Tag Halitus

En Halitus certificamos nuestro Sistema de Gestión de Calidad 0

Jul18

En Halitus certificamos nuestro Sistema de Gestión de Calidad con el alcance de “Gestión del paciente que requiera atención médica de especialistas en fertilidad” bajo  la norma IRAM-ISO 9001:2008

Como Director Científico de la institución para mí fue un orgullo recibir de manos del director de Certificación de Calidad de IRAM, el correspondiente certificado de registro Nº 9000-5114.

Esta certificación, de validez nacional e internacional y con el respaldo de la red internacional de organismos de certificación IQ NET, es un gran logro que alcanzamos gracias al esfuerzo y compromiso de todos los que formamos parte de Halitus.

El principal objetivo de la ISO 9001 es aumentar la satisfacción de nuestros pacientes, garantizando un desarrollo constante mediante el uso de un proceso de mejora continua. Y siempre voy a agradecer a todo el personal por la colaboración para mejorar la calidad de la institución toda. Y a nuestros pacientes también quiero agradecer por contar con su apoyo. Hoy, en este camino que elegimos para mejorar en forma permanente, hemos dado un nuevo paso, lo que constituye un orgullo para todos nosotros.

Halitus ISO 9001

Convocatoria nacidos Halitus 5

Abr20

El 2012 corresponde a las Bodas de Plata de Halitus Instituto Médico.  Se trata de una fecha muy importante para mí porque resume muchos años de compromiso con la salud reproductiva redoblando la apuesta para los años que vienen.

Halitus abrió sus puertas en 1987. Vio nacer más de 16500 bebés, de los cuales casi 5000 fueron por técnicas de fertilización asistida. Más de 85 mil historias clínicas que dan cuenta de la dedicación de todo un equipo de personas al servicio de nuestros pacientes.

Muchos fueron los logros durante estos años. El primer embarazo con parto en el país utilizando la técnica de microaspiración del epidídimo y fertilización in Vitro, el primer tratamiento por inyección intracitoplasmática (ICSI), el primer embarazo con parto en el país utilizando embriones previamente criopreservados y hasta  un Martín Fierro para un programa de salud dedicado a la infertilidad.

Pero el logro más importante es ver crecer a aquellas familias que, de alguna manera, tuvimos la oportunidad de ayudar a forjar.  Es de nuestro interés saber cuál fue la evolución en el tiempo de los nacidos cuyos papás pasaron por Halitus. Queremos hacer nuestro aporte en el seguimiento en tantos años de evolución y contraponer resultados de embarazos naturales y por reproducción asistida.

Es por eso que estamos convocando a todos los nacidos Halitus, a que se sumen, que se registren y nos cuenten su historia.  Queremos saber en qué andan, qué hicieron todo este tiempo. Queremos saber de vos.

Registrate y contanos tu historia en: www.halitus.com/tuhistoria

Queremos saber de vos!

Queremos saber de vos!

IOMA ahora también en Halitus 0

Abr21

Para miles de parejas en la provincia de Buenos Aires la imposibilidad de poder tener hijos por vía natural y consolidar su familia es vivida como una tragedia personal, la negación de su salud plena y libertad reproductiva. La aprobación de la ley en el ámbito de la provincia de Buenos Aires fue uno de los hitos más esperados por estas miles de familias que verdaderamente luchan por tener un hijo y por la igualdad de derechos al acceso a la salud.

A partir del 20 de abril 2011 concretamos la implementación en Halitus Instituto Médico del acuerdo de cobertura de Fertilización Asistida para los afilidos a IOMA. Esto significa que las parejas afiliadas a la obra social con un diagnóstico de infertilidad podrán atenderse en Halitus para realizar su tratamiento tanto de baja como alta complejidad. Con orgullo puedo decir que Halitus, centro que dirijo con sede en Capital Federal, es líder en técnicas de fertilización asistida de alta complejidad para la Argentina y referente en Latinoamérica.

Los tratamientos de reproducción asistida implican profesionales altamente capacitados y tecnología de última generación. Este tipo de acuerdos pone a disposición medicina de vanguardia al alcance de una cada vez mayor porción de la población; hasta me atrevería a decir que su alcance es inédito en el mundo. Estoy feliz y orgulloso de poder ser parte de este momento tan importante para la medicina de nuestro país.

Según los datos extraídos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), una de cada seis parejas tiene dificultades para la lograr el embarazo naturalmente, y apenas un seis por ciento puede acceder a un tratamiento adecuado debido a su costo. A su vez, la Ley Nº 14208 de la Provincia de Buenos Aires y su Decreto Reglamentario Nº 2980 que reconoce a la Infertilidad Humana como una enfermedad y esto obliga a las obra sociales a incorporar dentro de sus prestaciones, la cobertura médico integral en Fertilización Asistida para sus afiliados.

La atención para afiliados a IOMA comprende los casos de Fertilización Asistida Homóloga, es decir, aquellas técnicas que emplee gametas provenientes de ambos miembros de la pareja. Asimismo, la edad de la mujer deberá estar comprendida entre los 30 y 40 años, entre otros requisitos. Para más detalles, alcances, criterios de inclusión y requisitos para los afiliados de IOMA aspirantes a la prestación consultar el sitiowww.halitus.com/ioma o al teléfono (011)5273-2000.

Todo intento por darle a la salud reproductiva un marco legal adecuado es siempre bienvenido y celebrado. La ley sancionada en la provincia fue muy clara en sus objetivos sobre la intención de acercar medicina asistencial de infertilidad a todo el que lo necesite. Cabe destacar, además de su aspecto asistencial, la promoción de información y prevención.

Conclusiones sobre el primer Sistema de Entrenamiento Especial (SEES) para la infertilidad 1

Jul14

Con la finalización del primer ciclo del Sistema de Entrenamiento Especial (SEES) para la infertilidad y a pocos días de comenzar con un segundo grupo me gustaría hacer un comentario sobre las preguntas más frecuentes sobre el entrenamiento.

¿Cuáles son las características principales del programa desarrollado por Halitus bajo el nombre de Sistema de Entrenamiento Especial (SEES)?

El Sistema de Entrenamiento Especial (SEES) es el resultado de aplicar un enfoque holístico y multidisciplinario que integra la medicina del comportamiento, o Medicina mente cuerpo, Medicina tradicional china y los últimos avances en psicología y “stress management” junto con la experiencia clínica de la medicina reproductiva. Está basado en el modelo psicoterapéutico de las investigaciones científicas sobre la conexión mente-cuerpo desarrollado por la Escuela Medicina de Harvard para la infertilidad. Integra también la experiencia de la Fundación Salud dirigida por Stella Maris Maruso en su Programa Avanzado de Recuperación y Apoyo (P.A.R.A) sumado a nuestra experiencia científica en salud reproductiva. El objetivo es complementar y asistir a los tratamientos de reproducción asistida mejorando sus resultados así como a aquellos pacientes que recién están pasando por búsquedas infructuosas del embarazo.
El entrenamiento tiene una duración de 3 meses y los participantes se ejercitan en la utilización de recursos propios, habilitándose para modificar su química interna generando las drogas endógenas necesarias para optimizar los tratamientos médicos. Así disminuyen los niveles de estrés utilizando técnicas de relajación, inteligencia emocional y espiritual que conecte a las personas con el verdadero propósito de sus vidas. Las técnicas son desarrolladas no sólo con la intención de aumentar las chances de la concepción pero la de incrementar las sensaciones de bienestar general.
Las herramientas o recursos que utiliza son: la Reestructuración Cognitiva, Técnicas Bioenergéticas y de regulación emocional, terapia de imágenes y métodos de relajación y meditación específicos. El objetivo del sistema es entrenar a los pacientes en la movilización de los propios recursos internos a través de la estimulación de sus drogas endógenas.

¿De qué modo interactúan las denominadas terapias complementarias con los sistemas tradicionales?

Los beneficios de la interacción de las terapias complementarias con la medicina clínica (o medicina convencional) surgen justamente a partir de complementar sus diferencias. La denominada medicina convencional está basada en el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad con la aplicación del conocimiento científico, la investigación biomédica y la tecnología. La curación está basada en la administración de medicación, cirugía u alguna forma de terapia clínica. Lo más importante es su especificidad. Por otro lado, las terapias complementarias enfocan a la enfermedad como un desequilibrio energético que va más allá de su manifestación clínica o que dicha manifestación es apenas un síntoma de ese desequilibrio. El desequilibrio puede no tener sólo un aspecto físico, sino también mental, emocional y espiritual. Por último, es la persona misma la que contribuye en buena parte al proceso de sanación.
Entonces, así como no podríamos esperar que las terapias complementarias resuelvan un síntoma que tenga origen genético o físico-funcional, tampoco podemos esperar que la medicina clínica lo haga con alteraciones originadas por el estrés o desequilibrios emocionales. Más aún, las mismas situaciones de enfermedad generan situaciones de estrés que en nada contribuye a su curación, agravando el problema y entrando en un círculo vicioso. Finalmente, que la misma persona sea parte de este proceso significará que en el futuro prestará mayor atención a su calidad de vida impactando positivamente en prevención y salud.

¿Hace cuánto se emplea el SEES?

Las investigaciones de medicina del comportamiento o también conocida como medicina mente-cuerpo sobre la infertilidad son tan tempranos como 1987. Centros de fertilidad de reconocido prestigio de Estados Unidos y Europa, como el Boston IVF y la Universidad de Harvard, utilizan programas de medicina mente-cuerpo como parte de la terapia desde hace más de 20 años. En Halitus entendimos la necesidad de integrar este enfoque y en el año 2000 pusimos en marcha un Proyecto que denominamos “Acompañándote”. Este proyecto integraba un grupo de psicólogas y psicopedagogas con el fin de asistir, contener e informar a los pacientes de infertilidad. Paralelamente, nació el Departamento de Psicología, grupos de Co-Ayuda y Yoga en la búsqueda del embarazo. Este año fue que finalmente integramos la Medicina mente-cuerpo, el Sistema de Entrenamiento y Acupuntura como parte de nuestro Departamento de Fertilidad.

¿Qué resultados se obtuvieron al momento?

Aún es muy temprano para arrojar resultados científicos de nuestra experiencia. Nos basamos en estudios de la Universidad de Harvard en los que casi un 25% de mujeres que entraron al programa mente-cuerpo sin signos de depresión (medido con la escala de diagnóstico clínico estándar) lograron el embarazo en los 6 meses siguientes al programa. A su vez, mujeres que entraron al programa con síntomas severos de depresión mostraron una tasa de embarazo del 60%. Por otro lado, sí podemos dar cuenta testimonial de la experiencia individual de las pacientes en dónde además de la contención sienten estar accionando sobre y no simplemente padeciendo la patología. Las herramientas que brinda el SEES para manejar el estrés y los estados de desesperación asociados a la infertilidad son fundamentales. Las participantes pueden dar cuenta de la evolución; pasan de un estado de desesperación y angustia a uno de armonía y control de su realidad. Una paciente comentó: “Del deseo pasamos a la obsesión y el deseo por un hijo pasa a ser el organizador de tu vida. Relegás tus pasiones, tu vínculo, tu familia, te encerrás. El SEES, fortalece tu autoestima, fortalece vínculos, redescubre pasiones, te vuelve a conectar con el sentido de la vida, lo que es volver a gozar, regocijarse y deleitarse”. (Se puede ver la nota completa aquí.)

¿Cómo es la predisposición de los pacientes?

La predisposición no podría ser mejor, ni más celebrada. Desde siempre, buena parte de nuestros pacientes han recurrido a la terapia psicológica o terapias alternativas como reiki, homeopatía, yoga, relajación, etc. como complemento a los tratamientos de fertilidad. Pocas veces el médico estaba en conocimiento de ello. En la mayoría de los casos, con la sensación de que fuese algo clandestino, dejándolo bien afuera de la consulta por temor a un reto por parte del médico. De ahí también nuestra inquietud por incorporar estas técnicas: para que realmente actúen de complemento al tratamiento de un modo ordenado, objetivo y en un ámbito donde sus resultados puedan ser medidos y evaluados.

5 de Mayo – Día Internacional del Celíaco - Celiaquía y fertilidad 3

May6

La enfermedad celíaca o intolerancia al gluten tiene causas indeterminadas- aunque se cree que tiene un origen hereditario o genético- y por provocar una alteración en la absorción de nutrientes, exige el seguimiento de una dieta adecuada. Su relación con la fertilidad y qué hay que saber para convivir con esta enfermedad sin perder calidad de vida.

La enfermedad celíaca o intolerancia al gluten tiene causas indeterminadas- aunque se cree que tiene un origen hereditario o genético- y por provocar una alteración en la absorción de nutrientes, exige el seguimiento de una dieta adecuada. Su relación con la fertilidad y qué hay que saber para convivir con esta enfermedad sin perder calidad de vida.

La enfermedad celíaca es una de las enfermedades crónicas más comunes y presenta un cuadro caracterizado por una intolerancia al gluten, provocando lesiones graves en la mucosa que reviste el intestino delgado. La intolerancia al gluten (harinas de trigo) que presentan estas personas es permanente y dura toda la vida. Se manifiesta por:

Se caracteriza por presentar los siguientes síntomas:

  • Diarrea o constipación
  • Pérdida de fuerzas y de peso
  • Anemias por deficiencia de hierro
  • Deficiencias nutricionales
  • Fatiga y falta de energía
  • Infertilidad
  • Osteopenia / Osteoporosis
  • Dolor en los huesos
  • Cambio de color en los dientes o pérdida del esmalte

Generalmente, el diagnóstico se realiza durante los primeros 6 a 12 meses de vida pero también puede manifestarse recién en la edad adulta, la mayor parte de los celíacos adultos son diagnosticados entre los 20 y los 50 años aproximadamente.

A partir de los síntomas el diagnóstico se lleva a cabo por medición de anticuerpos específicos en la sangre, y si el resultado es positivo, suele indicarse una biopsia de intestinos delgado.

Cuando el diagnóstico está firme, lo primero que debe hacerse es evitar la presencia de gluten en la dieta, así, la consulta con el nutricionista es fundamental.

¿Cuál es la relación entre celiaquía y fertilidad?

La celiaquía puede incidir en la fertilidad de una mujer porque la mala absorción de vitaminas y minerales que genera puede suprimir la acción de las hormonas que estimulan la ovulación. Pero fundamentalmente, una mujer celíaca deberá enfrentar el problema del bajo peso relacionado a esa mala absorción.

“Los trastornos alimentarios menores, es decir, sin llevar a los extremos de la anorexia o bulimia pueden llevar a una alteración de la fertilidad por afectar la armonía interna que es la que va a permitir la producción del óvulo, la ovulación y hasta la calidad del óvulo en la mujer y los espermatozoides en el hombre. El mecanismo por el cual se produce la ovulación es un mecanismo de relojería perfecto, por lo tanto, cualquier alteración de ese equilibrio puede verse reflejada en un cambio en la ovulación. Pero además, debe tenerse en cuenta que no sólo puede verse afectada la ovulación sino también la calidad de los óvulos y esto también puede ser un problema a la hora de buscar un embarazo. Como resultado de una menarca tardía y una menopausia precoz, las pacientes celíacas suelen presentar un período reproductivo más breve y demorar más en el logro de un embarazo. Incluso, los estudios muestran una mayor incidencia de abortos a repetición. En nuestra experiencia, no son pocas las mujeres que llegan a la consulta sin haber sido diagnosticadas como celíacas y al realizar los estudios para establecer las causas de infertilidad aparece el problema.

Es importante tomar todos los recaudos y realizar los estudios necesarios para establecer ese tipo de patologías. Por eso es tan importante llevar adelante una dieta balanceada, mantener un peso adecuado y la consulta médica periódica”, sostiene el Dr. Pasqualini, Director Médico de Halitus Instituto Médico.

Y agrega, “Siempre es importante trabajar en conjunto con el médico que las controla y el nutricionista, dado que lo principal es garantizar el seguimiento de una dieta acorde y balanceada, libre de gluten, teniendo en cuenta que esta afección puede, en algunas ocasiones, agravarse durante el embarazo o en el postparto. Incluso, a veces, la mujer embarazada puede no darse cuenta que es celíaca y es importante realizar el chequeo ante el mínimo síntoma porque el déficit alimentario que esta afección genera puede traer consecuencias en el desarrollo fetal”.

Dieta

Es importante a la hora de alimentarse evitar la presencia de gluten en la dieta ya que aumenta el riesgo de padecer efectos secundarios a largo plazo. Es por ello que las personas con esta enfermedad deben reducir el consumo de:

  • semillas de los cereales, salvo el arroz, la soja, la mandioca y el maíz
  • no deben incluirse en la dieta alimentos con trigo, avena, centeno y cebada (presentes en las pastas, el pan, la cerveza, fiambres, sopas crema, productos de repostería y pastelería, conservas, helados, caramelos e incluso el chocolate).

Oncología y fertilidad para una mejor calidad de vida 5

Abr13

Nadie puede negar que la lucha contra el cáncer es una lucha agresiva y constante. Sus resultados han dado lugar a tratamientos cada vez más efectivos pero que siguen asociados a complicaciones que se derivan de efectos secundarios y colaterales no deseados. Una de estas complicaciones, particularmente para niños y hombres y mujeres jóvenes, es su impacto en la fertilidad futura. La unión de la fertilidad con la oncología habilita al manejo de información precisa y a tiempo que puede traducirse en una posibilidad real de tener un hijo luego del cáncer.

Una de las preguntas que permanece aún sin respuesta es el cómo los pacientes de cáncer llegan a conocer acerca de la enfermedad y los tratamientos en relación a las consecuencias en su fertilidad, así como las opciones que tienen para su preservación. A su vez, tampoco contamos con datos precisos de cómo estas relaciones y flujo de información médico-paciente se plantean de acuerdo a factores específicos como por ejemplo, edad o el sexo del paciente. La gran mayoría de las consultas que recibimos en Halitus son espontáneas y no patrocinadas por los médicos que están llevando a cabo tratamientos. Más aún, más de la mitad de los pacientes no recuerdan haber mencionado o discutido con su médico oncólogo el tema del impacto de los tratamientos de cáncer sobre su fertilidad futura. En caso de haber sido tema de consulta, rara vez se mencionan técnicas específicas como la criopreservación de espermatozoides para los casos de hombres jóvenes en donde los tratamientos pudieran afectar su fertilidad. Pocas veces la información proporcionada es completa o suficiente.

Cuando el paciente con cáncer se enfrenta al oncólogo difícilmente surja como inquietud el tema de su fertilidad. Es tan poco probable que muchas veces el oncólogo tampoco está preparado para dar una respuesta concreta. Tanto paciente como profesional tienen la prioridad del aquí y ahora, la preocupación por resolver la patología, salvar la vida del paciente. El paciente no pregunta y el especialista no lo ofrece como parte de la rutina. En algunos casos, luego de superadas las etapas iniciales y con una cirugía exitosa (como una mastectomía, por ejemplo), el eje de preocupación evoluciona para ubicarse sobre la calidad de vida. Puede que en este punto, y antes de comenzar con un tratamiento de quimioterapia es que surja la inquietud por parte del paciente. En particular, las mujeres jóvenes sin hijos se preguntan cuál será la posibilidad de concebir luego de la terapia. Y no sólo es relevante manejar información acerca de las posibilidades objetivas de obtener un embarazo luego del cáncer y su terapia, sino conocer si puede significar un riesgo para la salud del paciente o para el hijo por nacer.

Aún hoy existe resistencia por parte de muchos médicos oncólogos pensar en embarazo a futuro y preservación de la fertilidad. Su actividad está centrada en el manejo de la enfermedad exclusivamente y la urgencia que implica para el paciente y los riesgos a su vida.

Acciones concretas

Planteada esta situación es que desde el 2005 comenzamos a plasmar esta preocupación en acciones concretas. En noviembre de ese año organizamos con la Asociación Civil Origen y Vida una Cena Show a beneficio con el propósito de generar conciencia y difundir la importancia de preservar la fertilidad antes de comenzar un tratamiento oncológico. “Un compromiso con la vida” fue un éxito y contó con la participación de personalidades del ámbito científico y famosos como Marcela Tinayre, Horacio Cabak, María Valenzuela y, una amiga de la casa, Silvina Chediek.

Hacia fines de noviembre 2009 Fundación Repro, institución que tengo el honor de presidir, lanzó una Campaña de preservación de fertilidad poniendo a disposición de pacientes oncológicas con dificultades económicas la posibilidad de acceder a la técnica de vitrificación y un banco de óvulos en forma gratuita ofrecido por Halitus Instituto Médico. Esta campaña es inédita y única en el país.

Cómo determinar el grado en que un tratamiento es una amenaza a la fertilidad

Todos hemos escuchado que de un modo u otro que el cáncer puede afectar la fertilidad futura. Mientras que es cierto en los tipo de cáncer que afectan directamente a los órganos reproductivos, como cáncer de útero o testicular, otras formas pueden no tener una incidencia directa. En la mayoría de los casos la infertilidad es resultado de un efecto secundario del tratamiento (de la quimioterapia o radiación) más que por la patología en sí misma. No debemos olvidar, que si bien los tratamientos de cáncer son cada vez más efectivos, tienen efectos secundarios que aún pueden alterar la capacidad reproductiva del paciente.

El impacto del tratamiento con quimioterapia o radiación deberá ser evaluado individualmente. Las terapias contra el cáncer son extremadamente personalizadas, y por lo tanto, lo será también la forma en que podría estar afectada la fertilidad. En todos los casos se tienen en cuenta, por lo menos, la combinación de tres factores fundamentales: edad del paciente, el tipo de tratamiento específico y su duración.

Para el caso de algunas mujeres en edad reproductiva el tratamiento de quimioterapia puede no impactar en forma definitiva sobre su fertilidad. Puede ocurrir que parte del tratamiento consista en detener sus ciclos menstruales. Una vez finalizado, el ciclo menstrual se normaliza. Sin embargo, aún habiendo recuperado y normalizado los ciclos menstruales, la capacidad reproductiva podría estar disminuida; podría padecer, por ejemplo, una menopausia temprana o precoz. Este grupo de mujeres deben conocer esta información para poder planificar embarazos antes de que su capacidad reproductiva decline definitivamente.

Para otros casos, la capacidad reproductiva del paciente puede verse afectada en forma terminante y definitiva. Algunos quimioterapéuticos no tendrán otra opción más que eliminar todos los folículos del ovario independientemente de la edad de la mujer, perdiendo toda capacidad de lograr el embarazo naturalmente. Es decir, que conocer esta información y las consecuencias al sistema reproductivo se vuelve crítico. Desde la Fundación Repro intentamos promover y concientizar lo importante que es estar al tanto y entender las consecuencias de comenzar un tratamiento contra el cáncer en relación a la fertilidad del paciente.

El embarazo luego del cáncer

Una de las preguntas recurrentes entre las mujeres jóvenes que han padecido cáncer y accedido a quimioterapia es: “¿Podré quedar embarazada luego de sobrevivir al cáncer?” La respuesta es que habiendo tomado los recaudos necesarios y dadas ciertas condiciones, es posible.

Cada historia clínica deberá ser valorada en forma individual. Supongamos que nos hemos anticipado y se ha preservado la fertilidad a través de la criopreservación de tejido ovárico, óvulos o embriones. Para el caso de mujeres jóvenes que hayan padecido cáncer de útero y este órgano haberse visto afectado directamente por la patología y los tratamientos, no estarán capacitadas para llevar el embarazo a término por sí mismas. Técnicamente se podría recurrir al “alquiler de vientre”, es decir, lograr un embrión en el laboratorio (si es que fueron congelados gametos en lugar de un embrión) e implantarlo en una madre sustituta para que lleve adelante la gestación. En la Argentina el concepto de “alquiler de vientre” no está amparado por la ley y cualquier situación contractual en este sentido es nula. En otros países, como Estados Unidos, además de ser una posibilidad técnica, está contemplado en la ley tanto en su forma intra familiar (es decir, otro miembro de la familia lleva adelante el embarazo, por ejemplo, una hermana) o fuera de él. Esta opción, entonces, es factible para mujeres que hayan sido sometidas a tratamientos con radiación pélvica que haya afectado la funcionalidad del útero.

Para otras casos, la función del útero no es afectada, pero sí su capacidad para generar óvulos viables. El sistema reproductivo puede contar con un útero funcionalmente en buen estado de salud que puede llevar adelante el embarazo, pero ovarios con deficiencias que no logran generar óvulos o no lo hacen en la calidad necesaria para concebir. Por lo tanto, para este grupo de mujeres la solución es la transferencia de embriones propios previamente congelados o los obtenidos por medio de una técnica de fertilización in vitro haciendo uso del material congelado antes de ser sometida a los tratamientos de quimioterapia. Con cuidados y seguimiento profesional se puede completar y llevar el embarazo a término sin mayores complicaciones. Una posibilidad real para mujeres jóvenes que tuvieron que someterse a un tratamiento contra el cáncer de tener un embarazo normal y concebir un niño en perfecto estado de salud.

Hasta no erradicar la enfermedad en forma definitiva, la mejor estrategia contra el cáncer seguirán siendo la información, previsión y prevención en dónde la calidad de vida del paciente debe ser el eje central. Dejar de lado estos conceptos en relación a la fertilidad parece ser una característica común en la mayoría de las experiencias de diagnóstico y tratamiento en pacientes jóvenes lo que determina un perjuicio en la calidad de vida a futuro.

La dinámica y la importancia de la medicina mente-cuerpo en la infertilidad 2

Ene28

“Relajate, que ya te vas a embarazar”. Por más bien intencionado que el consejo pueda ser, puede exasperar, y hasta enfurecer, a cualquier mujer luchando contra la infertilidad. Esta escena que puede parecer hasta tener rasgos de ficción, es una situación que se presenta a diario en el consultorio de un ginecólogo especializado en infertilidad. Desde hace ya más de tres décadas que los profesionales de la medicina reproductiva hemos reconocido el impacto del estrés sobre el paciente infértil: no necesariamente como causa de la infertilidad en sí misma, pero como una seria complicación de la patología y su tratamiento.
Esta noción nos ha llevado a ver la salud reproductiva desde otra perspectiva, una perspectiva más integral: la noción de que los aspectos mentales, emocionales y físicos de la infertilidad están entrelazados. Así concluimos que encarar el tratamiento de la infertilidad sólo en su aspecto clínico es, en el mejor de los casos, ineficiente, y en el peor ineficaz. Hace cincuenta años, los colegas podrían sostener que una mujer estaba histérica y por eso no conseguía embarazarse. Con la evolución de las técnicas diagnósticas las causas psicológicas de la infertilidad han tomado una nueva dimensión y protagonismo. Hoy no dudamos de la existencia de una variedad de matices que entrecruza factores psicológicos con los fisiológicos.

Estrés, ansiedad y depresión

Las investigaciones de medicina del comportamiento o también conocida como medicina mente-cuerpo sobre la infertilidad son tan tempranos como 1987. Estudios avalados por la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard de 1993 pusieron en evidencia que los niveles de depresión y ansiedad por los que atraviesa una mujer con diagnóstico de infertilidad son comparables a los que puede atravesar un paciente con enfermedades graves coronarias, VIH e incluso cáncer.

La definición técnica de estrés involucra una respuesta de nuestro cuerpo a cualquier demanda. Puede ser la consecuencia de una gran variedad de estímulos físicos y emocionales incluyendo conflictos internos e hitos significativos de nuestras vidas. El estrés es un estado en el que tienen lugar una cadena de reacciones glandulares y hormonales con el fin de ayudar a nuestro organismo a adaptarse y enfrentar las nuevas condiciones y circunstancias del entorno. Cuando esta exigencia se sostiene en el tiempo, la reacción de estrés se convierte en un factor que amenaza al organismo, lo quebranta, volviéndolo proclive a la aparición de disfunciones y enfermedades. La experiencia negativa del diagnóstico de infertilidad o los continuos fracasos en los intentos por lograr un embarazo elevan considerablemente los niveles de estrés. Estrés que, a su vez, disminuye las probabilidades de éxito de un tratamiento de fertilidad. Sentimientos de angustia y ansiedad pueden surgir caracterizando la vida emocional de quienes transitan esta experiencia, pudiendo llegar hasta estados depresivos severos. La calidad de vida se ve afectada, las relaciones consigo mismo y con los demás.

Los síntomas de la depresión pueden variar de persona a persona, pero existen signos inequívocos que delatan su presencia. Son signos de depresión son un estado de ánimo triste o deprimido persistente que puede ir acompañado de:

  • disminución o aumento de apetito;
  • aumento o disminución significativo de peso;
  • insomnio o hipersomnia;
  • fatiga;
  • sensación de intranquilidad;
  • culpa excesiva o inadecuada;
  • aislamiento social;
  • falta de interés por las actividades que le son agradables;
  • dificultad para pensar o concentrarse;
  • sentimientos de inutilidad;
  • pensamientos recurrentes sobre la muerte; y hasta,
  • pensamientos suicidas.

Los signos de ansiedad se manifiestan en:

  • preocupación o miedo de que algo malo va a ocurrir;
  • temblores o contracciones nerviosas;
  • fatiga;
  • inquietud;
  • tensión muscular;
  • nerviosismo;
  • mareos;
  • pulso o respiración acelerados, hiperventilación;
  • sudor frío y manos húmedas;
  • boca seca;
  • síntomas gastrointestinales como náuseas o diarrea;
  • irritabilidad o impaciencia; y,
  • atención dispersa.

Comparar los niveles de estrés a la que puede estar sujeta una persona con infertilidad con los de las llamadas enfermedades graves puede parecer exagerado. Sin embargo, deja de serlo cuando entran en consideración las derivaciones personales y sociales que le son propias a la experiencia de la infertilidad:

  • efectos en la relación de pareja;
  • influencia sobre la vida sexual;
  • repercusión en las relaciones familiares y en el círculo íntimo de amistades;
  • efectos sobre el desempeño laboral;
  • preocupación sobre la economía; y,
  • contradicciones religiosas.

La procreación es el instinto más básico y fuerte del reino animal y para aquellas personas con ese instinto bloqueado significa una tremenda carga psicológica. Sumadas las presiones y mandatos sociales y culturales, que llevan al individuo a vivir la infertilidad como un estigma, entenderemos entonces la acción del estrés sobre órganos, aparatos y sistemas alterando su funcionamiento y estado de salud.
Si bien el pico de estrés para las parejas que luchan contra la infertilidad se ubica entre el segundo y tercer año de intentos, los síntomas de angustia y ansiedad pueden observarse más temprano. En Halitus comprendimos esta relación y su importancia siendo pioneros en el intento por revertir esta situación e incorporar complementos a la terapéutica clínica. En el año 2000 pusimos en marcha el Proyecto que denominamos “Acompañándote” integrados por un grupo de psicólogas y psicopedagogas con el fin de asistir, contener e informar a los pacientes de infertilidad. Paralelamente, nació el Departamento de Psicología, grupos de Co-Ayuda y Yoga en la búsqueda del embarazo.

Sistema de Entrenamiento Especial para tratamientos de infertilidad

Años de investigación y experiencia nos llevan hoy a hacernos eco del denominado “Sistema de entrenamiento especial para tratamientos de infertilidad”. El sistema de entrenamiento en medicina mente-cuerpo que estamos implementando en Halitus se basa en los lineamientos del Programa Avanzado de Recuperación y Apoyo (P.A.R.A.) creado por la Fundación Salud y las pautas del Programa de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard para la infertilidad. El P.A.R.A tiene su base en la psiconeuroendocrinoinmunología (PNEI), que estudia la interacción entre la psiquis, el sistema nervioso, el sistema endócrino y el inmune.

En el entrenamiento, que tiene una duración de 3 meses, las participantes (mujeres pacientes con indicación de infertilidad) se ejercitan en la utilización de recursos propios, habilitándose para modificar su química interna generando las drogas endógenas necesarias para optimizar los tratamientos médicos. Así podrán disminuir los niveles de estrés utilizando técnicas de relajación, inteligencia emocional y espiritual que conecte a las personas con el verdadero propósito de sus vidas. Las técnicas son desarrolladas no sólo con la intención de aumentar las chances de la concepción pero la de incrementar las sensaciones de bienestar general y paz. Muchas mujeres llegan al consultorio convencidas de que “tocaron fondo”. Eso nada tiene que ver con calidad de vida. Al completar el Entrenamiento contarán con las herramientas necesarias para adquirir resiliencia y poder enfrentar todo lo que se relacione con la experiencia de infertilidad.

La evidencia demuestra que aliviando la angustia mental y emocional los tratamientos de fertilidad se vuelven más efectivos. En un estudio de 174 mujeres, el 24% de aquellas que entraron al programa mente-cuerpo sin signos de depresión (medido con la escala de diagnóstico clínico estándar) lograron el embarazo en los 6 meses siguientes al programa. A su vez, mujeres que entraron al programa con síntomas severos de depresión mostraron una tasa de embarazo del 60%. Claramente, para estas últimas, un estado de depresión ponía obstáculos a su fertilidad.

Un enfoque mente-cuerpo reconcilia la relación con el cuerpo: nutrición adecuada, ejercicio y técnicas de relajación como yoga, respiración profunda y masajes pueden ser adoptadas de manera muy sencilla con resultados casi inmediatos. Curar la mente es más difícil y complejo pero no por ello menos importante. La mujer llega al consultorio con una carga importante de pensamientos negativos; algunos le son obvios y otros están profundos en su inconsciente. Pensamientos como “Nunca voy a lograr embarazarme”, o peor aún, “Nunca seré feliz si no logro este embarazo” son comunes a todas estas pacientes. Entonces nos concentramos en la práctica por cambiarlos por otros que son más objetivos y sanos como “Estoy haciendo todo lo posible para embarazarme”. El Entrenamiento contempla la utilización de restructuración cognitiva, una herramienta eficaz para el abordaje de sistemas de creencias que generan estos pensamientos negativos.

Este Sistema de Entrenamiento Especial consiste en una experiencia individual y personal en el marco de un encuentro grupal. Ese encuentro permite la percepción de la experiencia de infertilidad como parte de una experiencia humana más amplia y no como un castigo separado y aislado sin solución; y también tomar conciencia de los propios pensamientos y sentimientos dolorosos sin identificarse con ellos.

Lo fundamental es saber que un Sistema de Entrenamiento en Medicina mente-cuerpo persigue el objetivo de que las mujeres con patología de infertilidad, aprendan cómo influir sabiamente sobre sus sistemas de regulación cuerpo – mente para encarar un tratamiento de infertilidad, tomar decisiones correctas y optimizar los resultados. Convertir una situación conflictiva en una experiencia llena de significado que es esencial para encarar cualquier tratamiento de fertilidad, tomar decisiones correctas y aumentar sus chances de éxito.

3 de diciembre: Día del Médico 1

Dic3

Hoy celebramos el Día del Médico en la Argentina. Este día conmemora el nacimiento del doctor Carlos Juan Finlay, médico y científico latinoamericano, nacido en Cuba en 1833. Entre los muchos méritos del doctor Finlay podemos mencionar su lucha incansable contra la fiebre amarilla.

A más de un siglo del nacimiento del prestigioso profesional, renovamos nuestro compromiso con la medicina centrado en el bienestar de nuestros pacientes y una dedicación incondicional a la salud. Nuestra lucha es la de la conservación de la salud, su promoción e investigación. Desde Halitus Instituto Médico y la Fundación Repro perseguimos incansablemente esos objetivos con el mejor equipo de profesionales posible.

Quiero aprovechar esta oportunidad para rendir homenaje a mi padre, el doctor Rodolfo Pasqualini, médico de profesión y de corazón y profesor emérito de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires. Papá fue un investigador de gran vocación y dedicación por su trabajo que hizo valiosísimos aportes a la medicina argentina. Un hombre de afectos y conductas intachables: mi mentor y ejemplo a seguir.

En nombre de Halitus y Fundación Repro, dos instituciones que tengo el honor de presidir, quiero felicitar a cada uno de mis colegas y colaboradores con motivo de este día. Al mismo tiempo los invito a que nuestro ejercicio profesional lo continuemos practicando tratando de imitar a aquellos maestros que nos precedieron pero que siempre estarán presentes como rigurosos vigilantes de nuestra conducta.

¡Feliz Día del Médico!

III Simposio sobre la Inmunología de la Reproducción 2

Oct15

El 80% de las pérdidas fetales están asociadas a un desbalance del sistema inmune

Buenos Aires, 25 de septiembre de 2009.- Halitus Instituto Médico junto a Fundación REPRO invitan a participar del III Simposio sobre la Inmunología de la Reproducción a realizarse el próximo 26 de octubre en el Hotel Meliá (Reconquista 945, salón Alejandro Casona). El encuentro que contará con la presencia de médicos destacados a nivel internacional, constará de una primera parte, orientada a los profesionales especialistas en el tema, y una segunda parte donde se ofrecerá una charla gratuita y abierta a la comunidad.

La Dra. Gabriela Gutiérrez, responsable del Laboratorio de Investigación y Desarrollo del instituto, junto al Dr. Sergio Pasqualini, director de Halitus Instituto Médico, brindarán al público no especializado una charla relacionada con las causas que pueden derivar en las “Fallas de implantación del embrión en el desarrollo de las técnicas de fertilización asistida” y las técnicas inmunológicas que hoy día se utilizan para la detección temprana de las mismas.

“Cuando todas las principales causas conocidas que pueden influir en la reproducción ya han sido descartadas el 80% de las pérdidas fetales están asociadas a un desbalance del sistema inmune. Lamentablemente, existe una gran cantidad de factores externos e internos que pueden provocar un desequilibrio inmunológico y llevar a la infertilidad o el aborto recurrente”, comenta la Dra. Gutiérrez. Y continúa: “En este contexto es que desde Halitus comenzamos a investigar la aplicación de nuevas alternativas diagnósticas que permitan detectar la predisposición de algunas mujeres a desarrollar estos problemas y encontrar así una nueva alternativa terapéutica más exacta”.

Recientemente la especialista presentó los resultados preliminares de la investigación en el 7mo. Congreso de la Sociedad Europea de Inmunología de la Reproducción que se llevó a cabo en Grecia del 17 al 20 de septiembre. Además, el trabajo fue publicado como resumen en el número de septiembre del Journal of Reproductive Immunology.

“Desde sus inicios nuestra filosofía de trabajo apunta a impulsar el compromiso con la ciencia a través la investigación en medicina reproductiva  Como resultado de estas actividades y en la constante búsqueda por brindar más posibilidades a nuestros pacientes, creemos que es importante no solo la generación de conocimiento sino la divulgación del mismo. Es por ello que, junto con Fundación REPRO, organizamos este simposio dedicado al encuentro y el intercambio de nuevos descubrimientos”, concluyó el Dr. Sergio Pasqualini, director de Halitus Instituto Médico.

La primera parte del encuentro ofrecerá a los médicos participantes la posibilidad de escuchar a varios de los más destacados especialistas en el tema del mundo. Así a lo largo de la charla se podrá disfrutar de la presencia del Dr. Udo Market (Alemania), la Dra. Natalie Ledee (Francia), el Dr. Gérard Chaouat (Francia), la Dra. Marta Cortelezzi (Argentina) y la Dra. Adriana Sarto (Argentina).

INFORMES E INSCRIPCIÓN

Preferentemente inscripción previa por cupos limitados.

Actividad no arancelada.

Informes e inscripción: (54 11) 5273-2080 - inscripciones@fundacionrepro.org

www.fundacionrepro.org

Porqué un blog sobre fertilidad y reproducción asistida 18

Jun19

Hace ya varios meses estaba con el más joven de mis hijos frente  a la computadora mostrándole con orgullo el sitio del instituto del cual soy director, halitus.com.  Como todo adolescente del siglo XXI está perfectamente al tanto de todas y cada una de las últimas tendencias del universo online y fue mi intención sorprenderlo.   En mi entusiasmo, exponía cual cátedra de universidad: “…y acá podés completar tu historia clínica online con antecedentes de infertilidad, y si tocás este botón participás de la comunidad enviando fotos o preguntas al foro y con este otro guardás las noticias que te interesan y blá blá blá. ¿No está re-bueno?”, rematé. Sin sacar los ojos de la pantalla o la mano del mouse y haciendo de una breve pausa de análisis fue taxativo: “Sí, pero si no tenés un blog, no existís”. “¿Un qué?”,  pensé.  No es que no tenía la menor idea de qué se trataba, pero tampoco estaba 100%  seguro de para qué un médico especialista en fertilidad podría querer uno. De todos modos, para no parecer  demasiado sorprendido por su respuesta, di por finalizada la ponencia con un “estoy trabajando en eso”- o algo así- y salí corriendo de su cuarto con la excusa de que me iría a hacer un sándwich: “¿Vos querés?”.  “No gracias”, respondió.  Al día siguiente, investigué un poco, me reuní con el equipo de comunicación de Halitus y nos pusimos a trabajar.

Muchas veces hay tanta información para compartir que se hace difícil hacerlo en forma directa y efectiva por medios tradicionales que creo que esta va a ser una excelente alternativa.  Es una forma bien rápida de entrar en contacto con aquellos que se interesan por los temas que trato a diario en el consultorio, de los que me informo y capacito: ginecología, obstetricia y, por supuesto, fertilidad y reproducción asistida.

Es mi deseo anticiparme semana a semana a los tópicos más importantes y novedades en el ámbito de la medicina reproductiva.  También abordar los temas que más preocupan a mis pacientes. En Halitus Instituto Médico, ya fuimos pioneros en la técnica ICSI de fertilización invitro en la Argentina y de muchos logros en medicina reproductiva a lo largo de más de 20 años;  quiero que también que seamos pioneros en su comunicación y llegar a la comunidad con un lenguaje simple y claro, haciendo un aporte significativo.

Me gustaría también ver sus comentarios: qué tipo de cosas encuentran de valor, o les preocupan. O ideas o temas de los cuáles les gustaría que  aborde o comente.  Tal como otros sitios en los que participo (halitus.com o sentirypensar.com.ar) esta  nueva comunidad online es un trabajo en progreso que desarrollará nuevas herramientas y contenidos y se va a enriquecer con el aporte de todos.  Así que agradezco anticipadamente su paciencia y feedback. Comencemos.

Dr. R. Sergio Pasqualini is powered by WordPress y Halitus Instituto Médico
Asista a nuestro programa de televisión semanal sentirypensar.com.ar