creado

  • 02.05.2016
  • 08:24 AM
  • Sergio Pasqualini

Celiaquía: uno de cada 100 argentinos puede ser celíaco 0

May2

Este 5 de mayo celebramos nuevamente el Día del celíaco. En nuestro país se calcula que por cada persona que se sabe celíaca existen 8 que desconocen su condición. Y muchos más ignoran cómo puede impactar en su fertilidad.

Uno de cada 100 argentinos puede ser celíaco y sólo un 20% de los pacientes manifiesta síntomas clínicos, por eso, el desafío médico es detectar a esas personas que lo padecen pero no lo manifiestan clínicamente. Si la persona presenta distensión abdominal, diarrea crónica o si su peso no progresa, o incluso si presenta anemia crónica, cuadros neurológicos, osteopenia/osteoporosis o infertilidad, podría estar sufriendo de una intolerancia al gluten que afecta la mucosa que reviste el intestino delgado y genera problemas de absorción. Cuando el diagnóstico está firme, lo primero que debe hacerse es evitar la presencia de gluten en la dieta, así, la consulta con el nutricionista es fundamental.
El gluten es una proteína presente en algunos cereales como trigo, cebada, centeno y avena y puede generar en algunas personas con predisposición genética esta afección.
Ahora bien, se calcula que hay un 1% de celíacos, ¿cuántos de ellos saben que puede incidir en su fertilidad? ¿Y cuántos con problemas de fertilidad desconocen su condición de celíacos? La celiaquía puede incidir en la fertilidad de una mujer porque la mala absorción de vitaminas y minerales que genera puede suprimir la acción de las hormonas que estimulan la ovulación. Pero fundamentalmente, una mujer celíaca deberá enfrentar el problema del bajo peso relacionado a esa mala absorción. Los trastornos alimentarios menores, sin llevar a los extremos de la anorexia, bulimia u obesidad mórbida pueden alterar la fertilidad por afectar la armonía interna requerida para permitir la producción del óvulo, la ovulación y hasta la calidad del óvulo en la mujer, e implicar una merma en la producción o en la calidad de los espermatozoides y dificultar el logro de un embarazo.
Y la celiaquía como manifestación de una alteración inmunológica obliga a explorar si es única o si se suma a otras alteraciones inmunológicas que pueden estar afectando la infertilidad, como el hipotiroidismo autoinmune (enfermedad de Hashimoto), artritis, etc.
Una vez confirmado el diagnóstico –que requiere una biopsia intestinal- deberá suprimirse inmediatamente el gluten de los cereales involucrados en esta enfermedad (trigo, avena, cebada y centeno. TACC). Es importante adaptar la dieta a la etapa clínica en la que se encuentra el paciente, eliminando en primera instancia los cereales TACC e incorporando cautelosamente otros nutrientes para lograr la recuperación de la mucosa intestinal. Una vez lograda la mejoría clínica y ganancia de peso, se indica una dieta adecuada en cantidad de calorías y calidad de macro y micronutrientes según la edad, sexo, y actividad física del paciente, con la eliminación de las harinas de trigo, avena, cebada y centeno.
También es relevante que la mujer y el hombre que realizan una consulta por infertilidad acudan a la consulta nutricional en la cual puede determinarse si lo que están ingiriendo responde a las necesidades nutricionales de la etapa en cuestión, si hay falencias, y en ese caso suplirlas. Pueden tener un peso ideal pero no estar ingiriendo nutrientes esenciales –o no estar absorbiéndolos por desconocimiento de padecer celiaquía- y que de allí provenga su inconveniente para lograr el embarazo.

suscribir RSS

No hay comentarios para este artículo

Puedes dejar un comentario

* estos son campos requeridos

Dr. R. Sergio Pasqualini is powered by WordPress y Halitus Instituto Médico
Asista a nuestro programa de televisión semanal sentirypensar.com.ar