimental, hoy englobada en IMEX/CONICET/ANM. Conmigo –porque no como coach- se  formaron investigadores, becarios y técnicos; fueron 60 -30 varones y 30 mujeres- y hoy muchos de ellos se destacan en centros de cáncer experimental.

Y el futuro. El tren del progreso es más veloz que nunca y en un descuido uno se queda en el

andén. Hay una tendencia mundial a acercar el mundo del investigador al mundo empresarial, un emprendimiento nada fácil: como todo lo nuevo, cuesta pasar de la idea a la acción.

A las nuevas becarias -ya mis bisnietas científicas-  el consejo que les doy es de no cortar la continuidad del trabajo, aun cuando los hijos son pequeños. La mujer con vocación tiene grandes dotes de organización y es muy obsesiva: nunca está lista para publicar, siempre le falta un experimento más, pero la  complementación con el varón -que es más expeditivo- da resultados sorprendentes, y la vida en el laboratorio llega a ser muy placentera.

Ultima reflexión. No hay placer más grande que poder ser testigo del progreso de un hijo, un

nieto o un bisnieto –tanto propios como en el laboratorio-  desde la adolescencia a la plena y

exitosa madurez: del becario al tesista, al Investigador de Carrera y hasta al Director o coach  de un instituto o empresa, nacional o internacional.

Tal sensación de orgullo es una de las escasas ventajas de una alta supervivencia.

BIBLIOGRAFIA
1.   Montero R. La ridícula idea de no volver a verte. Buenos Aires: Seix Barral, 2013, 213pp   Comentario Bibliográfico, Medicina (B Aires) 2013; 73: ¿?
2.  Pigeard-Micault N. Les femmes du laboratoire de Marie Curie. Paris : Editions Glyphe, 2013, 300pp
3.  Gadow F. Desarrollo y coaching de mujeres líderes. Buenos Aires: Granico, 2013 276pp
4. Pasqualini CD. Quince mujeres recibieron el Premio Nobel en ciencia. Medicina (B Aires)  2013: 73: 277-80
5.  Pasqualini CD. Quise lo que hice. Autobiografía de una investigadora científica. Buenos Aires: LEVIATAN, 2007, 414 pp
6.  Pasqualini CD. Setenta años de investigación en biomedicina del Canadá a la Argentina. Ciencia e Investigación Reseñas 2013; 1: 22-38
www.aargentinapciencias.org
7.  Pasqualini CD. Enjoying Research from Canada to Argentina. Autobiography of a biomedical investigator, Amazon-Kindle, 2014
http://www.amazon.com/dp/B00IHJ2X2E
8.  Pasqualini CD. Siete décadas en investigación biomédica (1942-2013) Medicina (B Aires) 2014; 74: 80-81


Dra. Christiane Dosne de Pasqualini


Subrogación Uterina. Aspectos médicos y jurídicos del primer caso con sustento legal en la Argentina. 12

Ago1

La subrogación de vientre o maternidad subrogada es una alternativa más para las parejas o las personas puedan concretar el anhelo de formar una familia. Hoy en día, las consultas diarias han aumentado luego de la aprobación de la ley de matrimonio igualitario pero también es una opción válida para parejas heterosexuales con problemas de fertilidad específicos.Es importante pensar en las parejas que necesitan tratamientos, en aquellos que no poseen otra posibilidad, para lograr una ley no restrictiva que no perjudique a quienes no tienen otra forma de ser padres. No perdamos de vista que aquellos países que lograron una ley equitativa de amplio consenso popular fueron los que partieron del estudio sistemático y serio de las opciones dejando de lado argumentos egoístas. España parece estar dando los primeros pasos también (vean la nota de larazon.es que les compartí). En este contexto, la Revista Medicina ha publicado un trabajo en el que participé y hoy quiero compartir también con uds.

subrogacion-uterina-aspectos-medicos-y-juridicos-01

subrogacion-uterina-aspectos-medicos-y-juridicos-01

subrogacion-uterina-aspectos-medicos-y-juridicos-01

subrogacion-uterina-aspectos-medicos-y-juridicos-01

subrogacion-uterina-aspectos-medicos-y-juridicos-01

subrogacion-uterina-aspectos-medicos-y-juridicos-01

Dr.Pasqualini, Doctor Esperanza 2

Jul29

planeta-urbano-junio-2014-1

Es el fundador de Halitus, uno de los centros de fertilidad más importantes del país con 100 mil pacientes atendidos. Rompió el record mundial al transferir óvulos que llevaban 14 añoscongelados. Está escribiendo su segundo libro y se acerca a la política.
Hijo de médicos destacado, Sergio Pasqualini se formó en la UBA como ginecólogo. Llegó a realizar sesenta partos por mes, pero su hambre de trabajo científico lo llevo a crear HALITUS en 1987, donde hoy ejerce como director científico. Con 100 mil pacientes atendidos y 17 mil nacimientos de los cuales 4.700 fueron mediante técnicas de alta complejidad, se podría decir pobló una ciudad.

¿Después de tantos embarazos ¿sigue sintiendo una gratificación personal cuando lo logra?
Sí, claro. Cuando te das cuenta de todo lo que vivió esa pareja, te ponés del otro lado y es realmente lindo, porque todo el equipo participó de eso.

¿Hay más problemas de fertilidad que antes o ahora se habla más del tema?
En no muchos años cambió radicalmente el promedio de edad de   la mujer en una consulta: hace 15 años era 33, ahora estamos 37,38. Hoy la mujer busca más tarde y consulta más rápido.

¿Qué otros factores influyen en el crecimiento de los casos?
Algo más pasa, porque ya no se ven las respuestas que se veían antes en la estimulación. La población está cambiando, claro que tiene que ver el ritmo de vida, el estrés, la alimentación, los tóxicos. Además ya no se habla de una mujer que quiere lograr el embarazo, se trata de una persona que quiere un hijo. Puede haber un hombre solo que quiere un hijo, dos hombres o dos mujeres que quieren un hijo.

En ese sentido, para las mujeres es más fácil porque la pareja de dos mujeres puede lograr un embarazo con un donante mientras dos hombres no tienen esa posibilidad.
Sí, mediante un útero portador.

Pero no es legal todavía en la Argentina.
Hay dos cosas: lo que está legislado y lo que no se puede hacer. Si no esta legislado, no está prohibido. Se complica en cuanto a que no hay un contrato que sea válido; la persona puede arrepentirse y no hay un escenario jurídico que proteja a las partes. Si el embarazo lo lleva adelante un familiar o un amigo, es distinto. El caso de Juan de Gregorio, por ejemplo, lo atendimos nosotros: era un matrimonio que no podía embarazarse, una amiga llevó el embarazo y la justicia falló a favor para que puedan inscribirlo como propio.

¿Cómo ve a la Argentina comparada con el mundo en cuanto a la fertilidad?
La ley Argentina fue a la parte de la cobertura y es muy completa, se están moviendo piezas, pero sigue siendo complicado e injusto. Generó un gran caos, tendría que ser manejado entre todas las partes, convocando a las obras, a las prepagas, a la asociación de pacientes y al Ministerio y sentarse a decir: “Esto hay que cubrirlo, ¿cómo hacemos?”. Porque alguien tiene que pagar, es imposible que no te dejen subir las cuotas  y que te obliguen a cubrir cada vez más cosas por el Programa Médico Obligatorio (PMO). Las prepagas se  la agarran con los centros médicos y eso atenta contra la calidad, o se obliga a los pacientes a atenderse en determinado lugar  y genera una situación complicada en aquellos que tienen que estar tranquilos durante el tratamiento. La libre elección, cuando no había nadad, hacia que convivieran quienes pagaban y elegían donde ir con mucha gente que no podía acceder en ningún lado, cosa que era injusta. Ahora el que antes pagaba haciendo un esfuerzo quiere q1ue se lo cubran y deja de ir al lugar que quiere para ir a donde lo obligaban, va mal predispuesto, y la actitud es muy importante en esto. Nos pasa de pacientes que se tratado con nosotros y haber tenido éxito quieren volver y los derivan a otro lugar.

¿Está de acuerdo con que los problemas de fertilidad son problemas de salud?
Sí, no hay discusión sobre eso. Es muy loco no reconocer que si el sistema reproductor no produce es una enfermedad. No te mata, pero es una enfermedad.

¿La calidad de los profesionales en la Argentina es buena?
Veo a los médicos jóvenes y nada que ver con lo que era antes en cuanto a la dedicación, a romperse el traste para crecer. Lo quieren todo mucho más fácil, sin exigencias y sin méritos. Es cada vez más difícil encontrar profesionales idóneos, pero ocurre en cualquier área. Hay casos puntuales excelencia, pero te cuesta más encontrarlos. Yo llegué a hacer sesenta partos por mes en una época en el que el reconocimiento por los partos era importante, por eso pude empezar con HALITUS sin tener nada en los comienzos. Hoy si un médico joven hace sesenta partos se muere de un infarto, y no le rinde económicamente como años atrás.

A partir de todos los avances de la ciencia surgen muchos debates éticos, sobre todo vinculados al uso de embriones.
La clave es qué es el embrión. Es más que una cosa, es menos que una persona. No se lo puede considerar persona hasta que los transferís se prende y nace. Distinto es “cuándo empieza la vida”. Son discusiones de las que no salís nunca, y de lo que se trata es de legislar una realidad: ¿qué hacemos con los embriones congelados que las parejas no quieren? ¿Podemos descartarlos? El embrión antes de ser transferirlo y después de transferido son dos cosas distintas.

La cuestión de fondo es similar en el debate sobre la despenalización del aborto.
Ahí se dice que estás a favor y no es así: hay que trabajar sobre la educación y la planificación para disminuir los embarazos no deseados. A las que se embaraza y no quiere continuar el embarazo hay que darle una consulta psicológica permitirle tomar decisión, facilitarle seguir adelante para darlo en adopción, y si decide abortar, que lo pueda hacer. No estar a favor del aborto, nadie está a favor del aborto.

Cambiando de tema; es fundador y presidente de la Fundación Repro, ¿Cuál es el objetivo de esta institución?
Hicimos la fundación en el 2009 con el objetivo de conseguir financiar la investigación y la docencia, si no, sale toda de los ingresos de Halitus y eso tiene un techo.

Está evaluando ingresar en la política. ¿En qué rol se imagina?
Me interesaría hacer algo útil desde el Congreso como diputado nacional. Lo estoy evaluando desde hace un tiempo, tiene que ser con un partido con el que comulgue para acordar ideológicamente. Si comparas un país con el cuerpo humano es lo mismo, necesitás una cabeza y que todo funcione en equilibrio. Si se te infecta un dedo los mecanismos de defensa acuden para bloquearlo. La prevención en salud es fundamental; en un país, si no haces prevención, te pasa lo que está pasando. A veces ya tenés la enfermedad y tenés que actuar, a veces tenés que amputar o sacar un órgano, no podes descuidar ninguna parte del cuerpo. No podés dejar que haya cosas que te arruinen el equilibrio.

Fuente: Revista planeta Urbano | Junio 2014


Dr. R. Sergio Pasqualini is powered by WordPress y Halitus Instituto Médico
Asista a nuestro programa de televisión semanal sentirypensar.com.ar