Categoría Salud y bienestar

A 36 años del primer bebé de probeta, nuevos modelos de familia 2

Jul25

Dr. Sergio Pasqualini, Director científico de Halitus Instituto Médico y Presidente de Fundación REPRO (MN39914)

El 25 de julio cumple años Louise Brown, el primer bebé de probeta. Las técnicas han evolucionado muchísimo desde aquel momento, pero más sorprendentes son los cambios sociales que han ido acompañando ese progreso de la ciencia. En Argentina en particular, luego de la existencia de una ley de matrimonio igualitario, y de una ley nacional de cobertura de reproducción asistida y ante la tendencia creciente a la postergación de la búsqueda de hijos, los tratamientos de reproducción asistida presentan opciones para cumplir el sueño de tener una familia.

Nadie sabe a ciencia cierta qué sucedió primero: si la aceptación social que permitió la creación de nuevos vínculos o si estos vínculos lograron instalarse y ser aceptados socialmente. Sin embargo, nadie duda de que los tratamientos de reproducción asistida abrieron la puerta para los nuevos modelos de familia. Además de una pareja de hombre y mujer, hoy una mujer sola, un hombre solo, una pareja de mujeres, una pareja de hombres pueden también soñar con vivir un embarazo y formar una familia.


De los cambios científicos a los cambios sociales.

La historia comienza en 1978, gracias a investigaciones llevadas a cabo por el Dr. Patrick Steptoe y el Dr. Robert Edwards – este último galardonado años después con el Premio Nobel de Medicina- nace la primera niña de probeta, Louise. En aquellos años el tratamiento consistía en fecundar dentro de una placa de Petri el óvulo extraído de la mujer con el esperma de su marido para, luego de dos días de cultivo in vitro, devolverlo al útero materno. Hoy, en 2014, Argentina marca un nuevo récord mundial, una mujer de 40 años tiene una niña concebida con óvulos criopreservados hace 14 años, el período más largo de almacenamiento de gametos femeninos seguido de nacimiento vivo.

Los avances científicos permiten soñar con nuevos modelos de familia, y los cambios sociales se hacen eco:

Familias monoparentales: Mujer sola, hombre solo: la mayor parte de las veces, llegan a consulta en un momento de la vida -alrededor de los 40 años- en que no tienen pareja y no desean esperar para buscar un hijo. Las mujeres, a quienes el reloj biológico les suena y saben que en algún momento perderán la posibilidad de concebir pero también a los hombres que, cada vez más informados, saben desde hace unos años y gracias a investigaciones científicas que –aunque más lentamente- también a ellos el tiempo les corre.

A la mujer sola se le realiza una evaluación física, un interrogatorio y estudios hormonales y se evalúan las posibilidades según los resultados. En estos casos aparece una necesidad: el semen de banco: se requerirá una muestra concordante con el perfil genético de la paciente y podrá recurrirse a la inseminación intrauterina, pero en caso de que la mujer presente problemas reproductivos deberán utilizarse técnicas de fertilización in Vitro. En algunos casos, debido a la edad avanzada de la paciente es necesario recurrir también a la ovodonación.

Por su parte, la evaluación del hombre solo, es más simple porque requiere de una muestra de semen, o varias. En este caso, aparecen dos necesidades: un óvulo donado y un útero para llevar adelante el embarazo. En algunos casos puede ser la misma mujer pero en general, no lo es. La búsqueda de un útero subrogado no es tarea fácil y los pormenores legales a tener en cuenta antes de embarcarse, tampoco. El asesoramiento legal es fundamental en estos casos, ya sea que lo realice en el país o en el exterior.

Parejas del mismo sexo: desde la aprobación del matrimonio igualitario en nuestro país en julio del 2010 mediante la ley 26.618, cada vez más mujeres y hombres se han animado a buscar formar sus propias familias. En el caso de una pareja constituida por dos mujeres, ambas deben ser evaluadas desde le punto de vista de la fertilidad. Porque si bien muchas veces ellas vienen decididas sobre quién llevará el futuro bebé en su vientre, a veces esa no es la mejor opción en cuanto a posibilidades se refiere. Además, se presenta como necesidad en estos casos el  semen de banco.

En el caso de las parejas de hombres, se sugiere que en primera instancia entren en contacto con abogados especialistas en derecho de familia internacional que pueden asesorarlos sobre toda la parte legal. Y, mientras tanto, se avanza con los estudios a ambos miembros. Puede requerirse también un perfil hormonal, además de los espermogramas. Y luego, es posible recurrir a un óvulo donado, que deberá ser fecundado en laboratorio mediante técnicas de reproducción asistida de alta complejidad –FIV convencional o  ICSI- e implantado en un vientre subrogado. En algunos casos, puede realizarse una inseminación intrauterina a quien será la mujer subrogante.

Parejas heterosexuales: Estas parejas tienen a disposición todas las opciones. Han de evaluarse a ambos miembros por separado y, dependiendo de los resultados, se decidirán las opciones de tratamiento. Puede recurrirse a técnicas de baja complejidad, como las relaciones sexuales programadas o la inseminación intrauterina, con o sin estimulación, o si hay problemas reproductivos que así lo requieran, utilizar técnicas de alta complejidad como la fertilización in Vitro convencional o la técnica de inyección intracitoplasmática de espermatozoide(ICSI), en la cual un único espermatozoide es inyectado dentro de un óvulo en lugar de colocar la muestra en laboratorio junto al óvulo para que un espermatozoide logre la penetración y fecundación.

En todos los casos, lo importante es que lleguen a consulta y exploren junto al médico las distintas posibilidades que la ciencia ofrece en la actualidad para poder formar una nueva familia en la sociedad de hoy.

Fundación REPRO cumple 5 años 4

Jul14

Desde los inicios de Halitus he tenido siempre presente la importancia de trabajar en investigación, asistencia y docencia. Tal vez un poco por influencia familiar- mi madre ha sido una investigadora abnegada toda su vida- y otro poco por impronta propia, estuve siempre convencido de la necesidad de la investigación básica para el avance de la medicina y ese progreso debería llegar a la gente.

Por eso, en el 2009 nació la Fundación REPRO-Dr. R.Sergio Pasqualini, una organización de bien público sin fines de lucro que apoya los avances técnicos y la innovación, capacita a profesionales de la salud en el terreno de la medicina reproductiva y la biotecnología y promueve campañas de comunicación para acercar la ciencia a la gente y hacerla parte de los pequeños milagros de la vida.
La Fundación –que hoy presido- nace para darle continuidad a este compromiso personal que tengo con la ciencia, compartido por muchos científicos y colegas. Así como agradezco a todos y cada uno de mis pacientes que loe dan sentido a mi profesión, en este quinto aniversario de FUNDACIÓN REPRO quiero agradecer a todos los que con su consejo, su ciencia, o con la donación de su tiempo siguen haciendo posible que en la Argentina exista una organización como la nuestra dotada de los más capacitados profesionales y de una inmensa riqueza humana. La Fundación es hoy una realidad y esperamos desde este lugar seguir contribuyendo con la población en su bienestar y en su desarrollo.

En Fundación Repro trabajamos para que las mujeres con dificultades para concebir tengan cada vez más conocimientos y herramientas a su alcance para lograr el sueño de ser mamás. Pero necesitamos que nos sigan, que nos acompañen en el camino de la investigación, la asistencia y la docencia para que el progreso alcance a toda la población y cada vez se cumplan más sueños.
Necesitamos que te sumes, te necesitamos para hacerlo posible, para REPROducir juntos el milagro de la Vida. Te invito.

www.fundacionrepro.org

Cáncer-Fertilidad-Criopreservación-Esperanza 10

Feb4

Una doble apuesta a la vida

Cada 4 de febrero, la OMS apoya a la Unión Internacional contra el Cáncer y promueve la prevención y el aumento de la calidad de vida de quienes padecen tan difícil enfermedad.

La ciencia ha avanzado mucho en disminuir los efectos adversos de los tratamientos contra el cáncer y en desarrollar medidas terapéuticas y/o preventivas -como en el caso de la fertilidad- para permitirles llevar una vida plena al finalizar el tratamiento.

Sin embargo, aún hoy los procedimientos utilizados para tratar el cáncer son muy agresivos y pueden provocan la pérdida de la capacidad reproductiva del paciente. Es por ello que desde el año 2010 en FUNDACIÓN REPRO llevamos adelante con gran esfuerzo la campaña solidaria y asistencial “PRESERVAR SUEÑOS”. Esta campaña está destinada a brindar un servicio asistencial gratuito de vitrificación de gametos para pacientes oncológicos con escasos recursos económicos y a crear conciencia en el ámbito médico de la importancia de integrar el cuidado de la fertilidad en el plan principal del tratamiento que el paciente y su oncólogo trazarán desde el primer momento.

Hoy en día, la vitrificación de óvulos y espermatozoides permite preservar las células reproductoras de los pacientes oncológicos otorgándoles la posibilidad de que, una vez finalizado el tratamiento, puedan CONSERVAR el sueño de ser padres. “PRESERVAR SUEÑOS” es esperanza de amor, esperanza de VIDA.

Alerta amarilla: los riesgos para la embarazada 1

Dic22

De acuerdo con las previsiones del Servicio Metereológico continuarán las altas temperaturas en la Ciudad de Buenos Aires hasta luego después de Navidad. Cuáles son los riesgos reales para la salud de la embarazada y el bebé por nacer.

Las mujeres embarazadas deben también tomar especial cuidado a estas altas temperaturas. La “intolerancia al calor” es un síntoma habitual en la embarazada. Durante el embarazo la temperatura corporal es ya de por sí un poco más alto que el normal, con lo cual, el calor agregado del ambiente puede tener mayor impacto en este grupo de personas.

Una sensación térmica elevada debe observarse con cautelan en particular durante el primer trimestre del embarazo. Un estudio publicado por el British Journal of Obstetrics and Gynaecology del 2005 concluyó que la exposición a altas temperaturas está relacionada con nacimientos de peso levemente reducido. Las temperaturas excesivas causan que el cuerpo materno reacciones contrayendo los vasos sanguíneos como método de enfriamiento reduciendo la cantidad de nutrientes que pasan hacia el feto. Al mismo tiempo, aquellas mujeres en las últimas semanas de embarazo deben también tomar cuidado para evitar partos prematuros y otras complicaciones. Estos no son motivos para entrar en pánico, pero sí para tomar medidas para protegerse a sí mismas y al bebé por nacer. El sentido común es fundamental.

Los síntomas de un “golpe de calor” a los que deben estar atentas son:

  • temperatura corporal elevada (más de 39.5 C);
  • piel enrojecida, seca y con alta temperatura;
  • pulso rápido e intenso;
  • dolor de cabeza pulsante;
  • mareos y vértigo;
  • nauseas y vómitos;
  • inconsciencia.

¿Cuál es la mejor forma de evitar problemas?

Mantenerse hidratada es básico, sin embargo, el consumo exagerado de agua puede ser tan nocivo como su falta. El beber agua en exceso puede llevar al cuadro conocido como “intoxicación por agua”. Por más extraño que suene, la sobrehidratación con agua conduce a un desequilibrio de los electrolitos quedando el organismo expuesto a condiciones de baja concentración de sodio. Un cuadro de sobrehidratación incluye cansancio muscular, calambres y en los casos más severos, pérdida del conocimiento. Un consumo razonable de líquidos es de 1,5 a 3 litros diarios dependiendo de la masa corporal. Como regla general por cada kilo de peso corporal se requieren 31.5 ml de agua, aumentando levemente su consumo con el aumento de las temperaturas (medio litro diario más sería suficiente). Buenas alternativas al agua son los jugos cítricos, leche y las bebidas deportivas, en particular para aquellas mujeres que transpiran bastante. Por supuesto, mantenerse bien lejos del alcohol – aunque para la embarazada esto debería ser rutina independientemente del clima- ya que el alcohol produce el efecto contrario: deshidrata en lugar de hidratar.

Modificar o acomodar la dieta es otro buen consejo. Evitar las comidas pesadas ricas en grasas e hidratos de carbono. Dar preferencia a los platos fríos, en particular ensaladas y frutas. Al contrario de lo que dicta el saber popular, el consumo extra de sal no es necesario ya que en general, el consumo de sal en nuestra dieta es elevado de por sí.

Evitar la exposición solar, buscar áreas frescas y de sombra. Utilizar ventilador y aire acondicionado, evitar lugares poco ventilados. No permanecer en autos estacionados. Si no hay alternativa (como por ejemplo, tener que viajar en subterráneo), llevar una botella con agua para hidratación. Durante condiciones de calor extremo buscar refugio en locales con aire acondicionado como cines y shoppings. Si estás disfrutando de tus vacaciones, permanecer al sol por períodos cortos y fuera de los horarios de mayor incidencia (11 de la mañana hasta 3 de la tarde). El uso de protector solar a partir de factor 15 es primordial. Todo protector debe ser aplicado por lo menos 15 minutos antes de la exposición y re aplicado con cada baño.

Siguiendo estos consejos básicos y el sentido común, la embarazada podrá muy fácilmente ignorar las alertas de altas temperaturas y disfrutar de esa etapa tan particular en la vida de una mujer.

La vejez ya no es lo que era: llegar a los 90, pero con agenda completa 2

Ago6

Por Nora Bär | LA NACION

Fuente: Diario La Nación

No hace mucho, la imagen social de abuelos y bisabuelos era la de figuras un poco decorativas en la trama familiar a las que les había llegado el tiempo de “descansar”. Pero aunque todavía existen estimaciones descorazonadoras (algunas indican que apenas el 4% de los mayores de 95 mantienen sus capacidades cognitivas intactas), comienza a advertirse una realidad más estimulante. Estudios dados a conocer en las últimas semanas sugieren que las tasas de demencia podrían estar descendiendo y se multiplican los ejemplos de aquellos que, bien pasados los noventa, siguen en plena actividad: enseñan, escriben, dirigen centros de investigación o fundaciones, participan -y son escuchados- en organizaciones gremiales o políticas. En suma, conforman una nueva generación de adultos mayores con agenda completa.

Aunque hace más de siete décadas que se dedica a la medicina, la pasión del doctor Fortunato Benaím, creador de la medicina del quemado en el país, no disminuyó en lo más mínimo. A un par de meses de cumplir los 94, no sólo dirige una fundación, sino que impulsa la creación de una red de unidades de quemados y de residencias para formar recursos humanos especializados en los hospitales públicos.

También es vicedecano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales, y preside la Asociación Argentina de Medicina Humanitaria. ¡Ah!: además, toca el violín, instrumento que aprendió a ejecutar en la infancia, y el piano, en el que es autodidacta.

“Creo que el secreto está en querer lo que se hace -destaca, a la par que recuerda con una precisión envidiable coloridas anécdotas de las épocas en que integraba orquestas sinfónicas o típicas para pagarse los estudios? ¡allá por los años treinta!-. Yo nunca dije «voy a trabajar», sino «voy al hospital», «voy a tocar el violín».”

La doctora Christiane Dosne de Pasqualini es otro maravilloso ejemplo de vitalidad. Investigadora emérita del Conicet y la primera mujer de la Academia Nacional de Medicina, tiene cinco hijos, 17 nietos y 13 bisnietos. “Treinta y cinco personas que no existirían si no le hubiera dado el sí a Rodolfo [Pasqualini], pero con la condición de que nunca me impidiera trabajar”, comenta. Después de una vida dedicada al estudio de los mecanismos que transforman una célula normal en cancerosa y de haber formado a 30 científicos (15 hombres y 15 mujeres), la investigadora nacida en Canadá, pero residente en la Argentina desde hace 70 años, cuenta que tiene sus días ocupados: los lunes, miércoles y viernes va a la Academia; los martes por la tarde juega al bridge; los miércoles al mediodía asiste a la reunión editorial de la revista Medicina; los jueves asiste a un taller de escritura y hace yoga? “Los años naturalmente llegan con complicaciones -reconoce-, pero yo tengo un lema, que es afrontarlas con joie de vivre [alegría de vivir].”

Dra. Christiane Dosne de Pasqualini

Dra. Christiane Dosne de Pasqualini

Podría pensarse que éstas son sólo excepciones que se dan sobre el telón de fondo de una multitud que padece el deterioro físico y cognitivo. Pero hay signos que permiten alentar un leve optimismo. En particular, estudios dados a conocer en las últimas semanas que parecen indicar que el cambio en los estilos de vida puede hacer descender la frecuencia de las demencias, uno de los principales fantasmas de las personas que llegan a edades avanzadas.

Un trabajo dado a conocer hace pocos días en The Lancet realizado en Dinamarca encontró que nonagenarios a los que se les administró un test cognitivo en 2010 obtuvieron resultados sustancialmente mejores que los que lo habían realizado dos décadas antes. Cerca de un cuarto de los estudiados en 2010 llegaron al máximo nivel, el doble de los que habían pasado la prueba en 1998. Al mismo tiempo, el porcentaje de los que obtuvieron los peores puntajes cayó de 22 a 17%.

En otro estudio publicado en la misma revista, investigadores del Instituto de Salud Pública de la Universidad de Cambridge compararon dos grupos de unas 7000 personas en las mismas regiones de Inglaterra y Gales. Los resultados sugieren que el porcentaje de personas de 65 años o mayores que padecen Alzheimer habría bajado en Gran Bretaña casi un 25% en un lapso de 20 años, pasando de 8,3% a 6,5%. El primer análisis tomó datos de comienzos de 1990 y el segundo, de entre 2008 y 2011.

Por último, un tercer trabajo de investigadores del Instituto de la Salud y la Investigación Médica (Inserm), de Francia, cuyos resultados preliminares fueron presentados recientemente en Boston durante la Conferencia de la Asociación Internacional del Alzheimer, sugiere que atrasar la jubilación disminuye las posibilidades de padecerlo.

Realizado en 429.000 personas, concluyó que cada año adicional de trabajo después de cumplir los 60 reduciría casi un 3% el riesgo de sufrir la enfermedad.

Según el censo 2010, en la Argentina hay 129.778 personas de más de 90 años (32.062 hombres y 97.716 mujeres). De ellas, 3487 tienen 100 o más (784 hombres y 2703 mujeres). Está claro que este grupo creciente ofrece un exigente desafío político, social y sanitario.

Para el doctor Ignacio Katz, director de la Especialización en Gestión Estratégica de Organizaciones de Salud de la Universidad Nacional del Centro y responsable académico del sector de Adultos Mayores de esa misma universidad, la pobreza tiene un impacto muy importante en etapas avanzadas de la vida.

Según Katz, los cuatro parámetros que inciden en la calidad del envejecimiento son la soledad, el sedentarismo, la desnutrición (que es muy frecuente, incluso en personas con un nivel económico estable) y el maltrato.

“En el proyecto tandilense, además de recomendar actividad física y buena nutrición, procuro sobre todo que los plomeros sigan siendo plomeros, que los electricistas sigan haciendo sus tareas… Y trato de que la actividad sea grupal”, cuenta.

“Hay que comprender que dejar de trabajar no quiere decir jubilarse de la vida -subraya-. Lo que mata es el aislamiento. Lo que siente el adulto mayor es que va quedando solo, no tiene interlocutores. Por eso, en Europa se les ofrecen posibilidades de inserción, por ejemplo en la atención de hoteles y comercios durante los fines de semana.”

El ingeniero químico Rafael Kohanoff volvió hace algo más de una década al Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) después de haberlo dirigido entre 1972 y 1974. En todo ese tiempo, Kohanoff intervino en distintas gestiones de gobierno, presidió la Corporación para la Pequeña y Mediana Empresa, creó más de diez empresas privadas (entre ellas, la célebre fábrica de calzado Skippy) y exportó tecnologías a América latina.

“Empecé de nuevo con el INTI a los 77 -cuenta quien es hoy director del Centro de Tecnologías para la Salud y la Discapacidad-. Me pregunté qué podía hacer con toda la experiencia que había reunido. Pensando un poco, con el presidente [Enrique Martínez], decidimos crear el Centro para desarrollar tecnologías simplificadas, funcionales, de calidad y accesibles. Ya hicimos más de cuarenta dispositivos, como un cartel oftalmológico que se obtiene simplemente cliqueando en la computadora para hacer un autodiagnóstico de la visión y saber si uno tiene que consultar con un especialista, o un vehículo eléctrico que le permite a una persona en silla de ruedas desplazarse a cuarenta o cincuenta kilómetros de velocidad.”

Kohanoff se levanta diariamente a las siete, lee el diario y comienza su jornada en el INTI alrededor de las nueve, y se queda hasta las cinco o seis. “A la tarde generalmente tengo alguna otra actividad -precisa-. Los lunes voy al centro y me junto con dirigentes de la pequeña y mediana empresa; martes por medio me reúno con los otros integrantes del club Milenio, que se llama así porque somos todos ingenieros químicos de más de ochenta y si sumamos nuestras edades dan más de mil años… Y si no, tengo reuniones en un bar cercano a mi casa que es como mi segunda oficina.”

Criado en Charata, Chaco, en una familia numerosa (tuvo seis hermanos), Kohanoff compartió setenta años con su mujer, cantante de cámara. Tuvieron tres hijos, siete nietos y seis bisnietos. Hoy, piensa que su principal aprendizaje fue haber encontrado el sentido de la vida en ayudar al otro. “Que mi experiencia y mis conocimientos puedan servir a los demás me da mucha felicidad. No hay que alarmarse porque la gente viva tanto tiempo -dice-. Alarmémonos por la pobreza, por la falta de salud.”

Y enseguida desliza su secreto: “Disfruto de cada momento y, especialmente, no peleo ni discuto con nadie. Respeto a todos, aunque no coincidan con mi visión de las cosas”.

“No hay que ser benévolos con la autocrítica, nunca cansarse de volver a empezar y no adjudicar a terceros los problemas personales”, aconseja Benaím.

“En la vida no hay tiempo de aburrirse”, dice Dosne de Pasqualini.

Falleció Robert Edwards, padre de la fertilización In Vitro 0

Abr11

Robert Edwards, médico y científico responsable del nacimiento de Louise Brown, la primera bebé de probeta, falleció el 10 de abril.

Su extraordinario legado fue reconocido con el premio Nobel de Medicina en el 2010. Las investigaciones y los logros de Edwards dieron esperanza a poco más del 10% de las parejas en el mundo que tienen dificultades de lograr un embarazo; casi podemos afirmar sin temor a equivocarnos, uno de los motivos de nuestra existencia y de responsabilidad en la perpetuidad de nuestra especie.

Robert Edwards

Robert Edwards

Más allá de los premios y reconocimientos, el agradecimiento será eterno de quien, ayudado por las técnicas de reproducción asistida, logra tener un hijo. La infertilidad tiene un impacto en todos los aspectos de su vida de una persona. Afecta la relación con amigos,  trabajo y bienestar general. Genera sensaciones encontradas de impotencia, enojo, excitación y ansiedad. La pareja infértil se siente culpable y hasta ponen su vida en suspenso, llegando al extremo de la depresión. Las investigaciones y logros de este gran hombre dieron una luz de esperanza a todas las generaciones futuras que puedan padecer esta triste y solitaria enfermedad.

Desde aquí hacemos mi homenaje a la memoria de este pionero y padre de la Fecundación In Vitro.

Inundaciones y lo que vendrá: es hora de prevenir enfermedades 0

Abr4

Nadie podrá negar que las imágenes de la devastación y desesperación que trajeron las recientes inundaciones requieren de acciones concretas e inmediatas. Sin embargo, también debemos estar atentos a otras consecuencias,  que si bien no son inmediatas,  también pueden ser devastadoras: enfermedades relacionadas con el agua. Inundaciones de estas características pueden ser la potencial fuente de epidemias de cólera, hepatitis A y dengue.

Cuando la situación se vuelve menos alarmante y controlada, muchas veces vemos personas (especialmente niños) nadando, jugando o en contacto innecesario con las aguas de la inundación.  Este contacto debe evitarse al máximo por los graves riesgos a la salud que puede traer.  Dejando de lado la posibilidad de adquirir alguna infección bacteriana o por protozoos, existen otras enfermedades típicas del contacto con aguas contaminadas: infecciones de heridas abiertas, dermatitis, conjuntivitis, infecciones de oído, nariz y garganta.  Si bien estas no son enfermedades con riesgo de epidemia  pueden afectar a gran cantidad de personas, en particular a aquellas más vulnerables: ancianos, niños y embarazadas. Además, tomando mínimos recaudos de higiene y conducta pueden ser fácilmente evitadas.

A pesar de los riesgos que las inundaciones implican para la salud, los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalan que la posibilidad de grandes epidemias es relativamente bajo si no hay desplazamiento significativo de la población, o cuando las fuentes de agua están en peligro. Naturalmente la contaminación de grandes cantidades de fuentes de agua potable probablemente resulte en brote de enfermedades.

Las aguas estancadas resultantes se convierten en criaderos de mosquitos.  Si bien inicialmente, la lluvia, inundación y agua en movimiento eliminan estos criaderos, vuelven a aparecer cuando la lluvia cesa y las aguas comienzan a ceder y estancarse.  Se debe estar especialmente alerta a brotes de dengue entre las 6 a 8 semanas posteriores a que las lluvias cesan.

Algunas medidas básicas para tener en cuenta:

Asegurar la provisión de agua potable;

Desechar los alimentos que estuvieron en contacto con el agua o que perdieron cadena de frío. Preferir los enlatados cuyos envases no estén damnificados de ninguna manera;

Utilizar protección (guantes de goma, botas, gafas) para la manipulación de residuos, secado y  limpieza de los hogares;

Estar atentos a cualquier brote de hepatitis A;

Promover la mayor higiene que sea posible: tanto  personal como en la preparación de alimentos y el tratamiento de agua para consumo;

Consultar al médico en caso de aparición de síntomas como fiebre, vómito, diarreas y dolor abdominal.

El Ministerio de Salud ya ha ampliado sus recomendaciones para los afectados por las inundaciones.  Es muy importante seguir estos consejos y atender al sentido común para poder reducir cualquier efecto colateral de esta tragedia.

Pensa que a vos te gustaria que te ayuden

Desde hoy a las 14, Red Solidaria convoca a llevar donaciones a la Catedral de Buenos Aires, donde habrá un camión que llevará donaciones a distintos centros de ayuda a los afectados de La Plata

La Boca: Avenida España 2230 (Un techo- Caminos Solidarios- Un minuto de vos- Mundo invisible)
Palermo: Carranza 1962 (Fundación Sí) Gurruchaga 2122 (Nuevo Encuentro)
Colegiales: Avenida Federico Lacroze 3381(Nuevo Encuentro)
Recoleta: Uriburu 920 (FUBA – Federación Universitaria de Buenos Aires)
Flores: Bonifacio 2759 (Tel: 4612-2299)
Saavedra: Pico 3500. Se reciben donaciones para los afectados del barrio Mitre.

Los comités de UCR Capital estarán abiertos para albergar y asistir a damnificados. Consultas al 4372-0775.

Por Favor Difundir

40% de las mujeres con dificultades para lograr el embarazo padecen de Endometriosis 0

Feb28

Tienen endometriosis el 40% de las mujeres con dificultades para lograr el embarazo y el 8% al 10% de las mujeres en edad reproductiva.

El endometrio – la capa interna del útero- pierde su parte superficial, esto es lo que se descama todo los meses y produce la menstruación. La endometriosis es ese tejido endometrial ubicado por fuera de la cavidad uterina, en la cavidad peritoneal, en la pelvis, puede ser a distancia también- cosa menos frecuente- y puede ser en forma de quistes en los ovarios cuyas imágenes ecográficas son características y posibilita realizar el diagnóstico por ecografía.

Debe prestarse atención a dolores menstruales muy fuertes, dolores durante el coito, inflamación y sangrados irregulares o dismenorrea. Pero el diagnóstico cierto, cuando la endometriosis es peritoneal- que es la más frecuente- se realiza por laparoscopía. La endometriosis peritoneal consiste en la generación de focos implantados de este endometrio en la cavidad peritoneal, causados por la sangre que refluye por las trompas en el momento de la menstruación y que por algún motivo inmunológico, por problemas a nivel del endometrio o de la receptividad de ese peritoneo, implanta allí y produce la endometriosis. Esto es lo que presentan el 40% de las mujeres que consultan buscando embarazo y el 8% al 10% de las mujeres en edad reproductiva, es decir, es algo muy frecuente.

Laparoscopía ¿sí o no?

Ahora, la laparoscopia, que es la forma certera de diagnosticar la endometriosis, formaba parte de los diagnósticos siempre y, no tantos años atrás, luego llegábamos a hacer hasta seis inseminaciones para ver si resultaba el embarazo y recién entonces realizábamos tratamientos de fertilización in Vitro. En el día de hoy, se hacen 2 ó 3 inseminaciones únicamente y si no dan resultado, se pasa a la realización de fertilización in Vitro porque, con esta técnica, se obtienen más datos para el diagnóstico que la inseminación fallida no da. Por lo tanto, si las trompas son permeables y la cantidad de espermatozoides aceptable y la paciente califica para una inseminación, sabemos que la inseminación intrauterina puede resultar en embarazos en mujeres que posean endometriosis. Por otra parte, los mecanismos de la infertilidad relacionados a la presencia de endometriosis dependen en gran parte, del grado que presente la paciente. Hay estudios que sugieren que la presencia de endometriosis, incluso leve, de grado I o II, provoca un proceso inflamatorio que dificulta el buen funcionamiento ovárico, tubárico, peritoneal y endometrial generando que la génesis folicular, la fertilización y la implantación sean defectuosas.

Sin embargo, hay más estudios que observan la relación entre endometriosis moderada  y severa son causante de infertilidad. Las adherencias que provoca una endometriosis de mayor grado pueden ser causantes de una reducción de la fertilidad impidiendo la liberación del ovocito, bloqueando el ingreso de los espermatozoides en la cavidad peritoneal o inhibiendo la llegada a las trompas de Falopio. Y muchas veces, las cirugías anteriores llevan a enfrentar una paciente con un solo ovario o incluso con cirugías conservadoras de quistes ováricos que presentan baja respuesta a la estimulación ovárica y bajas tasas de embarazo. A la hora de evaluar un tratamiento para la infertilidad es necesario tratar cualquier otra causa probable, evaluar la edad del compañero, el grado de endometriosis y otras variables en cada caso particular para determinar luego cuáles serán los pasos a seguir con esa pareja que busca embarazo.

Entonces, en muchos casos, saber si la mujer tiene o no tiene endometriosis cuando encaramos un tratamiento de infertilidad no es relevante siempre y cuando saber ese diagnóstico no cambie la conducta: las inseminaciones- si es que están dadas las condiciones- para luego pasar a una fertilización in vitro.

Cuando se realiza una laparoscopía y se encuentra endometriosis, es un hallazgo pero no puede decirse que eso es lo que impedía lograr el embarazo, se lo tiene en cuenta. Si bien la cirugía es una de las posibilidades de tratamiento, no siempre es la mejor opción. Ha cambiado radicalmente la conducta, se sigue haciendo en muchos casos la laparoscopía pero no siempre, y no está mal porque el manejo con respecto a si es importante saber si tiene o no endometriosis dependerá del caso en particular. Porque la mujer que tiene endometriosis puede lograr el embarazo desconociendo que poseía algún grado de endometriosis o aún conociendo su existencia; puede existir otro grupo que no logrará el embarazo por otros motivos y finalmente, un grupo no logrará la gestación a causa de esta dolencia. Los tratamientos posibles son absolutamente individuales y dependen fundamentalmente de las características y deseos de la mujer y del grado y tipo de endometriosis que presente. Es decir, a evaluar caso por caso según la forma del  manejo de cada especialista y según las características puede diferir la conducta y puede existir más de un camino posible para beneficio del paciente.

El calor afecta la producción de espermatozoides 10

Feb25

Para la normal producción de espermatozoides, la temperatura del escroto debería estar 2.2Cº por debajo de la temperatura intra abdominal. Las temperaturas elevadas dentro de los testículos pueden derivar en efectos adversos en la espermatogénesis. Recomendaciones para el hombre que está buscando lograr un embarazo.

Si bien se sae que la mayor parte de las causas de la infertilidad masculina están relacionadas con causas genéticas y se traen desde el nacimiento, también está probado que puede ser afectada por el medio ambiente, los pesticidas y la exposición a distintos tipos de químicos o altas temperaturas.

El efecto del calor en la producción espermática ha sido fuertemente documentado a lo largo de los años. Hoy se sabe que puede llevar a la oligospermia -baja cantidad de espermatozoides en el eyaculado-, astenospermia – alteración en la función de los espermatozoides- y teratozoospermia – alteración en la forma de los espermatozoides. Pero, si bien algunos estudios hacían hincapié en que durante el verano las altas temperaturas podían incidir en la cantidad y calidad del esperma, otros tantos mostraron lo contrario. Lo que hoy en día puede asegurarse es que el calor testicular afecta la producción espermática y hay recomendaciones específicas que podrían hacerse.

Recomendaciones:

Evitar saunas, jacuzzis y baños de inmersión. Varios estudios han mostrado que el calor provocado por este tipo de baños puede afectar la calidad del esperma. Sin embargo, también ha sido probado que el efecto negativo es absolutamente reversible en pocas semanas.

Evitar realizar algunos deportes como ciclismo por muchas horas puede provocar una subida de temperatura en el escroto afectando la producción espermática y su movilidad, según distintos estudios.

Algunos investigadores han concluido que el uso reiterado de la computadora portátil sobre el regazo puede provocar variaciones en el esperma. Es que las portátiles sobre las piernas elevan la temperatura de los testículos por sobre lo recomendado. Siempre es mejor utilizar la computadora portátil sobre una mesa.

El uso del teléfono celular –especialmente en la cintura- durante gran cantidad de horas podría provocar un descenso en la movilidad y cambios en la morfología espermática, según demostraron distintos estudios norteamericanos y españoles.

Evitar el uso de ropa ajustada –especialmente ropa interior- porque ésta favorece el aumento de la temperatura del escroto disminuyendo la producción de esperma.

Varicocele. Es frecuente causa de infertilidad masculina (15% de la población general). Es una dilatación venosa anormal que se desarrolla en el cordón espermático. Esta afección puede modificar el normal flujo sanguíneo de la zona, alterando la temperatura con sus consecuencias sobre la producción espermática.

Algunos oficios y trabajos exponen los genitales masculinos a altas temperaturas (trabajar con calderas u hornos, ser panadero, camionero, bailarín).

Factores de riesgo para la fertilidad masculina:

  • Exposición a tóxicos o sustancias peligrosas.
  • Consumir marihuana, altas dosis de alcohol o tabaco.
  • Algunos medicamentos recetados para la psoriasis o úlceras.
  • Exposición de los genitales a altas temperaturas.
  • Paperas luego de la pubertad.
  • Presencia de varicocele.
  • Desórdenes hormonales.
  • Alteraciones del peso corporal/Obesidad
  • Testículos que no han descendido.
  • Historia de infección genital.

El primer paso para vencer la infertilidad es la información. Saber cuáles son los factores de riesgo e informárselos al médico es, tal vez, el primer paso hacia la solución.

Según la OMS 48.5 millones de parejas padecen infertilidad 0

Dic28

Así lo revela un estudio reciente publicado por la Organización Mundial de la Salud,  que  además, no encontró evidencia de variaciones importantes en el  índice de infertilidad en los últimos 20 años.

El estudio llevado adelante por un grupo de investigadores de la OMS relevó datos de  190 países entre los años 1990 y 2010.  Los resultados recientemente publicados fueron concluyentes: en 2010 un estimado de 48.5 millones de parejas en el mundo fueron infértiles y los niveles de infertilidad primaria y secundaria entre los años 1990 y 2010 han permanecido relativamente estables.

Según Gretchen  A. Stevens, coautra del estudio, afirmó que en 1990 casi el 2% de las mujeres de entre 20 a 44 años que buscaron un hijo por primera vez (infertilidad primaria) no lo lograron y casi el mismo porcentaje se mantiene 20 años más tarde.  A su vez, entre las mujeres que ya tenían un hijo e intentaron un segundo, el 10,5% no lo logró (infertilidad secundaria). “En general, los programas se han preocupado en relación a que la gente tenga acceso a métodos anticonceptivos para prevenir embarazos no deseados.  Sin embargo, no se han preocupado tanto cuando las parejas intentan embarazarse y no son capaces de lograrlo”, sostuvo.

Existen diversos factores que contribuyen a la infertilidad: genéticos, ambientales, de la salud, sociales, etc.  Teniendo en cuenta el avance de la medicina los últimos 20 años este índice debería haber disminuido notablemente.  Sin embargo, mientras la medicina y la calidad de vida de las personas mejora,  nuevos factores entran en juego en detrimento de la fertilidad que no tienen  necesariamente que ver con lo estrictamente médico o la salud.  La conducta de la postergación de la patenidad/maternidad más allá de los límites que admite la naturaleza es hoy moneda corriente en el mundo occidental.  Esto genera infertilidad. Cada vez es más común mujeres que intentan buscar su primer hijo después de los 32 años.

Dr. R. Sergio Pasqualini is powered by WordPress y Halitus Instituto Médico
Asista a nuestro programa de televisión semanal sentirypensar.com.ar