creado

  • 24.09.2015
  • 08:15 AM
  • Sergio Pasqualini

Cáncer de tiroides: buscar luego embarazo es posible 0

Sep24

El 24 de septiembre es el Día Internacional de la lucha contra eL cáncer de tiroides y, es por ello, que es importante concientizar a la población de controlarse endocrinológicamente. Les comparto una información de una de nuestras endocrinólogas, la Dra. María Gilligan.

Tras la cirugía de tiroides, como cualquier operación, se necesita algún tiempo para recuperarse. No obstante, podrá volver a sus actividades habituales muy pronto.
La recuperación dependerá de la extensión y el tipo de cirugía que haya recibido. Las personas que se someten a una tiroidectomía total o subtotal necesitan realizar tratamiento sustitutivo con hormona tiroidea (levotiroxina) durante el resto de su vida.

En caso de que la cirugía se haya realizado por un tumor maligno de tiroides (el más frecuente es el carcinoma papilar) los tiempos y la conducta a tomar es distinta de aquellos casos de cirugía por causas benignas.
Según la extirpe tumoral y la extensión que tenga, se decidirá en cada caso en particular qué tratamiento adicional a la cirugía es conveniente. En un alto porcentaje se requiere realizar una dosis ablativa con iodo radioactivo. El tratamiento con radioiodo produce destrucción de aquellos restos microscópicos tumorales en estos carcinomas diferenciados y facilita el seguimiento. De ser necesario el mismo, será necesario postergar la búsqueda del embarazo por al menos 6 meses a un año, desde la administración de iodo. Luego de la administración de iodo radioactivo se han descripto alteraciones del eje gonadal, como irregularidades menstruales, pero suelen ser leves y transitorias. Estas afecciones son mayores en las mujeres de mayor edad y principalmente cuanto mayor sea la dosis de iodo. Aproximadamente un 8 a 27%, tendrían alguna alteración en la menstruación en los primeros 6 meses, acompañado de una elevación transitoria de FSH, con normalización al año. La fertilidad a largo plazo no se vería afectada ante dosis bajas de iodo.

Es fundamental un adecuado tratamiento sustitutivo con levotiroxina previo a la búsqueda de embarazo, para disminuir los riesgos en el mismo.

Existen algunos casos puntuales en los que médico y paciente pueden decidir postergar el tratamiento con iodo o dar dosis menores, en lo que el daño gonadal es mínimo. Esto va a depender de que corresponda a un tumor de bajo riesgo o muy bajo riesgo de recurrencia, como un microcarcinoma (tumor menor a un centímetro), de variantes histológicas no agresivas, sin compromiso ganglionar.

En cualquiera de los casos, ante un tratamiento oncológico, es recomendable consultar con un especialista, teniendo en cuenta las opciones y precauciones a la hora de buscar un embarazo.

suscribir RSS

No hay comentarios para este artículo

Puedes dejar un comentario

* estos son campos requeridos

Dr. R. Sergio Pasqualini is powered by WordPress y Halitus Instituto Médico
Asista a nuestro programa de televisión semanal sentirypensar.com.ar