creado

  • 23.04.2015
  • 03:40 PM
  • Sergio Pasqualini

UN HIJO, UN SUEÑO….UN SUEÑO, UN PAÍS 2

Abr23

Hace un tiempo junto a Marisa Brel escribí un libro titulado UN HIJO, UN SUEÑO… donde se narra la lucha llevada adelante por varias parejas que enfrentaron la infertilidad por el sueño de tener un hijo.

En lo personal, como a casi todos, de chico me imaginaba que llegado el momento del deseo de un hijo, o hasta quizás antes, ese hijo iba a llegar. Sin embargo, la vida me enseñó que en algunos casos ese hijo no llega, como le pasa a un 15% de las parejas en edad reproductiva…Y como ese, hay otros sueños que uno desea que se transformen en realidad…Uno de ellos, con el que sueño repetidamente es el de UN PAÍS, MI PAÍS… que se asemeje a ese mundo que llama a imaginar John Lennon en su canción IMAGINE quizás una de las mejores canciones de todos los tiempos:

“Imagina que no hay paraíso, es fácil si lo intentas. Ningún infierno debajo de nosotros, arriba de nosotros, solamente cielo. Imagina a toda la gente viviendo al día…Imagina que no hay países, no es difícil hacerlo, nada por lo que matar o morir, ni religiones tampoco. Imagina a toda la gente viviendo la vida en paz. Imagina que no hay posesiones, me pregunto si puedes; ninguna necesidad de codicia o hambre, una hermandad del hombre. Imagina a toda la gente compartiendo todo el mundo…Tu puedes decir que soy un soñador pero no soy el único, espero que algún día te nos unas y el mundo vivirá como uno solo”.

¿Y cuál es el país que sueño? Podría decir: “¡Más normal!” Pero, ¿y que es más normal, el que se parece a la mayoría?. No. Quiero un país diferente, no quiero uno igual al de nadie, quiero más. No hay ningún país perfecto, quiero sacar las cosas buenas de los países que sean, eliminar las cosas malas y hacer algo único, algo que se refleje luego en el ranking de los mejores países, en todas las áreas: de salud, de justicia, de educación, de justicia social, etc.
Un país donde la democracia sea real y no una pantalla, donde los tres poderes del Estado funcionen como corresponde, donde la transparencia y las auditorías sean la base para evitar y luchar contra la corrupción, origen de todos los males. En la era de Internet, esto es mas fácil que cuando no la había, porque ahí se podría reflejar todas las licitaciones, transacciones, todo lo que al ser de publico conocimiento se va a poder auditar por quien desee y corresponda. . Es solo la decisión política de querer hacerlo.
La naturaleza humana es una realidad que no podemos cambiar, en ocasiones es ella la misma que hace que cuando alguien llega al poder cambie, de ahí la importancia de la alternancia. Un país mejor, es aquel que cumple las normas que regulan a la comunidad, las normas, ayudarán a crear proyectos y formar gente para que esas iniciativas sobrevivan a sus creadores, que crezcan convirtiéndose en algo más grande. En toda empresa es necesario pensar en quien se apuesta para la sucesión, y será la gente con su voto, en el caso de un país, la que elija o no esa continuidad.
Pero… de qué lado estamos, con qué ideología nos sentimos más a gusto. Creo que tildar una ideología de derecha o de izquierda a estas alturas es una antigüedad. No existe. Algunos pretenden, y hasta ganan elecciones, presentándose con una ideología “de izquierda” y luego, durante su mandato, en ocasiones terminan haciendo cosas tildadas “de derecha”. Como dicen algunos: “Se ganan las elecciones por la izquierda y se gobierna por la derecha”. Ni que hablar del populismo, como escuché decir en una entrevista al ex Presidente de Perú Alan García, quien por experiencia y vivencia propia tenía autoridad para decirlo: “Con el populismo se ganan elecciones, como le ocurrió en su primer mandato y así termino, pero después te tenés que hacer cargo, en mi último mandato hice lo que tenía que hacer, que se reflejó en más de 150.000 obras y cuando llegó el momento de las elecciones, perdí y Perú siguió creciendo. Con el populismo se engaña a los pobres, el populismo necesita de los pobres, para que los voten, necesitan del clientelismo, y nunca salen de la pobreza, y la pérdida de la cultura del trabajo es uno de los flagelos que va a costar mucho revertir”.
Cuando a alguien se lo tilda de derecha, ¿eso qué quiere decir?…¿A quién se le va a ocurrir a estas alturas, con el camino andado, con el sentido común que debe tener cualquier gobernante, sacar la asignación universal por hijo, ir contra los derechos de los trabajadores o eliminar las paritarias? Son todos derechos adquiridos, que seguramente requieran de mayor trasparencia, auditoría, mejoría, y en un país como el que sueño, en algún momento no debería haber subsidios, porque si hay gente que necesita subsidios, quiere decir que las cosas no están bien.

Estamos en un año de recambio, en el que vamos a votar, y es la oportunidad de seguir soñando con el país que queremos y de fantasear con que vamos a despertar y que el país va a estar ahí…habiéndolo logrado entre todos, con ideologías diferentes, con formas de pensar distintas, conviviendo en armonía, donde no haya grietas ni enemigos, sí ideas y formas de pensar diferentes que se intercambien para que todo sea mejor. Las palabras claves son: respeto y convivencia.

Los proyectos tienen que ser claros y tiene que ser a corto y largo plazo, y eso es lo que nos gustaría saber y escuchar en un debate entre los candidatos para que todos tengamos claro, cuál es el proyecto de país que cada uno tiene y cómo intentará llevarlo a cabo. Los ciudadanos tenemos un sueño, que tiene que coincidir con el de nuestro candidato, que será el encargado de lograr que ese sueño se transforme en una realidad para todos quienes le depositamos nuestra fe y confianza.

Participé personalmente -y junto a mi equipo- de lograr el sueño de tener un hijo en más de 4800 casos, por medio de las técnicas de fertilización asistida de alta complejidad (FIV/ICSI), y en muchos más por medio de las técnicas de baja complejidad. Desde el año 1987 más de 100.000 pacientes han pasado por nuestro Instituto y muchos se han ido felices, con el sueño cumplido. Ahora me gustaría participar, de alguna manera, en lograr que el sueño del país que queremos muchos argentinos que se haga realidad. Participando de la forma que fuese, aportando ideas, siendo parte de los debates relevantes y devolviendo a mi país, mucho de lo que mi país me dio. ¿Con quién? ¿Con quiénes? Con los que coincidamos en el sueño y que se interesen y consideren que mi participación pueda ser de utilidad.

suscribir RSS

Hay 2 comentarios para este artículo

  1. MARIA SCORZO dice:

    OJALA SERGIO….FUESEMOS MUCHOS LOS QUE PENSAMOS ASI…Y REALMENTE QUISIERAMOS PARTICIPAR CONCRETAMENTE PARA PRODUCIR EL CAMBIO POLITICO Y MORAL QUE NECESITAMOS LOS ARGENTINOS….Y PUEDAS CONTRIBUIR A «PARIRLO»…YO TE ACOMPAÑO COMO SIEMPRE!!!GRACIAS POR ESTE TEXTO REVELADOR… LO VOY A COMPARTIR CON TU PERMISO..Y MIS DESEOS DE LUZ PARA NOSOTROS…CIUDADANOS, EN ESTOS TIEMPOS DE CAMBIO!!!!

  2. Sergio Pasqualini dice:

    Muchas gracias por tus palabras María! Saludos

Puedes dejar un comentario

* estos son campos requeridos

Dr. R. Sergio Pasqualini is powered by WordPress y Halitus Instituto Médico
Asista a nuestro programa de televisión semanal sentirypensar.com.ar